Entrevista | Willy Villar Director deportivo del CB Gran Canaria

Willy Villar: «Este año todo el club sí remó en una misma dirección»

Willy Villar se siente en casa, donde quiere seguir más allá de 2025, pelear por intentar jugar la Euroliga y seguir creciendo en un club que ahora es más tranquilo.

Willy Villar, sentado sobre un balón en el centro de la pista de juego del Gran Canaria Arena. | | JUAN CASTRO

Willy Villar, sentado sobre un balón en el centro de la pista de juego del Gran Canaria Arena. | | JUAN CASTRO / David Rodríguez

David Rodríguez

David Rodríguez

Hace dos temporadas atrás, cuando consiguió meter al equipo en el Playoff, indicó en una entrevista a este medio ‘Me siento un padre al llevar a cabo esta reconstrucción’. Ahora, ¿cómo se siente Willy Villar después de haber ganado la Eurocup, volver a la Copa y competir por tercera vez en el Playoff de la Liga Endesa?

Más que tener un sentimiento individual estoy contento por la gente de la Isla, por la ilusión que se ha generado. No puedo olvidar la imagen del Arena lleno y con el equipo alzando el título. Eso es un sentimiento especial que llevo por dentro. Sentir que se ha podido hacer feliz a mucha gente.

En cuanto a confección de plantilla. ¿Es la de esta temporada la mejor que ha conseguido formar en los tres años que lleva en el club? No solo a nivel competitivo, dado que se ganó un título, sino también en el plano personal de los jugadores

[Hace una pausa] Es difícil responder a esa pregunta. A la hora de evaluar una plantilla lo normal es decir que la mejor es la que tenga éxito y esta lo ha tenido. Seguramente como equipo y cuerpo técnico de ir todos a una es la que ha estado más unida y la que ha ido sin dudar a por los objetivos. El vestuario ha sido una gozada en cuanto a comportamiento. Ahí sí puedo decir que es la mejor. El éxito deportivo le avala y la puesta en escena y lo que transmitía en cuanto a imagen de equipo peleón es algo indudable. Es más, no podría solo decir que es la mejor de mi etapa aquí, sino de las mejores que me he encontrado en mi etapa como profesional.

¿Si pudiera destacar un momento o un logro en especial de esta temporada que se haya logrado gracias a usted, qué elegiría? Fichar y renovar a Lakovic o retener a Khalifa Diop, por poner ejemplos

No podría ponerle un sentimiento individual a nada. El éxito es un tema multifactorial. Cuando las cosas salen bien es porque todas las personas del club, desde las oficinas hasta el cuerpo técnico o el directivo, tienen responsabilidad en esta temporada. Aunque parezca que el éxito depende de meter un triple o no, para que llegue esa situación deportiva hay un montón de trabajo detrás. No es solo cuestión del entrenador que dirige o el jugador que mete canastas. ¿De tener que elegir algo? Que todo el club haya remado en una misma dirección.

Con Savané en la presidencia vamos a un modelo de club privado; el ambiente se ha cambiado, es obvio

¿Podría decir entonces que hay dos etapas desde que llegó al club? ¿La primera en la que el club estaba en el foco mediático por sus guerras internas y otra en la que el ambiente es más apacible y eso ha facilitado el éxito deportivo?

Está claro que lo que pasa a tu alrededor no lo puedes controlar. Haya tormenta o calma solo puedes gestionar lo que tienes en tu mano. El exterior era algo incontrolable, eso está claro. ¿Diferencias entre etapas? Por supuesto, pero marcada por el entorno, no por mi trabajo. Yo sigo siendo el mismo. Tengo la misma relación con mis colaboradores y no he cambiado. Lo que pasa en el entorno hay que saberlo gestionar y ya está.

¿Con Savané en la presidencia hay más calma en el club?

Es obvio. El ambiente se ha transformado. Hemos ido a otro modelo de club totalmente diferente. Ahora nos parecemos a una empresa privada. Aunque esa transformación sigue. A nivel mediático y de paz social también ha habido un cambio. Pero quiero hacer un matiz. En los dos años anteriores el público despidió al equipo en el último partido que se jugó en el Arena con aplausos a rabiar. Contra el Madrid los 1.200 que entraron en el pabellón por el covid y ante el Barça el año pasado cuando perdimos de un punto en el Playoff también. Así que a nivel general diría que los tres años son satisfactorios.

Después de que el club haya renunciado a jugar la Euroliga, ¿se le queda un amargo sabor de boca por no poder trabajar en un mercado de jugadores mayor como director deportivo?

