Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pianos transforman Las Palmas de Gran Canaria

Una treintena de músicos se unieron ayer a la celebración del Happy Piano Day con un centenar de conciertos en doce puntos emblemáticos de la capital grancanaria

8

'Happy Piano Day' en Las Palmas de Gran Canaria José Carlos Guerra

El piano fue el verdadera protagonista ayer en Las Palmas de Gran Canaria con la celebración de la cuarta edición del Happy Piano Day que transformó la ciudad en un aspecto cercano a la época pre-pandemia. Un centenar de conciertos, realizados por 33 músicos profesionales, y repartidos por doce lugares emblemático, desde las 11.30 hasta las 20.00 horas, y con una exitosa participación de los propios ciudadanos.

Altavista, Las Rehoyas, Siete Palmas, Tamaraceite, Las Canteras, Vegueta, Plaza de Las Ranas, Triana, Plaza del Pilar Nuevo. Así hasta un total de doce puntos de Las Palmas de Gran Canaria acogieron ayer alguno del centenar de conciertos que se celebraron con motivo de la cuarta edición de Happy Piano Day que se desarrolló ininterrumpidamente desde las 11.30 hasta las 20.00 horas. El evento contó con las participaciones de 33 pianistas profesionales a los que se unieron estudiantes de, entre otros centros, el Conservatorio, de Fábrica La Isleta y las Escuelas Municipales. Pero habría que destacar, sobre todo, la aparición de los ciudadanos que aprovecharon la pausa del Happy Piano para sumarse al evento ya que en todos los puntos hubo una hora en la que el instrumento se quedaba libre para que cualquier que quisiera pudiera acceder.

«Es un modo de que la música vuelva a la calle», señalaba el director de Fábrica La Isleta, José Alberto Medina, que produjo y organizó este evento. «Y de volver un poco a la normalidad tras tantas restricciones por el Covid de estos meses» añadía satisfecho.

8

'Happy Piano Day' en Las Palmas de Gran Canaria José Carlos Guerra

A Héctor Matacherry y Luis Sánchez, dos pianistas de Fábrica La Isleta, les tocó romper el hielo con la inauguración en la puerta del Auditorio Alfredo Kraus y a las 12.00 salió una guagua municipal de la línea 17 desde el Auditorio hasta el Teatro Pérez Galdós con la incorporación de un piano en el interior que estuvo tocando Dailos Santana durante todo el trayecto de ida y vuelta. Fue una grata sorpresa con la que se encontraron todos los usuarios durante un intervalo de una hora y media tuvieron que coger el transporte público. «Ha sido el viaje más agradable que he hecho», comentaba Pedro Suárez. «Ojalá se hiciera esto con más frecuencia», añadía.

En Los Jardines del Atlántico, durante la intervención de Natalia Falcón y Sergio Alonso, una chica pidió a los pianistas que tocar el Cumpleaños feliz a una de sus amigas que estaba enferma, algo a lo que ambos músicos accedieron encantados. Precisamente fue en esta zona, en el único punto en el que hubo dos pianos, donde se registró una de las mayores afluencias de curiosos, al igual que La Puntilla, Triana y Las Canteras. Otro momento especialmente interesante fue el concierto de timple y piano en el Parque de Las Rehoyas en donde Yone Rodríguez volvieron a mostrar la versatilidad que tiene nuestro instrumento vernáculo. «Es una colaboración que queremos mantener», aseguró el instrumentista nada más terminar.

También fue muy divertido el piano interactivo que se montó en pleno centro de Triana con el asesoramiento de Andrea Báez. Y se creó un ambiente muy acogedor y apacible en el entorno de la Plaza del Pilar Nuevo recuperando este espacio para actividades al aire libre, sobre todo durante las intervenciones del pianista Rayko León con el flautista Carlos Alemán. «Es algo muy del momento, de encontrártelo en la calle y disfrutar desde clásica hasta jazz, pasando por blues, con el modo sorpresa siempre presente». La clausura tuvo lugar en La Marquesina de la Plaza de Canarias con los virtuosos Nelyam Gutiérrez y Víctor Naranjo, donde el público también pudo disfrutat de los momentos de la danza contemporánea de Claudia Mena y Mariana Behoteguy y de la danza española interpretada por Amanda de Paula. Y es que, curiosamente, las apariciones de otros artistas fueron recibidos con un mayor entusiasmo por muchos de los presentes.

Compartir el artículo

stats