Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ante el Breogán, al Granca la moneda le sale Cruz (84-86)

Los claretianos caen frente al conjunto lucense y se meten en problemas de cara al Playoff a falta de tres jornadas para la conclusión de la liga regular

42

Liga Endesa: CB Gran Canaria - Breogán

Vuelve a consumarse una nueva decepción del Granca delante de su público, que ya tomó partido en el juicio sobre quién tiene la culpa de los horrores claretianos. Tras caer ante el Río Breogán por 84-86, el respetable de Siete Palmas se dividió entre la indiferencia y los pitos hacia la figura del entrenador Porfirio Fisac. Mientras, por mucho que le pesara, aplaudió a los jugadores amarillos mientras pedían perdón desde el círculo central de la pista.

Pagó el pato el conjunto insular ante un Breogán que aterrizó sin los 33 puntos de media de Dzanan Musa y Trae Bell-Haynes y encontró en Iván Cruz con sus 24 puntos a su máximo anotador y en Tyler Kalinoski, con 19 puntos y 7 asistencias, a los suplentes de lujo del dúo lucense. Todo apuntaba a una mañana plácida para el Gran Canaria sin los dos referentes de Mrsic sobre el parqué y no pasó otra cosa que la debacle deportiva.

Porque por mucho que se empeñe Fisac en decir que tiene las ideas necesarias para que sus jugadores olviden los lamentos de la semana pasada, este equipo solo se sostiene por las individualidades en el plano ofensivo. Los 19 de AJ, los 16 de Chery y los 14 de Ennis están muy bien de cara a la galería, a la hora de vender que son jugadores con puntos, pero en el aspecto colectivo, sino se consigue conjugar la armonía del talento que tiene esta plantilla llega un equipo como el actual Breogán y es capaz de vencer a pesar de las adversidades.

El naufragio continental, un ancla

Todavía con cierto recuerdo por la eliminación europea salió a la pista de juego el Granca con sensaciones contrariadas. Agarrotado, con miedo al error y sin las ideas claras sobre a lo que atenerse contra un rival que no tiene los roles claros sin la aportación de sus dos estrellas. Les pilló con el pie cambiado en el primer cuarto a los insulares y acumularon seis pérdidas sin saber cómo moverse sobre el parqué en cuanto a la transición ofensiva y defensiva.

El único que no estaba contagiado por el mazazo europeo era Kenny Chery, quizás po su imposibilidad de participar en la competición continental, casualidades o no, el norteamericano destapó el tarro de las esencias en la primera parte en los 11 minutos que le dio Porfirio Fisac para liderar los arreones en el tanteador que materializaban los amarillos para intentar despegarse de los gallegos. Con sus 10 puntos en la primera parte y con canastas dignas de jugón, incluidos dos triples en sus dos intentos, se quitaba el adormilamiento inicial el Granca.

Sin embargo no era el ritmo de Chery el que se imponía sobre la pista, sino más bien el devenir de la primera parte se desarrolló por los versos de la espesura. Las pérdidas no cesaban por parte de los dos conjuntos y eso no hacía otra cosa que confirmar el intercambio de golpes en el luminoso sin que los locales consiguieran coger una renta cómoda en su haber.

Casi como ocurriese en el partido continental frente al Andorra, cada vez que el Granca alcanzaba la decena (41-31), su rival conseguía responder de forma inmediata. De esta forma, si a falta de dos minutos se llegó a esa renta de los dos dígitos, el Breogán reaccionó para irse al descanso con tan solo cuatro puntos de diferencia en lo alto del Arena (44-40) tras nueve puntos consecutivos por parte de Mahalbasic (seis) y Lukovic (tres) haciendo daño a los interiores de Fisac.

Aumentó el ritmo en el tercer cuarto, al menos en cuanto a sensaciones individuales, pues en lo colectivo los dos contendientes seguían acumulando pérdidas en su haber. 15 de los locales por 12 de los lucenses tras 30 minutos disputados en los que la calidad del partido no acompañaba para que la mañana del domingo se convirtiese en una fiesta en Siete Palmas.

Kalinoski, ‘on fire’

Si los guarismos en puntuación se mantuvieron en la proyección superior a los veinte po cada cuarto fue gracias a la aportación de Tyler Kalinoski, que alcanzaba ya los 19 en el tercer periodo gracias a una reacción fulgurante tras la vuelta de vestuarios con 10 en su tarjeta; además de los 7 de AJ Slaughter y los 8 de John Shurna, recuperado para la causa tras sus molestias en el gemelo derecho.

Aun así echaba en falta un poco de criterio el Granca en su juego. La figura del base estaba desierta por completo hasta entonces, con el partido de Andrew Albicy muy distante de lo que suele ofrecer cada noche. Sin sus pases, los amarillos solo sumaban 10 asistencias para afrontar el último cuarto, mientras el Breogán le doblaba, con un Kalinoski que también firmaba siete en su haber. Ante la ausencia de Musa y Bell-Haynes ya se encargó el de Ohio de aglutinar ese rendimiento en sus manos.

Se llegó al último cuarto con una renta de seis puntos de ventaja (68-62) que se encargó Iván Cruz de anular en menos de cuatros minutos con sus canastas. Comenzó a comandar el tanteador el conjunto visitante con el 70-72 y solo tuvo que responder a los arreones finales de AJ Slaughter, el único capaz de agitar la chistera y sumar puntos a la buchaca claretiana.

Transformó ocho puntos en los últimos cuatro minutos Slaughter, además de anotar un triple para llevar el 84-84 al marcador a falta de 16 segundos. En ese instante Mrsic pidió turno en su pizarra y a diferencia de lo que ocurrió el martes pasado con el último tiro que dispuso el propio AJ para ganarle la eliminatoria europea al Andorra, esta vez se dibujó una jugada para que Erik Quintela pusiera la puntilla a los claretianos y les deje con el agua al cuello de cara a la última alegría que puede dar Fisac antes de que abandone el club con la posibilidad de clasificarse para el Playoff.

Compartir el artículo

stats