Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oubi Bucharaya Bachir Representante del Frente Polisario para Europa y la Unión Europea

«La guerra con Marruecos tiene que preocupar porque hay mucha tensión»

Oubi Bucharaya Bachir, durante la entrevista, | | ANDRÉS CRUZ

El delegado del Frente Polisario para Europa y la Unión Europea, Oubi Bucharaya, visitó Canarias en la conmemoración del aniversario de la fundación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Mañana se cumplen 46 años. Pese a ser un diplomático defiende fervientemente sus convicciones, y afirma que el pueblo saharaui no va a ceder a la ocupación de Marruecos. «La guerra es real y es triste», recalca. 

El 27 de febrero de 1976 se proclamaba la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Mañana se celebra el 46 aniversario y el conflicto en el Sáhara Occidental sigue estancado. ¿Cómo está el ánimo para continuar con sus demandas?

El número de años es lo de menos. Por la experiencia que tenemos con otras historias de liberación hay gente que ha estado cientos y cientos de años luchando y acabó conquistando sus derechos. A finales del 75 y principios del 76 España no cumplió con sus obligaciones prometiendo la organización del referéndum de autodeterminación, cosa que no se ha llegado a cumplir por las circunstancias que todos sabemos, y proclamamos la República Árabe Saharaui Democrática. Era demostrar al mundo cuál es la aspiración del pueblo saharaui, que no es otra que la independencia total del Sahara Occidental. Gracias a la proclamación de la RASD hemos obtenido logros importantes en términos de servicios, educación, salud pública e, incluso, sentar la base de una sociedad democrática. Es una experiencia única dentro de la historia que un movimiento de liberación, aún estando en plena lucha, pueda poner en marcha un proyecto de Estado parcialmente en el exilio, porque la mayor parte de las estructuras existen en los campos de refugiados pero también están en las zonas liberadas. Para nosotros este aniversario, después de muchos años y después del paso de generaciones, es una muestra de la resistencia de nuestro pueblo. Desde el 76 hasta ahora muchos acontecimientos han pasado tanto a nivel regional como a nivel internacional, pero nosotros hemos sobrevivido. El pueblo saharaui sigue de pie, sigue resistiendo, y lo más importante, sigue unido detrás del Frente Polisario como su representante legítimo.

«La guerra con Marruecos tiene que preocupar porque hay mucha tensión» Flora Marimón

Al Frente Polisario se le ha identificado con el terrorismo. ¿Qué dice al respecto?

El legado del Polisario está ahí. Cuando incluso el terrorismo era moda para los movimientos de liberación nacional en los años 70 y los años 80, el Polisario nunca recurrió al terrorismo. Nosotros lo tenemos claro. El Frente Polisario nunca ha cometido un acto de terrorismo en acción militar en contra de civiles marroquíes y nunca lo vamos a hacer, porque tiene que ver con la percepción del concepto que tenemos de nuestra lucha. No queremos insultar al futuro en nuestra relación con Marruecos, porque sabemos que tanto los saharauis como el pueblo marroquí fuimos, y seguimos siendo, víctimas de esa política expansionista del régimen marroquí. El Polisario sigue siendo un movimiento de liberación nacional sin ninguna orientación ideológica y abarca todo tipo de corrientes, de izquierda a derecha, y lo que compartimos entre nosotros es la liberación de nuestra tierra.

«La preferencia de la Unión Europea por Marruecos empieza a molestar a los pueblos de la región»

decoration

La UE recurrió el fallo del Tribunal europeo que anuló los acuerdos comercial y pesquero entre Europa y Marruecos porque incluyen al Sáhara Occidental pese a no haber obtenido el consentimiento del Frente Polisario. ¿En qué punto se encuentran?

