Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Miguel Carmona Guitarrista

José Miguel Carmona: «He creado un tema alegre que se acerca a un tango flamenco»

El guitarrista Josemi Carmona, que actuará junto a Mestisay esta noche. | | LP/DLP

El guitarrista Josemi Carmona, que actuará junto a Mestisay esta noche. | | LP/DLP

Olga Cerpa y Mestisay presentan, junto a cinco guitarristas internacionales, su nuevo disco ‘Palosanto’ en un concierto hoy en el Parque Santa Catalina en el que participará Josemi Carmona, ex componente de Ketama, interpretando la canción ‘Tonada del siquitraque’ con sus arreglos flamencos.

¿Cuál ha sido su participación en Palosanto, el último trabajo discográfico de Olga Cerpa y Mestisay?

Pues me dieron el tema Tonada del siquitraque e hice el arreglo como lo sentía. Me pidieron un color más o menos concreto, un tema alegre que se acercara un poquito a un tango flamenco, rápido, y lo que he hecho es meterle un par de guitarras, armonizarlo y ayudar con el arreglo. El proyecto me parece muy bonito, juntar a 17 guitarristas de muchos lugares del mundo, algunos que conozco y otros que no. A mí me llegó por un amigo y fue un reto porque la colocación del tema era diferente a como ha quedado finalmente.

En el concierto figurarán como invitados cinco de los guitarristas que han participado en el proyecto como usted.

Pienso que el tema que toco emplea la jerga canaria. Mi labor ha sido la de flamencarlo. En el directo me han propuesto que toque algún tema más, así que quizá haga alguno también solo con ella y alguno con otros compañeros para que resulte más bonito el espectáculo. Estamos trabajando a distancia, como se hace ahora y tengo muchas ganas de llegar y compartir con los compañeros. Será una buena noche con el público canario que es muy caliente. He estado en las Islas, y tanto con Ketama como con mis proyectos siempre me he sentido muy cómodo.

¿Cómo consiguió ensamblar la guitarra y la voz de Olga Cerpa desde la distancia?

No me costó demasiado porque el tema lo entendí a mi manera rápidamente. No fue un trabajo que no supiera cómo hacer. Sentía la canción en mí. No tuve que realizar un sobreesfuerzo para meterme en la piel de la canción.

Siempre ha estado asociado al mestizaje y a la fusión de sonoridades, por lo que ha querido dar el acento flamenco a este trabajo desde las notas de su guitarra.

Soy flamenco. A pesar de que la vida te lleva por donde quiere y, en mi caso, que vengo de una familia importante del flamenco, como son mi padre Pepe Habichuela y mi tío Juan Habichuela, a pesar de que el flamenco fue mi inicio, en el sentido de tocarle a Farruco y Morente, de colaborar con Paco de Lucía o con Chocolate, después me fui metiendo en otras músicas desde mi incorporación a Ketama con 14 o 15 años y ahí me sentí cómodo y, dentro de que nunca he abandonado el flamenco porque lo llevo de cuna sí estoy muy abierto a hacer música de otros tipos. Echando la vista atrás me doy cuenta de la cantidad de músicos que he tocado en diferentes sitios, con gente africana, americana, brasileños o del pop, rock y música mandinga. Me doy cuenta de que he tenido un bagaje muy grande en músicas del mundo.

Dice usted que desde el principio le hizo gracia el hecho de meterse en una canción muy relacionada con las Islas Canarias y llevarla a un terreno más flamenco.

Cuando hablé con el productor noté que estaba buscando la alegría flamenca de unos tangos dentro de un tema canario. Me pareció un reto bonito y creo que ha dado el resultado de una canción alegre, con un trabajo armónico, con gusto y con corazón. A mí me gusta la música que emociona, no la que hace demostrar lo que sabe el músico. Me interesa más la gente que me llega a emocionar que la que me apabulla con la técnica o con mucha información, aunque también admiro a los músicos así.

El espectáculo se trata de una desnuda y emocional producción para guitarras y la voz de la solista. Un diálogo entre la guitarra y la voz humana…

La evolución de la guitarra en el flamenco ha hecho que haya un salto muy fuerte. Creo que el nivel de la guitarra flamenca es altísimo, donde todo el mundo toca muy bien, tiene mucha técnica y sabiduría. Es un instrumento muy sacrificado que si dejas un día al siguiente te castiga. Los guitarristas somos muy sufridores de la exigencia que tenemos. El perfil del músico viva la vida no es así. Es una persona muy comprometida que echa muchas horas a lo que hace. Te tiene que gustar mucho el instrumento.

¿En qué proyecto está envuelto ahora?

Estoy inmerso en la grabación de un nuevo disco que se llama De cerca, que hago con el contrabajista Javier Colinas y con el percusionista Bandolero. Colinas es un contrabajista excepcional, de los mejores del mundo. Ha tocado con los más grandes, un hombre muy sabio. Este va a ser el tercer disco de ese proyecto porque nos sentimos muy cómodos en él. En paralelo estoy empezando con la grabación de mi disco en solitario.

Compartir el artículo

stats