Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pustovyi, pivot ucraniano del Granca: "Putin tiene que dejar de hacer esta mierda en nuestro país"

El jugador lució el lema ‘No a la Guerra’ en su rostro ante España

El himno de Ucrania suena en Córdoba con el público en pie

El himno de Ucrania suena en Córdoba con el público en pie Manuel Murillo

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El himno de Ucrania suena en Córdoba con el público en pie Eduardo López

Dentro de los 218 centímetros de altura que guarda la silueta de Artem Pustovyi se esconde un tipo simpático y guasón. Lejos de ese molde de pívot gigante, duro y rabioso, peleón y de malas pulgas, su personalidad no es acorde a las apariencias que muestra. Tampoco por ese tatuaje que le ocupa el pecho de lado a lado, al estilo Prison Break. Es el gigante noble.

Ayer Artem Pustovyi saltó como el resto de sus compañeros de selección a la pista del Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre de Córdoba entre aplausos. Ucrania se enfrentaba a España en un duelo de clasificación para el Mundial de 2023 (88-74). Entre todos los rostros uno, no solo por altura, destacaba por encima del resto. Era el de Pustovyi. Lejos de exaltaciones patrias, el pívot del CB Gran Canaria solo exhibía un mensaje en su mejilla escrito en color negro, en mayúsculas y en inglés: ‘No war’ o lo que es lo mismo ‘No a la Guerra’. El público ovacionó la entrada de los jugadores ucranianos, les aplaudió en su salida del hotel y a su llegada el recinto deportivo de un partido donde la invasión de Rusia a Ucrania estaba en todo su ser.

Pustovyi se mostró este jueves triste, no sólo tras perder ante España en Córdoba en la fase de clasificación para el Mundial de 2023, sino, sobre todo, por la situación que vive su país, y exigió al presidente de Rusia, Vladímir Putin, que deje "de hacer esta mierda" en su país.

"Ha sido partido muy difícil para nosotros y para toda Ucrania. Es muy difícil jugar en esta situación por lo que está pasando en nuestra casa. Hemos intentado hacerlo lo mejor posible, pero todos estábamos pensando en nuestras familias. Son días locos para nosotros", dijo Pustovyi, que durante el partido lució la inscripción 'No war' (no a la guerra) en la mejilla derecha.

"Tengo que decir que Putin tiene que dejar de hacer esta mierda en nuestro país. No tiene que venir a nuestro país. Puede ir a otros países, así que tenemos que estar unidos. Nunca parará. Es una locura. No puedo creer que esto esté sucediendo en 2022", señaló con rostro compungido.

El seleccionador ucraniano, el letón Ainars Bagatskis, dijo: "No es fácil hablar de baloncesto en estos momentos por esta situación loca, pero lo intentaré. Es una situación normal podríamos haber jugado mejor, como lo hicimos en los últimos 11 minutos". 

Pacifismo

No es la primera vez que Pustovyi hace gala de su pacifismo. La temporada pasada Pustovyi ya eligió el ‘No war’ cuando la Euroliga, en defensa de los valores, permitió que los jugadores cambiaran el nombre de su camiseta por algún lema. Ahí, el pívot amarillo ya eligió el camino de repudiar las armas.

Desde el principio de la temporada sus compañeros en el Granca palparon rápido el talante de Artem Pustovyi y su familia.Un tipo risueño, extrovertido y de buen talante. Y aunque otros son los reyes de las redes sociales, el gigante de Sofiivka, una localidad de la provincia de Odesa –uno de los puntos claves del conflicto–, él es uno de los más queridos del vestuario.

Compartir el artículo

stats