Existe un acuerdo económico firmado entre la Unión Europea y Marruecos desde 2012 que, de facto, incluía el territorio del Sáhara. Nosotros lo hemos denunciado delante del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 2016 y en diciembre de 2016 la Corte de Justicia de la Unión Europea ha sentado las bases jurídicas como que el Sáhara Occidental y Marruecos son dos territorios distintos y que el pueblo del Sáhara Occidental tiene el derecho a la autodeterminación, que el Frente Polisario es el representante legítimo de este pueblo y que ninguna actividad económica se puede llevar a cabo entre la Unión Europea y Marruecos incluyendo el Sáhara Occidental sin contar con el consentimiento del pueblo del Sáhara Occidental. Estos son los cuatro elementos que se han fijado por la sentencia de 2016, y entonces creíamos que ya todo estaba claro pero desafortunadamente la Unión Europea, involucrada siempre con esta preferencia a Marruecos que, desde luego, comienza a molestar no solamente a los saharauis sino a todos los pueblos de la región, como el pueblo argelino, Mauritania o Libia, ha seguido con sus intereses a costa de los intereses del Sáhara.

¿Es una cuestión económica?

Yo no diría que es cuestión de dinero, porque dinero lo tienen los otros países, pero están las consideraciones de orden geopolítico, hasta poscolonial. Ganamos el 29 de septiembre de 2021 en el Tribunal de Justicia de la UE y se reconocieron los cuatro elementos, pero se ha ido incluso más lejos en relación con el Frente Polisario, insistiendo en que es el movimiento de liberación nacional saharaui y es el representante legítimo del pueblo Sáhara Occidental, y el otro elemento es en relación con el consentimiento del pueblo saharaui. En su decisión del 29 de septiembre, para la Justicia europea lo que cuenta es el consentimiento del pueblo saharaui occidental y este consentimiento sobre su territorio solo lo puede dar el Frente Polisario. Pero en vez de aplicar lo que ha dicho la Justicia, la Unión Europea desafortunadamente y, algunos países, como España y Francia han decidido recurrir la sentencia.

«España no puede ceder siempre; esperamos que en la nueva relación bilateral nos defienda»

decoration

¿Se sienten traicionados por España?

Es la Justicia europea la que se tiene que sentir traicionada por sus propios gobiernos. En vez de respetar a la Justicia europea han recurrido. De todos modos, nosotros estamos trabajando nuestros escritos para responder a los recursos muy confiados, muy optimistas y seguros de que la Justicia nos dará la razón de nuevo, porque no puede entrar en contradicción con lo que han decidido antes.

«La guerra con Marruecos tiene que preocupar porque hay mucha tensión» Flora Marimón

El hecho de que les dé la razón la Justicia implica que se va a dar un paso para el referéndum de autodeterminación, porque la Unión Europea, como usted mismo dice, los tiene como abandonados.

Estamos esperando el impacto político de la sentencia, porque consolida el estado del territorio, el Frente Polisario y su representatividad del pueblo saharaui, y el impacto mediático seguramente está asegurado porque dará que hablar en términos de relaciones bilaterales entre Marruecos y la Unión Europea, que es un tema muy conflictivo siempre. Pero lo más importante, desde el punto de vista político, es que una potencia colonizadora sobrevive gracias a lo que es la economía de la ocupación. Marruecos sobrevive en el Sáhara Occidental gracias a lo que saca de este territorio en términos de intercambio, pesca, fosfatos, minerales e, incluso, productos de agricultura, donde desafortunadamente los productos entran en el mercado de la Unión Europea con unas preferencias de tarifas y perjudica a los productores españoles de los mismos productos. Una vez que se dé esa sentencia, la economía de ocupación pierde y, más importante aún, el proyecto de colonización del Sáhara Occidental, que es un eje principal de la ocupación, desde los años 70 hasta ahora. Es decir, se vería seguramente afectado porque la colonización democrática se alimenta por las inversiones económicas en el territorio, porque esto supone un incentivo a los colonos marroquíes para venir del Norte e instalarse en el Sáhara Occidental, pero si ya no hay más inversiones, pues seguramente incluso el proyecto de colonización democrática se vendría abajo. ¿Sabe por qué hemos llegado a la ruptura del alto el fuego? Marruecos tiene una gran parte de responsabilidad por falta de voluntad política, pero no es solamente Marruecos, sino el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, por su falta de compromiso pero también por optar por el status quo de querer gestionar el conflicto del Sáhara Occidental a la larga en vez de resolverlo.

