Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival de Jazz: Artistas de lujo para un aniversario

Avishai Cohen abre el Festival de Jazz en el Teatro Pérez Galdós acompañado de la Orquesta Sinfónica de Tenerife | Cimafunk actúa hoy en Auditorio Alfredo Kraus

Avishai Cohen, acompañado de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, durante la actuación de anoche en el Teatro Pérez Galdós. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

El contrabajista Avisahi Cohen inició ayer, en el Teatro Pérez Galdós, la 30ª edición del Festival Internacional Canarias Jazz & Mas -que se celebrará hasta el 25 de julio en distintos escenarios del Archipiélago-, con una soberbia actuación en la que presentó las canciones de su último trabajo Two roses.

El músico israelí, que hoy actúa en el Auditorio de Tenerife, salió al escenario acompañado por los músicos de su banda que son el pianista azerbaiyano Elchin Shirinov y el baterista nativo de Nueva Jersey Mark Guiliana, pero compartiendo la experiencia con la Orquesta Sinfónica de Tenerife, dirigida por Bastien Stil, con la que han estado ensayando estos días.

Así, los espectadores pudieron disfrutar, envueltas en arreglos sinfónicos, de canciones tan seductoras como la tradicional Morenika, además de numerosas melodías populares, algún estándar del género como Nature Boy y nuevos temas del tipo When I’m Falling, que atestigua la dimensión autobiográfica que ha adquirido su obra en los últimos años.

La 30ª edición del Festival Internacional Canarias Jazz & Mas recorrerá las ocho islas a través de más de 50 conciertos y 30 proyectos que completan uno de los carteles más ambiciosos de su historia. Aparte de la figura de Avisahi, en la programación destaca la presencia de la máxima figura de la música de Nueva Orleans con el proyecto The Jazz at Lincoln Center Orchestra with Wynton Marsalis, o la de una de las formaciones más importantes del momento a través de los Snarky Puppy.

A todo esto hay que añadir figuras clásicas y emergentes de primera línea como el pianista Fred Hersch, en formato trío; la portentosa voz de Liv Warfield; el virtuosismo a la guitarra de Julian Lage; y el desenfado de un buen número de bandas que este año con proyectos emparentados con el jazz, como el soul o el funk.

A todos ellos habría que añadir a José James y su riqueza estilística a base de neo soul, hip hop y drum ‘n bass; el numeroso colectivo que se reúne en torno a la Brooklyn Funk Essentials; los ritmos latinos ribeteados de soul y funk de los cubanos Cimafunk; el soul garajero de The Buttshakers, o el mestizaje siempre sorprendente del latin jazz con el que Patax arregla temas de grandes artistas, en esta ocasión llegan con el repertorio de los Beatles revirado.

Los aficionados al jazz elogian unánimamente el cartel hasta el punto de calificarlo como uno de los mejores de su historia. Así, Manuel Méndez destaca el esfuerzo de la organización en una «edición en medio de una pandemia» y más aún teniendo en cuenta «cómo están las complicaciones de la realización de conciertos». Méndez destaca las presencias de Wynton Marsalis y Avisahi Cohen «que llega en un formato bastante novedoso porque es arriesgar la música clásica de una orquesta sinfónica con el jazz». Alberto Acosta, por su parte, subraya que «llevábamos unos años un poco flojos, pero lo que ha pasado es espectacular». Acosta destaca la actuación de ayer «con uno de loss mejores contrabajista que existen» y la de Marsalis como «el único músico que con 24 años ganó un Grammy al mejor disco de jazz otro de música clásica». La presencia del norteamericano ha sido muy difícil de conseguir «porque no le gustaba viajar» y recuerda que hace diez años viajó a Barcelona para verlo solo a él.

Finalmente, Tony González, lo define como «uno de los mejores carteles que ha habido, muy variado y, aparte de destacar a los dos anteriores músicos, se queda «con la parte más lúdica que se desarrolla en el exteriores con los escenarios del Santa Catalina o Santa Brígida «en un parque pequeño y acogedor». En su opinión, se trata de un festival muy variado en el que se mezclan sucesivamente soul, jazz y funky.

Compartir el artículo

stats