Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

Santi Aldama se incorpora a la pretemporada del Granca

El grancanario de Loyola-Maryland completa los entrenamientos con los amarillos ante el cierre de la liga universitaria hasta 2021

Santi Aldama se incorpora a la pretemporada del Granca

Durante muchos años el Herbalife Gran Canaria peleó por reclutar a uno de los mayores talentos de la Isla para su causa. Lo intentó varias veces, en distintas ocasiones y etapas, pero nunca hubo manera de sacar a Santi Aldama de su hábitat: el Colegio Canterbury y sus Lions. Ver a Aldama con la camiseta del Granca era un anhelo del club que se cumplió ayer, al menos, de manera temporal.

Y es que Santi Aldama, hijo del exinternacional español Santiago Aldama Aleson, se puso a las órdenes del técnico Porfirio Fisac para completar la pretemporada con el equipo claretiano. Aldama, de la cosecha de 2001 -tiene ahora 19 años-, emprendió el pasado verano su aventura en Estados Unidos después de un periodo estival mágico. Hace un año, el jugador formado en el Canterbury guió a España al oro en el Campeonato de Europa sub 18. En la final firmó 23 puntos ante Turquía (57-53).

Sus números durante el torneo le valieron para ser el MVP de la competición (18 puntos, 7.6 rebotes y 2.6 asistencias). Un reconocimiento que en otras ediciones de la competición recayó sobre nombres como los de Nicolas Batum (Charlotte Hornets), Dario Saric (Phoenix Suns), Tony Parker (cuatro veces campeón de la NBA con San Antonio Spurs) o el tinerfeño Sergio Rodríguez (dos veces campeón de la Euroliga con el Real Madrid y actual base del Olimpia Milano).

Esta actuación volvió a poner a Santi Aldama en el disparadero. Sin embargo, como durante el resto de su carrera, tanto él como su familia lo tuvieron claro: primero, los estudios. A partir de ahí, todo se podía combinar. Por ello, Aldama partió hacia Estados Unidos para vestir la camiseta de Loyola Maryland. Un salto que se atragantó por culpa de una lesión en la rodilla y otra en un dedo. No obstante, en su primera experiencia en la NCAA dejó una grata impresión en los diez partidos que disputó: 15.2 puntos, 7.6 rebotes, 1,4 tapones y 2.1 asistencias en 30 minutos por duelo.

Otro contratiempo

Ahora la pandemia del coronavirus es quien ha retrasado su regreso a Estados Unidos. La división Patriot, donde juega Loyola-Maryland en la NCAA, está paralizada como mínimo hasta 2021. Demasiados meses vacíos para un jugador de su talento. Las clases seguirán de manera virtual, pero el baloncesto está parado. Algo que ha llevado a Santi Aldama a buscar una alternativa en casa. Y ahí, el Granca de Porfi Fisac se abre en su camino.

Aunque el Herbalife, desde que Aldama era un crío, quiso incorporar al jugador, este extremo nunca se concretó. La prioridad de su familia con él eran los estudios y que el baloncesto fuera un complemento en su vida, con dos caminos que se unían en una vía. Y ahí el Canterbury era el sitio. Con los Lions alcanzó cotas imposibles para el programa de baloncesto del colegio dentro de los Campeonatos de España. En 2015, Santi Aldama jugó la Minicopa con el equipo grancanario como invitado en su plantilla.

Ahora Aldama, tras ejercitarse durante el verano con el técnico croata Davor Matkovic en la Isla, se pone el escudo del Granca. Junto a él, un jugador con algo más de experiencia: el exbase amarillo Albert Oliver, que se entrena con el club mientras espera ofertas.

Compartir el artículo

stats