«El Frente Polisario nunca ha cometido un acto terrorista en acción militar contra civiles marroquíes»

decoration

Ponerse de acuerdo en el censo para el referéndum es como algo ya irresoluble después de tantos años.

Puede haber modalidades alrededor del tema de la identificación de los votantes pero Marruecos cambia radicalmente su postura de contestar a las modalidades y los procedimientos de identificar a los votantes. Yo tengo claro que el problema de Marruecos no es con la lista de votantes, el problema de Marruecos es con el principio de votar la autodeterminación.

Rompen el alto el fuego después de 30 años. ¿Qué pasó para esta decisión?

Para nosotros, 30 años del alto el fuego en vez de servir para crear las condiciones para la descolonización del territorio ha servido a Marruecos para consolidar su ocupación y asentar su colonialismo en nuestro territorio. Nosotros tenemos la lección muy bien aprendida de 30 años de alto el fuego que no ha servido para nada. Al contrario, fue utilizado por Marruecos como un instrumento para asentar su colonización del territorio. Para nosotros el alto el fuego debe de ser el resultado, la culminación final del proceso de negociaciones y no una precondición, no se tienen que hacer las cosas al revés. Vamos a negociar en el nuevo contexto. Hay una guerra y hay una tensión en la región, entre Argelia, Marruecos y todo lo que se vive en el Sahel: es una situación que debe de preocupar.

Es una guerra muy silenciosa, en comparación con lo que está ocurriendo en Ucrania.

Desde el 75 hasta ahora el conflicto del Sáhara Occidental se conoce por tener un perfil muy bajo desde siempre. Ucrania es el punto de choque entre la OTAN y Rusia, y Palestina, por ejemplo, es el epicentro de toda la geopolítica mundial en el Oriente Medio. En cuanto a la guerra actual, a Marruecos le interesa silenciar la guerra que ocurre diariamente. La guerra es una realidad, y es algo realmente muy triste, porque para nosotros nunca fue una opción. Ha sido impuesta en el 75 y otra vez en el 2020. Y la vamos a librar con toda la determinación que tenemos porque no tenemos otra opción más que resistir.

«La guerra con Marruecos tiene que preocupar porque hay mucha tensión» Flora Marimón

¿Pero ustedes tienen fuerza?

La historia nos ha enseñado que cuantificar la fuerza de un movimiento de liberación y ponerlo en comparación con la fuerza del agresor es erróneo. Nosotros tenemos una fuerza que nos guía, que nos motiva, que no se puede cuantificar y está en el corazón y creencias.

«Nuestra lucha siempre ha tenido un perfil bajo; Ucrania está en el centro de la OTAN»

decoration

Los jóvenes que han crecido los campamentos de Tinduf, por ejemplo, que viven en un mundo tecnológico, globalizado, ¿siguen tan motivados?

Como dirección del Polisario tuvimos desde hace años muchos problemas para seguir convenciendo a los jóvenes de que esto puede llegar a buen puerto, y la verdad es que la presión venía de los jóvenes. En el último congreso del Frente Polisario de 2019, que es el que expresa este malestar con Naciones Unidas por el paso del tiempo y de que esto no puede seguir así, fue la voz de los jóvenes. Llegaron incluso a decirnos que basta ya, que esto no avanza. Son los jóvenes los que realmente empujan. Nuestros jóvenes no están solo en el frente militar sino también tenemos una juventud formada, que ha estudiado en muchas partes del mundo y que está, en paralelo con la guerra, contribuyendo a la consolidación de las instituciones que tenemos y libran también una guerra mediática en contra de un agresor.

¿Qué esperan de la visita que ha hecho el nuevo enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, a su zona?

Bueno, ha estado en la zona y era más bien una visita para tomar contacto con las partes. Para nosotros, y lo hemos dicho, el problema nunca fue con el enviado especial de la ONU. Tuvimos uno de un calibre y perfil extraordinario, como James Baker, entre otros. Pero realmente hacer avanzar las cosas no reside en los enviados especiales sino dentro del Consejo de Seguridad de la ONU. Ya toca que el Consejo de Seguridad abandone este deporte de querer esconderse siempre detrás de la figura del enviado especial sin acompañar realmente a las partes y sin poner en marcha la visión de querer resolver el conflicto de una vez para siempre. Él vino y dice que está escuchando, y es una primera toma de contacto con las partes. Nosotros le hemos explicado nuestra posición y estamos a la espera del próximo paso en abril cuando se reúna el Consejo de Seguridad de la ONU.

