Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleo público

La mitad de los funcionarios en Canarias se acoge al concurso para cambiar de puesto

El concurso de traslados finaliza con 1.638 adjudicatarios de plazas de los 3.000 empleados que tenían derecho. El 40% de las vacantes seguirá sin cubrir

Funcionarios en dependencias del Gobierno de Canarias. LP/DLP

Las expectativas que se habían generado con el concurso de traslados para los funcionarios de carrera de la Comunidad Autónoma se han quedado a medias. Alrededor de la mitad de los empleados públicos con derecho a solicitar cambiar de puesto no lo han ejercido a tenor de las cifras que dio a conocer este miércoles la Consejería de Administraciones Públicas, que publicó en el BOC la resolución de la Dirección General de Función Pública por la que se aprueba la lista provisional de los adjudicatarios del concurso de méritos. Según el Ejecutivo, son 1.638 los funcionarios que se moverán de su puesto actual a otro que hayan solicitado de las 1.711 solicitudes que se han presentado al concurso. Este proceso afectaba a unos 3.000 empleados potenciales.

La Administración ofertó 4.723 puestos de trabajo en los distintos cuerpos y escalas. Hace hoy justo un año el BOC publicó la convocatoria del concurso y la aprobación de las bases específicas del mismo. Del total de plazas ofertadas 2.894 correspondían a vacantes que están sin cubrir y cuyos puestos están ocupados habitualmente por personal interino y temporal, mientras que 1.801 plazas son puestos que sí cuentan como fijos, pero a los que también pueden concurrir los funcionarios si los empleados que las ocupan quieren promocionar hacia otras plazas. Con los resultados del concurso al menos el 40% de los puestos seguirá vacante.

En el caso de los puestos cubiertos de forma definitiva solo serán adjudicados si la persona titular obtiene otro puesto de trabajo a través del concurso, o por cualquier otra circunstancia que dé lugar a la vacante o la pérdida de la reserva legal del puesto de trabajo, siempre que ésta tenga lugar con anterioridad a la adjudicación provisional de puestos de trabajo del concurso.

El concurso de méritos es un derecho que tienen los funcionarios para la promoción interna y la mejora de la carrera profesional. En algunos cuerpos y escalas hacía más de 10 años que no se convocaba este tipo de proceso, lo que había provocado varias demandas de los sindicatos y pronunciamientos judiciales en favor de la celebración de los concursos.

Fecha tope

En uno de los primeros decretos leyes aprobados por el pacto de las flores, el 6/2019 de 10 de octubre, se fijó junio de 2021 como fecha tope para la convocatoria del concurso tras el compromiso adquirido por el Ejecutivo para la mejora del empleo público autonómico. Un año después se publica el listado provisional de plazas adjudicadas, de tal forma que el listado definitivo estará entre agosto y septiembre ya que ahora hay un periodo de reclamaciones y correcciones.

El concurso de traslados ha estado sujeto en este periodo a diversos vaivenes motivados por los retrasos que se han acumulado por parte de Función Pública y las protestas de algunas centrales sindicales, que habían expresado su temor a que el proceso se alargara más allá del verano, entorpeciendo otros procesos paralelos como la estabilización de los interinos o las oposiciones que se encuentran en desarrollo.

Según las bases específicas publicadas en 2021, hay casos en que el concurso es obligatorio para aquellos funcionarios de carrera que estén adscritos en régimen de adscripción provisional a un puesto de trabajo o que se encuentren en situación administrativa de expectativa de destino y excedencia forzosa. Para el resto de empleados públicos el concurso es voluntario, incluido el personal transferido por la Comunidad Autónoma a los cabildos. Incluso podía participar el personal funcionario de carrera perteneciente a otras administraciones públicas, según las bases publicadas en el BOC.

Compartir el artículo

stats