Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin ‘póker’ desde Luis Casimiro

El Granca, que viene de ganar al Fuenlabrada, al Gipuzkoa, al Betis y al Manresa, no cosechaba cuatro victorias seguidas desde principios de 2018, cuando sumó cinco

Porfi Fisac, técnico del Granca, ayer en el VIII Clinic de entrenadores de la Isla.

Cuando el Herbalife Gran Canaria venía de perder frente al Barça en el Palau el pasado 6 de diciembre, Día de la Constitución, el club isleño se encontraba en su peor situación en la máxima categoría del baloncesto nacional sin contar con el año de su debut. Dicho de otra manera, el Granca de Porfirio Fisac en el banquillo y de Willy Villar en la dirección deportiva registraba sus peores números en 29 años, con sólo dos victorias en 12 partidos. Menos de un mes después, en concreto 21 días, la tendencia, por fin, ha cambiado.

Hasta tal punto que en apenas tres semanas el conjunto isleño ha conseguido algo que no hacía desde hace casi tres años: una racha de cuatro victorias consecutivas. Ha llovido desde entonces. En el transcurso de ese tiempo han pasado por el club hasta cinco entrenadores, una infinidad de jugadores e incluso el premio de una temporada en la Euroliga, pero no había vuelto a sumar un póker de triunfos como el que obtuvo bajo las órdenes de Luis Casimiro.

Y lo ha logrado en el momento más crítico, con el equipo en descenso, con el técnico cuestionado por la opinión pública –no por los dirigentes– debido a los malos resultados y con un ambiente general podrido, entre otras cosas por la decisión de Fisac de apartar a Javier Beirán del grupo porque a su juicio el madrileño no entendía la capitanía como él pretendía.

Entre el 13 y el 27 de diciembre, es decir, en catorce días, el Herbalife cosechó cuatro victorias consecutivas, dos en casa y dos fuera, ya con Beirán de vuelta, que le han dado un respiro. La senda comenzó en el Gran Canaria Arena ante el Fuenlabrada (87-71), siguió en Illumbe frente al colista, el Gipuzkoa (65-79), continuó en Siete Palmas contra el Betis (78-54) y finalizó el domingo pasado en el Nou Congost de Manresa (64-71).

De carrerilla, suena fácil, pero lo que refleja el mérito del Granca en esta buena racha no sólo es su capacidad de reacción mientras el equipo está sumido en un polvorín, sino también el hecho de que no obtenía ese registro desde la temporada 2017-18.

Entonces, con Casimiro al mando de la nave amarilla, los claretianos se impusieron, entre el 28 de enero y el 11 de marzo de 2018, al Zaragoza (90-70), al Gipuzkoa (80-87), al Fuenlabrada (66-86), al Valencia (87-78) y al Obradoiro (82-64), o sea, que mantuvo la gran dinámica de resultados durante cinco jornadas. La oportunidad del Granca de Fisac de igualar al de Casimiro en este aspecto la tiene el próximo sábado 2 de enero en La Fonteta (19.45 horas).

En los dos cursos siguientes, el Herbalife únicamente pudo cosechar una serie de tres victorias seguidas como máximo. En el 2018-19, con Pedro Martínez en el banquillo –ya habían pasado Salva Maldonado y Víctor García–, ganó en el tramo final al Obradoiro, al Breogán y al Zaragoza –este último, en casa–, antes de caer en la última jornada en Murcia.

En el 2019-20, con Fotis Katsikaris al mando, el triplete de triunfos fue ante el Valencia, el Bilbao y el UCAM –este, en casa–. Y ahora el equipo de Fisac suma cuatro y busca el repóker para mirar todavía más hacia arriba.

Compartir el artículo

stats