Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parlamento de Canarias demanda que un robot baje al pesquero 'Pitanxo' para tomar imágenes

Vidina Espino lleva a la Cámara canaria la petición de las familias de las víctimas, entre las que se encuentra la de Manuel Navarro, biólogo grancanario desaparecido en el hundimiento del pesquero

La diputada Vidina Espino, autora de la PNL, en el Parlamento de Canarias. Andrés Gutiérrez Taberne

Con la foto de Manuel Navarro, el biólogo grancanario desaparecido en el hundimiento el pasado 15 de febrero del pesquero gallego Villa de Pitanxo cerca de Terranova, en Canadá, en las pantallas del salón del pleno del Parlamento de Canarias, y ante la mirada emocionada de su padre José y su hermana Mónica, la Cámara regional aprobó hoy miércoles por unanimidad una Proposición No de Ley (PNL) en la que pide al Gobierno de España que envíe un robot submarino para que baje al barco. El Parlamento quiere que se tomen imágenes y vídeos de la situación del pesquero y que los informes técnicos de esa valoración sean facilitados a las familias de los fallecidos.

El grancanario Manuel Navarro, de 33 años, era uno de los 12 tripulantes que siguen desaparecidos tras el hundimiento del pesquero gallego en Canadá, cobrándose la vida de 21 tripulantes, la peor tragedia para un pesquero español en casi medio siglo.

La diputada del grupo Mixto Vidina Espino, responsable de la presentación de la PNL, insistió en que las familias de los muertos y desaparecidos merecen justicia y conocer la verdad, para lo que es necesario volver a bajar al buque y tomar imágenes. Recalcó la importancia de que se recojan pruebas en los restos del pecio, porque hasta ahora "no se ha aportado ningún informe a las familias ni se les ha explicado el porqué de esa negativa". La familia de Manuel Navarro viajó desde Gran Canaria para asistir al debate de esta iniciativa.

A partir de la declaración de uno de los tres supervivientes, que ha rebatido las explicaciones ofrecidas por el patrón del buque, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha considerado que hay indicios para investigar el accidente por lo que las pruebas que se pueden obtener son cruciales, expresó la diputada. A pesar de las reticencias mostradas hasta ahora por el Gobierno de España para enviar una misión para bajar al pecio, las familias, que han consultado con expertos, insisten en que sí es posible bajar a esa profundidad con la tecnología actual para tomar fotografías e imágenes del estado del buque.

Durante su intervención, la portavoz recordó que Manuel Navarro buscaba la excelencia en todo lo que hacía y que su pasión era el mar. Su primer trabajo fue estudiar las tortugas boba en Cabo Verde, de donde regresó entusiasmado.

“Sus compañeros dicen de él que era noble, sencillo, humilde y con un gran corazón”, destacó la diputada que también indicó que fue su generosidad la que llevó a Manuel a aceptar la petición de una compañera que le pidió que lo sustituyera en el viaje a Terranova. Desde el buque, relató a su familia las malas condiciones de la travesía y de “una tripulación exhausta, en algunos casos enferma y no bien tratada”.

Los familiares están realizando una serie de contactos con instituciones, como el Defensor del Pueblo y también se han reunido con la embajadora de Canadá en España, Wendy Drukier, que les confirmó que no hay ningún impedimento legal por parte de las autoridades de su país para que un robot pueda bajar hasta el barco.

Se calcula que el pecio puede estar a una profundidad de entre 550 y 750 metros, y actualmente existen robots submarinos capaces de alcanzar los diez mil metros de profundidad, agregó Espino.

Las familias solicitan que se facilite un mapa batimétrico de la situación actual del buque, en base a las últimas posiciones conocidas, y que se realicen los estudios necesarios sobre las corrientes para valorar lugares a los que podrían haber sido arrastrados los cuerpos, así como un estudio meteorológico para concretar el momento óptimo para llevar a cabo la localización y bajada al pecio.

Todos los grupos del Parlamento canario respaldaron esta propuesta. Francisco Déniz, del Grupo Sí Podemos Canarias, también apoyó la PNL y espera que el Gobierno español, junto con el gobierno de Canadá, hagan lo posible para intentar esclarecer qué ocurrió y dar una "paz reconfortante" a todos los familiares de los desaparecidos.

Por parte de Nueva Canarias (NC), Carmen Hernández destacó que se trata de una iniciativa "justa y oportuna" para conocer las causas de este naufragio y para que no vuelva a ocurrir; una posición compartida por el diputado del PP Juan Manuel García, quien añadió que hay que agotar las vías para localizar los restos de los desaparecidos y determinar las causas de este hundimiento.

Jesús Machín, del Grupo Nacionalista Canario, consideró que es una causa "justa" que los grupos parlamentarios deben defender, pues entiende que este suceso necesita un juicio "imparcial, objetivo y real" para recabar más información sobre lo ocurrido. Al mismo tiempo, pidió hacer presión en el Congreso y en el Senado para que también se promuevan iniciativas como ésta.

El diputado socialista David Godoy puso en valor la PNL porque considera que hay que implementar todos los medios necesarios para encontrar los restos de los desaparecidos en este hundimiento, de manera que sus familiares puedan continuar sus vidas con normalidad.

Compartir el artículo

stats