María Méndez solo logra el apoyo del 'cuatripartito' para ser la primera mujer al frente de RTVC

El Parlamento la nombrará el 13 de diciembre administradora general del ente con la abstención de la oposición

María Méndez, candidta a ser la administradora general de RTVC, en el Parlamento.

María Méndez, candidta a ser la administradora general de RTVC, en el Parlamento. / Ramón de la Rocha /EFE

Salvador Lachica

María Méndez, actual directora general de Relaciones Exteriores y exgerente de la empresa pública Promotur, ha dado un nuevo paso para ser la primera mujer al frente de Radiotelevisión Canaria (RTVC) al pasar en el Parlamento el examen de idoneidad para el cargo de administradora general gracias al apoyo de los cuatro grupos que apoyan al Gobierno que preside Fernando Clavijo (CC, PP, ASG y AHI) y la abstención de la oposición (PSOE, NC-Bc y Vox).

Si se mantiene el guion que existió en el seno de la Comisión de Control de RTVC, el pleno ratificará el miércoles, 13 de diciembre, su nombramiento para un cargo que ha sido propuesto directamente por el Ejecutivo y no por los distintos grupos parlamentarios, como sucedió con su antecesor en el cargo, Francisco Moreno. Un cambio de modelo que fue la principal crítica esgrimida por la oposición para no avalar la idoneidad de Méndez.

La candidata insistió durante su intervención en que no estará en el cargo «para hacer política sino para gestionar los recursos humanos y técnicos que componen el complejo engranaje» que supone el ente público y conseguir la «excelencia» del producto final.

«No vengo a hacer política, vengo a gestionar», subraya la economista en el Parlamento

«No se necesita experiencia televisiva sino generar las condiciones para dirigir los grupos humanos que constituyen los distintos sectores profesionales de la RTVC», insistió la administradora general in pectore.

Por lo tanto, la propia Méndez tiene claro que su cometido será de contenido meramente administrativo y de gestión de la pluralidad, la objetividad y la veracidad de unos contenidos informativos que dejará en manos de los profesionales del ente que en breve se designen para estar al frente de las jefaturas de la radio y la televisión.

Cinco años ‘transitorios’

Méndez también reconoció que «soy sumamente consciente de la transitoriedad del cargo» que asumirá de facto cuando el pleno parlamentario la refrende el 13 de diciembre. No en vano, RTVC está sin presidente o director general desde que en mayo de 2018 dimitiera Santiago Negrín en pleno proceso de renovación del entonces concurso de los servicios informativos de la cadena pública y con el peligro de que la televisión se fuera a negro, como en el argot se conoce a la posibilidad de dejar de emitir.

Un mes después de esa dimisión, el Gobierno nombró, con el beneplácito de la Comisión de Control del Parlamento, a José Carlos Naranjo como administrador único del ente público de RTVC, así como de sus sociedades mercantiles, tal y como recogía la Ley de Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias de 2018 que modificaba la del año 2014.

Ese texto legislativo creaba la figura de director general de RTVC, cargo que nunca fue cubierto porque el sustituto de Naranjo, esta vez a propuesta casi unánime del Parlamento, fue Francisco Moreno, también bajo la figura de administrador único.

La Cámara no ha nombrado ni la Junta de Control ni el Consejo Asesor de la Ley del año 2018

Solo Ciudadanos votó en 2019 en contra, pero no por la cualificación profesional del entonces elegido, sino por entender, precisamente, que «mantener la figura del administrador único supone continuar en situación de excepcionalidad».

El acuerdo entre los grupos del pacto de las flores con CC y el PP para que estas formaciones apoyaran a Moreno llegó de la mano de la diputada conservadora Luz Reverón a través de una oferta in extremis que incluía la firma inmediata de un compromiso de todos los grupos para iniciar de forma urgente el nombramiento de un director general de la RTVC y de una Junta de Control y un modelo marco de funcionamiento del ente público.

Si bien en enero de 2019 los grupos parlamentarios entendieron que no era momento, con elecciones en mayo (que posibilitaron el pacto de las flores), de nombrar a Naranjo como director general y una Junta de Control, durante el proceso para negociar el nombramiento de Moreno se llegó al compromiso de que el nuevo director general se nombrara antes de finales de ese año.

Ese compromiso sigue sin cumplirse cuatro años después, ya que tampoco fueron nombrados los miembros de la Junta de Control (órgano de administración y representación de la institución) ni del Consejo Asesor (órgano de participación de la sociedad civil en la RTVC).

Precisamente el conservador Carlos Ester hizo ayer mención durante el debate sobre la idoneidad de Méndez a «las disputas internas entre los miembros del pacto de las flores» como la causa que bloqueó en 2021 la elección de la Junta de Control, que hasta en cuatro ocasiones no consiguió el respaldo de las tres quintas partes (42 diputados) del Parlamento (pese a que con anterioridad todos sus candidatos habían pasado favorablemente el examen de idoneidad) y, por tanto, tampoco fue posible la elección de Moreno como director general.

Por lo que se refiere al mandato marco, estancado durante toda la pasada legislatura, es el documento que pretende «reforzar la independencia jerárquica y funcional del ente público RTVC y sus sociedades con respecto del Gobierno de Canarias y de cualquier otra Administración Pública o entidad privada, favoreciendo así el pluralismo» del ente público.

Lucha contra el cibervirus

Sin haber tomado aún mando en plaza, María Méndez agradeció en sede parlamentaria la «profesionalidad» esgrimida por los trabajadores de RTVC para hacer frente al ciberataque que el ente sufrió el pasado jueves y lograr mantener las emisiones «casi con toda normalidad». De hecho, fuentes de RTVC han confirmado que se han recuperado casi todos los servicios y únicamente falta poder acceder al archivo de documentación. La empresa que chequea el virus está a punto de concluir su análisis | S.L.