Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Poemas de Nicanor Parra

Epitafio

De estatura mediana,Con una voz ni delgada ni gruesaHijo mayor de un profesor primarioY de una modista de trastienda;Flaco de nacimientoAunque devoto de la buena mesa;De mejillas escuálidasY de más bien abundantes orejas;Con un rostro cuadradoEn que los ojos se abren apenasY una nariz de boxeador mulatoBaja a la boca del ídolo azteca-Todo esto bañadoPor una luz entre irónica y pérfida-Ni muy listo ni tonto de remateFui lo que fui: una mezclaDe vinagre y aceite de comer¡Un embutido de ángel y bestia!

La poesía terminó conmigo

(€) La poesía se ha portado bien

Yo me he portado terriblemente mal

La poesía terminó conmigo

A los amantes de las bellas letras A los amantes de las bellas letras

Hago llegar mis mejores deseos

Voy a cambiar de nombre a algunas cosas.

Mi posición es ésta:

El poeta no cumple su palabra

Si no cambia los nombres de las cosas.

¿Con qué razón el sol

Ha de seguir llamándose sol?

Pido que se llame Micifuz

El de las botas de cuarenta leguas!

¿Mis zapatos parecen ataúdes?

Sepan que desde hoy en adelante

Los zapatos se llaman ataúdes.

Comuníquese, anótese y publíquese

Que los zapatos han cambiado de nombre:

Desde ahora se llaman ataúdes.

Bueno, la noche es larga

Todo poeta que se estime a sí mismo

Debe tener su propio diccionario

Y antes que se me olvide

Al propio dios hay que cambiarle nombre

Que cada cual lo llame como quiera:

Es un problema personal.

Cervantes y Shakespeare

Cervantes

un principiante que promete mucho

Shakespeare

un jovencito que dará que hablar.

La mujer imposible

La mujer imposible,

La mujer de dos metros de estatura,

La señora de mármol de Carrara

Que no fuma ni bebe,

La mujer que no quiere desnudarse

Por temor a quedar embarazada,

La vestal intocable

Que no quiere ser madre de familia,

La mujer que respira por la boca,

La mujer que camina

Virgen hacia la cámara nupcial

Pero que reacciona como hombre,

La que se desnudó por simpatía

Porque le encanta la música clásica

La pelirroja que se fue de bruces,

La que sólo se entrega por amor

La doncella que mira con un ojo,

La que sólo se deja poseer

En el diván, al borde del abismo,

La que odia los órganos sexuales,

La que se une sólo con su perro,

La mujer que se hace la dormida

(El marido la alumbra con un fósforo)

La mujer que se entrega porque sí

Porque la soledad, porque el olvido€

La que llegó doncella a la vejez,

La profesora miope,

La secretaria de gafas oscuras,

La señorita pálida de lentes

(Ella no quiere nada con el falo)

Todas estas walkirias

Todas estas matronas respetables

Con sus labios mayores y menores

Terminarán sacándome de quicio.

Pensamientos

Qué es el hombre

se pregunta Pascal:

Una potencia de exponente cero.

Nada

si se compara con el todo

Todo

si se compara con la nada:

Nacimiento más muerte:

Ruido multiplicado por silencio:

Medio aritmético entre el todo y la nada.

Compartir el artículo

stats