Crisis migratoria

Escrivá responde a las protestas por el reparto de migrantes

El ministro de Migraciones organiza un encuentro con municipios y autonomías para resolver las dudas sobre el dispositivo de atención

Una embarcación con 43 migrantes llega al puerto de Los Cristianos (Tenerife), ayer.

Una embarcación con 43 migrantes llega al puerto de Los Cristianos (Tenerife), ayer. / Efe

Atajar la polémica sobre los traslados de migrantes a la Península con información. Es la fórmula que ha decidido activar el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien ha organizado mañana una videoconferencia informativa con los alcaldes de los principales municipios del país, la presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), María José Pelayo, y los consejeros de las comunidades autónomas para informarles del dispositivo para atender la crisis migratoria que afecta a las Islas.

Precisamente información es lo que llevan reclamando toda la semana varios líderes autonómicos y locales del Partido Popular que se han quejado de la «descoordinación» del Gobierno central tras recibir grupos de migrantes en sus municipios. El ministro aseguró la semana pasada que han sido entre 5.000 y 6.000 los migrantes derivados en las últimas semanas a la Península con el objetivo de descongestionar los centros de primera acogida en el Archipiélago.

Gran parte de las quejas giraron la semana pasada alrededor de la idea de que hasta ahora el Ejecutivo central no había informado de las derivaciones a los responsables políticos de las regiones a las que llegaban los migrantes. Algo que Escrivá ha negado en varias ocasiones.

Tras las quejas, el ministro ha decidido organizar un encuentro por videoconferencia que tendrá lugar a las 17.00 horas y en el que el ministro planea resolver todas las dudas que se planteen sobre los dispositivos de atención que el Gobierno ha puesto en marcha para atender a las miles de personas que han llegado a Canarias en los últimos días.

En lo que va de año han llegado a las Islas 29.661 personas a bordo de 439 barcas. Una cifra histórica que por el momento solo se superó en 2006, año en el que se produjo la denominada crisis de los cayucos por la llegada de 31.678 personas.

El repunte se ha dado más intensamente en este mes de octubre, en los últimos 29 días se han producido el 50% de los rescates del año. En octubre han llegado 14.685 migrantes. En este último fin de semana el flujo de pateras se ha reducido, pero no ha cesado. Ayer solo llegó una embarcación a Los Cristianos (Tenerife) con 43 personas a bordo, dos tuvieron que ser trasladadas al hospital al presentar quemaduras «de carácter moderado». El sábado también fue solo una barca la que llegó a las costas canarias y también fue a la isla del Teide, pero en este caso portaba a 220 personas y un fallecido. Además, se produjeron 23 traslados a centros hospitalarios del Archipiélago.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también comienza la semana inmerso en la gestión de la crisis migratoria. Se traslada hoy a Senegal para analizar con las autoridades de Dakar el control de las rutas migratorias y reactivar las devoluciones periódicas de sus migrantes. El ministro ya intentó realizar este viaje a mitad de octubre, tras su visita a Canarias, pero finalmente tuvo que retrasarlo. Según sus palabras, la cooperación con Senegal y Mauritania ha impedido este año la salida de 12.500 personas rumbo a Canarias. Precisamente ayer una patrulla de los guardacostas de Mauritania interceptó a unas 170 personas que navegaban en dos barcas de pesca artesanal hacia el Archipiélago.