Marruecos ha dicho que muchos saharauis quieren el plan de autonomía de Marruecos y que viven muy bien.

El plan de autonomía de Marruecos lo decide unilateralmente Marruecos sin contar con la opinión del pueblo del Sáhara Occidental. No es una solución porque es una fórmula de uno gana todo y el otro lo pierde todo, y entonces no puede ser una solución. Nosotros hemos dicho que no tenemos problema a que la autonomía sea una tercera opción en el referéndum: independencia, integración y autonomía, y que voten lo que quieran, pero Marruecos no quiere. El problema de Marruecos es con el principio de votar.

«30 años de alto el fuego no han servido para nada; Marruecos ha asentado su ocupación»

decoration

¿Qué le parece la actitud de Joe Biden con respecto al apoyo que dio Trump a Marruecos en el conflicto? Parece que va muy lento.

Nosotros todavía estamos a la espera de que la administración actual revoque formalmente está proclamación de Trump, pero mientras hemos observado con mucho interés signos positivos por parte de la actual administración de tomar una gran distancia con la decisión de Trump y volver a recuperar su papel dentro de Naciones Unidas sobre la naturaleza legal del conflicto del Sáhara Occidental

Si tuviéramos que poner un plazo para una solución, ¿qué plazo pondría?

Nosotros seguiremos resistiendo hasta que haga falta y en esa dinámica no hay ningún plazo.

«Nos sentimos entendidos por Canarias y también está pagando el chantaje marroquí»

decoration

¿Qué papel está jugando Canarias en este conflicto?

Canarias es una región importante para nosotros desde el punto de vista oficial, y nos sentimos más entendidos cuando estamos en Canarias por las relaciones históricas que tenemos, la cercanía sentimental y geográfica. Creo que Canarias también está pagando una parte del precio que estamos pagando nosotros desde 1975 con los problemas bilaterales que existen con Marruecos, en términos de delimitación de aguas o el problema del chantaje con la inmigración como moneda de presión.

¿Usted cree que el conflicto del Sáhara está relacionado con que lleguen más pateras o la delimitación de las aguas territoriales?

Sí, por supuesto. En Marruecos el hilo que conduce la política exterior es el tema de la ocupación del Sáhara Occidental y ahí y recurre a todo tipo de chantaje para lograrlo. Creo que desafortunadamente, con el paso del tiempo, Madrid está cediendo al chantaje marroquí. Es una forma de hacer política respecto a su relación con Rabat, porque a la larga lo que hace es alimentar el apetito de Marruecos a chantajear más. Y vemos lo de Ceuta del verano pasado y lo de las pateras en Canarias y es la ilustración de ese chantaje. Pero en algún momento se llega a donde ya no se puede aceptar, y eso pasó con lo de Ceuta. En cualquier caso, creemos que recuperar la normalidad entre España y Marruecos no tiene por qué necesariamente ser en contra de los intereses del pueblo del Sáhara Occidental. Puede haber buena relación entre España y Marruecos y esta buena relación puede servir para arreglar el conflicto del Sáhara Occidental, pero siempre si el Gobierno Madrid asume su responsabilidad y no utiliza su buena relación con Marruecos para perjudicar a los derechos del Sáhara, que realmente ha sido el caso hasta ahora.

«Nuestros jóvenes no solo están en el frente, están muy formados y libran una guerra mediática»

decoration

Ahora hay un gobierno progresista del PSOE y Podemos. ¿Esperan cambios?

Desafortunadamente hasta ahora los gobiernos sucesivos se han servido de su relación buena con Marruecos para alargar el sufrimiento del pueblo saharaui y contribuir a lo que sucedió en noviembre 2020, que fue la puerta la guerra. Nosotros aspiramos a que España asuma su responsabilidad y aproveche una eventual recuperación de la relación bilateral con Marruecos para avanzar en la solución al conflicto del pueblo saharaui.

Compartir el artículo

stats