Es un palo gordo. Son muchos años de trayectoria y es la segunda vez que me pasa. Cuando estaba en Zaragoza quedamos terceros y ese año [2012] se cambió el formato de acceso a la Euroliga. Nos privaron de esa posibilidad. Parece que estoy gafado con esta situación. Seguiremos luchando por esa posibilidad porque me gustaría estar con los mejores.

Algún director deportivo cree que su trabajo es ser mediático y es evidente que no se acaba bien

¿Entiende la decisión de prescindir de la Euroliga?

Cuando las cosas no pueden ser, no pueden ser y lo entiendo. Pero lo que sería más duro iba a ser afrontar la Euroliga como se pudo llegar a pensar que podíamos jugarla. Ahí me sale reivindicar nuestra condición insular y me sale mi vena fanática porque me parece injusto que alguien no considere que debamos jugar en Europa sin tener unas condiciones especiales. Somos Europa, eso no hay ninguna duda, pero no podemos estar con los mejores del continente porque somos una Isla y no podemos poner nuestra marca en lo más alto porque estamos lejos en kilómetros. Me resulta frustrante como grancanario porque me he encontrado con gente que se alegra de que los canarios no estemos en la Euroliga con tal de no tener que viajar hasta aquí. Ojalá algún día consigamos molestar desde Canarias a toda Europa.

Usted es de los pocos nacidos en Gran Canaria en el club. ¿Siente que podría recibir más cariño por ser de la casa?

Me siento bien tratado por los aficionados. Fíjate, veo los partidos desde la grada sentado junto a ellos. En tres años no he encontrado un solo reproche. En cualquier caso el mayor reconocimiento que puedo sentir es el del baloncesto. He recibido mucho en mis catorce temporadas en la ACB y en mis veinte años como profesional.

Pero se le ha cuestionado...

Siempre me han renovado en todos los clubes. En esta profesión cada quince días te ponen en entredicho porque la media dice que ganas un partido y pierdes otro, si no eres de los clubes grandes. Creo que voy sobrado de reconocimientos de la gente que ha trabajado conmigo. Si la labor de un director deportivo consiste en querer ser mediático o famoso es que se ha equivocado. Una de las máximas que tengo es dar la cara cuando las cosas van mal y ofrecer las explicaciones posibles. El que pretenda otra cosa, que alguno lo ha pretendido y lo sigue pretendiendo, creo que no es el buen camino y creo que es evidente que no se acaba bien.

¿Le queda otro año más de contrato?

Es uno más uno dependiendo si el equipo entra en el Playoff.

No entiendo que haya gente cerca de Khalifa que prime su interés a los de él, que es jugar la NBA

¿Le gustaría que fueran más temporadas?

Estoy feliz en mi casa. Voy a Las Canteras cada vez que puedo. Me hago La Puntilla-Cicer y no creo que desde fuera sepan entender lo que eso significa. En el plano personal he podido estar con mi familia, que además perdí a mis padres recientemente. Tengo mucho arraigo por mi tierra y hay pocos clubes con la capacidad que tiene el Granca. Pero el contador siempre está a cero y hay que demostrar día a día que vales para el puesto. Este es mi club y es donde quiero estar.

En cuanto al vestuario. ¿Qué posibilidad hay de que Khalifa Diop salga del club este verano?

Ya pasó el año pasado es normal que él y Olek llamen la atención y estén en boca de otros clubes, hay que asumirlo. Otra cosa diferente es que pueda compartir que ocurran ciertas situaciones. En cuanto a Khalifa lo que peor encuentro es que haya alguien de su entorno que solo quiera romper el sueño de un chaval que no es otro que el de jugar la NBA. Cleveland lo ha drafteado y está detrás de él con gente que ha venido al Arena unas doce veces para seguir su trayectoria. Ahora se va a la Liga de Verano con ellos y tienen un plan con él a pesar de que esta persona intente convencer a Khalifa de quitarle ese sueño. Para mí, gente que no esté vinculada con el chico y que tenga otros intereses que no sea el baloncesto sino que sólo se centren en lo económico, no tienen ningún derecho de romperle su sueño. ¡Y mira que se esmera! Esa parte del baloncesto me gusta muy poco. Donde mejor está Khalifa para cumplir ese sueño es en Gran Canaria. Dicho esto, lo que haga él le voy a apotar en todo. Es un chaval extraordinario y se merece todo lo que le pase. Es un diez como persona y por eso me molesta que quieran romper su sueño por intereses que son más importantes para esa persona que el del propio jugador.

