Todo está listo para el estreno del montaje escénico Clara y el abismo, la primera gran producción que inaugura la temporada 2021-2022 del Teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria. La obra citada, que constituye la primera producción de la segunda edición internacional de la iniciativa de experimentación escénica Laboratorio Galdós, llega a las tablas del coliseo capitalino los días 16, 17 y 18 de septiembre, en funciones que darán comienzo a las 20.00 horas.

Tras su estreno en la capital grancanaria, Clara y el abismo será presentado en la Muestra Escénica Iberoamericana (MEI) que se celebra en Tenerife el día 24 de septiembre en el Teatro de El Sauzal. Esta obra que producen el Teatro Pérez Galdós y Unahoramenos producciones, con el patrocinio del Cabildo de Gran Canaria, Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (patronos de la Fundación Auditorio y Teatro), Gobierno de Canarias, y la colaboración del Ayuntamiento de Agüimes y de otras entidades como la Fundación SGAE, cuenta con dirección de Mario Vega y se inspira en un texto del emergente dramaturgo contemporáneo uruguayo Gabriel Calderón, teniendo a las actrices Marta Viera y Ruth Sánchez como únicas protagonistas.

La citada producción, en la que la música posee tanta relevancia como el propio texto, se trata de una inspiradora lección de esperanza basada en la enfermedad como recurso de reflexión sobre la vida y la muerte, que cuenta con libreto musical del cantante y actor madrileño Coque Malla, que vuelve en este montaje a la composición musical para teatro después de sus experiencias anteriores en El otro lado de la cama, de David Serrano, con la que obtuvo una nominación a los Premios Max en 2004, y tras obtener el Premio Goya a la Mejor Composición Musical por su participación en la película Campeones (2018), de Javier Fesser.

El director del montaje, Mario Vega, advierte que Clara y el abismo aborda el tema del cáncer sin hablar de la enfermedad. “Se detiene en la valentía de una mujer que se enfrenta a ella, mirando fijamente a los ojos a la muerte. Su texto se formula haciendo un recorrido inverso. Arranca con el entierro de Clara para realizar el recorrido inverso de su vida a lo largo de 85 minutos aproximadamente. Clara entonces, sin nada que perder, manifiesta a los que están a su lado y a sus hijas (con la que tiene una relación difícil) lo que piensa de ellos porque debe irse sin cuentas pendientes. Vaciarse en poco tiempo será su cometido. Morir es tan difícil como vivir”, señala Vega, que ha condensado el montaje en once escenas.

Como en sus anteriores producciones impulsadas en el ámbito del ‘Laboratorio Galdós’, Mario Vega ha asumido el diseño del espacio escénico. ‘Clara y el abismo’ cuenta con una escenografía opulenta, pero a la vez muy sugerente, de la que Vega señala la pirotecnia visual, muy cinematográfica, que ha sido capaz de articular con la ayuda de Teresa Ruano y Carlos Calato, así como de una pantalla led curva con 103 módulos de alta definición de 26 metros cuadrados de superficie en la que se proyectan numerosas secuencias que nunca invaden o distraen la interpretación de las actrices, sino que la realza.

“Teníamos claro que no queríamos un montaje cuyo lenguaje compitiera con la escena. Jugamos con texturas y elementos de continuidad que complementan y contextualizan la información. Es una mezcla entre el audiovisual contemporáneo y el teatro, donde el diálogo con lo interpretativo suma en una maquinaria que emplea, además, otros recursos sorpresivos. Estamos no para que se luzca una actriz, sino para contar una historia que tiene que emocionar al espectador. No tenemos prejuicios a la hora de emplear los medios que el teatro moderno pone a nuestro alcance con la finalidad de que el público viva la experiencia escénica que deseamos que disfrute”, añade Vega.

Sobre la experiencia del Laboratorio Galdós que Unahoramenos viene desarrollando desde el año 2018, el director considera que “existe ya una maquinaria de producción engrasada, una unidad estética y un lenguaje de creación común a la hora de generar contenidos, entendible por parte de los creadores, actores y actrices y los equipos técnicos que se involucran en esta iniciativa”, prosigue Vega, que adelanta que su productora acaba de firmar un contrato con la empresa de producción y distribución GG Producción Escénica, que le permitirá circuitar a finales del año que viene por una red amplia de teatros españoles Clara y el abismo, así como algunos otros de los espectáculos recientemente impulsados como Ana, también a nosotros nos llevará el olvido o Moria.

Hay que recordar que este modelo de trabajo garantizó el éxito de las tres producciones teatrales de la anterior edición, que fueron merecedoras de 10 nominaciones y 7 Premios Réplica, 4 candidaturas y 1 nominación a los Premios Max y la obtención de la R de espectáculo recomendado por la Red Española de Teatros y Auditorios de Titularidad Pública para los tres espectáculos dirigidos por Mario Vega.