Sin triples no hay gloria para el Granca a domicilio

En sus tres últimas derrotas como foráneo, ante el Real Madrid (4/32), Unicaja (5/25) y Palencia (3/28), su porcentaje se desploma 

Nico Brussino ejecuta unlanzamiento desde fuera del arco ante el Palencia.

Nico Brussino ejecuta unlanzamiento desde fuera del arco ante el Palencia. / LOF

Santiago Icígar

Santiago Icígar

Seis de las ocho derrotas que ha sufrido el Dreamland Gran Canaria en lo que va de temporada se han producido lejos del Arena, y en todas ellas el triple ha sido una de las grandes asignaturas pendientes de los de Jaka Lakovic. En cinco de las ocasiones, los amarillos se han quedado por debajo de la media de acierto en el presente curso, que es de un 34,2%, el undécimo más alto de la Liga Endesa.

Especialmente sangrante ha sido este dato en los tres últimos partidos que el Granca ha perdido fuera del Arena. Ante el Real Madrid, en la jornada 13, los claretianos caían por un 97-71 en un duelo en el que se obcecaron en los lanzamientos de larga distancia, llegando a ejecutar 32 triples de los que solo obtuvieron un final feliz cuatro; o lo que es lo mismo, su porcentaje aquel día fue de un paupérrimo 13%.

El dato volvió a ser preocupante en su visita al Martín Carpena -sede de la Copa del Rey esta semana con el Dreamland en la línea de salida-. Allí, los de Lakovic claudicaron en la jornada 18 por 80-77. En dicha ocasión fueron 25 los tiros desde la larga distancia lanzados por los isleños, convirtiendo tan solo cinco (20%).

Pero el Granca tocaba fondo definitivamente en este apartado el pasado sábado en Palencia, ante el colista, donde contra todo pronóstico caía derrotado por 82-58. En una tarde aciaga en los tiros de larga distancia, los amarillos llegaron a tirar en 28 ocasiones desde fuera de la línea de 6,75 para anotar tan solo tres, con un 11% de acierto.

Ante los palentinos, la palma se la llevó Ferran Bassas. El base catalán cerró su cartilla de lanzamientos con un rosco después de siete triples lanzados; le seguía en este ranking el también desafortunado AJ Slaughter, que tampoco anotó ninguna de sus tres ejecuciones.

De más a menos

Lo cierto es que este apartado ha empeorado con el avance de la temporada para el Dreamland Gran Canaria. En la segunda jornada de la Liga Endesa, los grancanarios caían, también contra todo pronóstico, en su visita al Bàsquet Girona (88-64), en un partido en el que los insulares anotaron nueve de sus 33 lanzamientos desde fuera del arco, obteniendo un discreto 27% de acierto.

Una jornada después caían nuevamente los amarillos en su visita al pabellón del Joventut (89-75), si bien en esa ocasión los grancanarios superaron con un 38% su media del curso a pesar de que solo convirtieron nueve de 24.

Por último, en su derrota ante el UCAM Murcia en la sexta jornada (95-69), los claretianos alcanzaron el 30% de acierto con diez triples convertidos de 33 lanzados.

A la Copa como cuartos

Por otra parte, el Granca minimizó en la tabla su partido perdido ante el colista de la ACB. El Bilbao le hizo un favor al ganar en Miribilla por 93-78 al Valencia Basket, rival de los isleños el jueves en los cuartos de la Copa. De esta forma, el cuadro claretiano confirma su cuarta plaza, ratificando su condición de cabeza de serie en la cita copera del Martín Carpena de Málaga.

Los valencianos se suman ahora al club de las 13 victorias, junto al UCAM Murcia, Lenovo Tenerife y Joventut de Badalona, que se encuentran a un solo triunfo de distancia de los claretianos.