¿ Y de Olek?

Es un tema diferente. Le queda un año más de contrato y supongo que algún interés tendrá. Pero en este proceso el Granca no tiene nada que decir. Al igual que con Khalifa tienen unas cláusulas. Quienes le quieran y vengan con dinero, en caso de que los jugadores estén de acuerdo, pues se irán. Pero yo no voy a negociar con nadie ninguna rebaja. Somos espectadores. Si pagan la cláusula pues se irán y tendremos que reconstruir esa parte y seguir adelante.

Recientemente decía que iba a continuar entre el 70 y 80% de la actual plantilla. ¿Saldrá alguno que tenga contrato en vigor?

Estamos a la expectativa de lo que pase con Khalifa y Olek. Tenemos que estar muy atentos a esa posibilidad en el mercado, primero por la calidad que ellos tienen y por ser pívots, que es algo muy codiciado. Lógicamente puede ocurrir y estamos atentos . En el resto de jugadores prácticamente creemos que la gran mayoría va a continuar. Si se quedan Olek y Khalifa los cambios serían mínimos. La base del equipo va a quedarse, que es bastante ganado.

¿Trabajó con una agenda de fichajes si se jugaba Euroliga y ahora tiene que tener en cuenta que el Granca tiene acceso al mercado de la Eurocup?

Al menos los tiempos han sido benévolos con esta decisión para darnos margen. No ha interrumpido demasiado la planificación. En el scouting mirábamos las dos situaciones y no nos ha trastocado mucho. Ahora sabemos donde vamos y la idea es mejorar lo que tenemos, que no es algo fácil porque es un equipo que ha conseguido mucho. Lo fácil es cuando se pierde sacar conclusiones certeras porque la derrota arroja verdades. Es fácil detectar en donde te equivocas si pierdes, pero el éxito te puede llevar a engaño. Queremos mejorar sin dejarnos llevar y sin querer empeorar el equipo.

Si pagan las cláusulas de Olek, Khalifa y Montero y ellos se quieren ir, poco podremos hacer

Se conoce la salida de Oliver Stevic, que por último hacía el papel de veterano y capitán del vestuario. ¿Se primará buscar alguien que cubra su función o puede que sea Shurna o Slaughter quien ocupe ese papel?

La capitanía es un tema del entrenador, que al final es el que despacha con ellos. Pero sí, una de las cosas que nos preocupa y no sé si lo podremos lograr pasa por cubrir el tema de la veteranía. Todo vestuario necesita un líder espiritual porque la temporada son nueve meses y pasan multitud de fases. Crisis, dudas... Siempre pasan una o dos veces. Si tienes a una persona que aglutine esa confianza al final tienes éxito. Pero no sé si seremos capaces de conjugar esa búsqueda con alguien de calidad.

¿Pero qué hay de AJ Slaughter que tiene 35 años [cumple 36 el 3 de agosto]?

Me encantaría que siguiera. Empezó conmigo aquí y fue determinante en el momento más delicado del club cuando habíamos empezado fatal en aquella época. Su fichaje nos relanzó absolutamente. De ir últimos terminamos en el Playoff. El compromiso y la calidad de AJ nos metió ahí. Para la afición y el club es un icono. Lo quiero mucho. En lo del liderazgo no lo hace mucho hablando, él prefiere trabajar con el balón y con su sonrisa. Es otro tipo de líder. Ojalá podamos conseguir que se quede.

¿Lo ve junto a Montero como pareja de escoltas?

Jean tiene una calidad tremenda y por supuesto que puede ocurrir. Pero con él van a ocurrir dos cosas: que lo vendamos porque hay equipos interesados o que juegue en el Granca. Si alguien encuentra otra opción estamos abiertos a escuchar. Solo contemplo una venta o que siga. La pareja es factible, pero si lo compran no podremos hacer mucho más.

¿Pero cree que aceptaría un rol secundario? En el Betis brilló porque era un líder.

Tiene un talento increíble y eso da igual donde juegue. No lo pudo demostrar en su primera etapa aquí, pero ahora sí lo ha hecho en el Betis, que es su primera experiencia profesional. Ahora bien, ese talento lo tiene que poner al servicio del equipo con un rol en el que saque su talento y gane junto a gente que tenga el mismo o más talento que él. La capacidad de adaptación que tenga en este sentido será su reto. Talento para que esto ocurra tiene de sobra, pero tiene que demostrar ser mejor jugador rodeado de mejores jugadores que él.