Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Una muestra de 140 piezas adelanta contenidos del Museo de Bellas Artes

La Exposición estará abierta en la Casa de Colón hasta el próximo 14 de junio

Antonio Morales y Guacimara Medina reciben las explicaciones de Javier Pueyo, conservador de la Casa de Colón, ante Elena Acosta. LP / DLP

La Casa de Colón acoge hasta el próximo 14 de junio la Exposición Atesorando Patrimonio que, en su cuarta edición reúne un total de 140 obras de arte fechadas entre el siglo XVC y la época actual, adquiridas por el Cabildo de Gran Canaria en los tres últimos años, muchas de las cuales se exhibirán en la colección permanente del futuro Museo de Bellas Artes Gran Canaria (MUBEA).

A este respecto, Antonio Morales adelantó que el MUBEA previsiblemente estará concluido en 2024. «La previsión era terminar en esta legislatura todo el proyecto de rehabilitación del antiguo hospital San Martín como futuro Museo de Bellas Artes. Hemos tenido múltiples dificultades. La pandemia ha provocado un retroceso considerable, así como el proyecto que hubo que rediseñar con la finalidad de salvar la cica centenaria de uno de sus patios y adecuarlo al conjunto del espacio. Además, se tuvieron que incorporar nuevos recursos económicos importantes para la finalización de las obras que acometerán en breve su segunda fase».

Añadió que «no hay un espacio en Canarias de estas características. El MUBEA será el primero. El Cabildo de Gran Canaria está en poder de la mayor colección artística de Canarias. El nuevo espacio va a recoger la memoria histórica y artística de este pueblo, desde la Prehistoria, hasta la actualidad», concluyó.

La colección artística del Cabildo supera las 5.000 obras, entre cuadros y esculturas, significándose como el mayor legado patrimonial de arte canario conservado hoy por hoy por una institución pública en Canarias.

Antonio Morales explicó, durante la presentación de esta muestra, «esta política de adquisiciones ha tenido el denominador común de generar colecciones y espacios creativos, de vanguardia, de conservación y de selección de la mejor obras plástica y escultórica de Canarias, con la finalidad de poder ofrecerlas en el seno del futuro MUBEA de forma ordenada y unitaria, desde los primeros vestigios del arte indígena hasta la producción artística de los años 80».

Presupuesto

El Cabildo de Gran Canaria ha invertido 427.147 euros en los últimos tres años para la adquisición de estos fondos museísticos que se han expuestos ahora en la Casa de Colón.

Esta cantidad se suma a lo invertido en los últimos 20 años por la institución insular que siempre ha impulsado esta política de adquisiciones en beneficio de la sociedad grancanaria.

El Centro Atlántico de Arte Moderno, por su parte, también tiene un presupuesto para estas adquisiciones, alrededor de 200.000 euros pero que todavía no se han ejecutado porque el procedimiento a través del cual se hacen estas compras está en trámites de resolución.

La Casa de Colón, que desde su creación en 1951 ha venido ejerciendo como Museo Provincial de Bellas Artes, posee la única y más amplia colección pública de carácter histórico y artístico exhibida de forma permanente en Gran Canaria. De sus cerca de 4.900 piezas artísticas se nutrirá la futura colección del MUBEA Gran Canaria, a las que se sumarán otras piezas del CAAM, para ser disfrutadas en el ambicioso equipamiento museístico que terminará por albergar la mayor representación del patrimonio artístico del Archipiélago.

Siguiendo el propio hilo discursivo de la exposición inaugurada ayer, entre las adquisiciones que se han ido obteniendo en los diferentes procesos públicos realizados en los últimos tres años, destacan las obras de relevantes artistas para la plástica insular, tales como José Luján Pérez, del que se exhibe un Cristo crucificado de principios del siglo XIX, y Luis de la Cruz y Ríos, del que se han obtenido diez exquisitas miniaturas del siglo XIX.

Como representación del siglo XX, los visitantes de esta muestra se iniciarán con e pintor Francisco Suárez León, del que se podrá disfrutar su obra Los Viejos, datada entre 1905 y 1907 y otros autores destacados como Juan Botas Guirlanda o Nicolás Massieu o Antonio Padrón.

La mirada artística femenina del siglo XX se completa gracias a Pino Ojeda, Gruta Polar, Vicki Penfold, Paisaje y Yolanda Graziani, Sin título.

Las ‘joyas’ del patrimonio

En la exposición hay que destacar algunas piezas recientemente adquiridas por su especial significación, como la talla hispano-flamenca de mediados del siglo XVI que representa a Santa Lucía. La restauradora de la Casa de Colón, Amparo Caballero, que se ha visto inmersa en la revisión de las obras que forman parte de esta exposición, ha encontrado un verdadero diamante en bruto. 

La pequeña escultura tiene un baño de decoración barroca que se ha limpiado para poder exhibirla. Sin embargo, no se descarta, en un futuro, acometer un proyecto más amplio y descubrir la joya escondida de su verdadero origen flamenco.

También destaca entre las nuevas piezas que se exhiben, un Cristo crucificado de marfil atribuido a Juan de Anchieta (1533-1588), asi como una delicada pintura sobre cobre denominada Virgen con niño de un taller flamenco del siglo XVII.

También es digna de mención la selección de grabados que recorren las pulsaciones estilísticas europeas desde el siglo XVI al XVIII (Hans Springinklee, Theodore de Bry, Philips Galle, Hendrick Goltzius, Joachim von Sandrart, Bernard Picart o Jean Louis Charles Paquet, entre otros). El vanguardista retrato que Celso Lagar realiza de Benito Pérez Galdós en 1917 es otra obra relevante, así como la reinterpretación que realiza Iasen Hristov Dimitrov del mismo personaje en 2020.

Como curiosidad, la serie de fotografías vinculadas a la figura de Laureano de Armas Gourie, fechadas entre 1920 y 1945, es una verdadera obra de artesanía sobre marfil, a modo de álbum familiar, precursor de la fotografía. Una acuarela de la artista alemana Gina Berndtson (Jinámar’1946), que atestigua su paso por Gran Canaria, o una llamativa serigrafía del Equipo Crónica, titulada ‘Thriller’, de 1972, completan el catálogo de obras destacadas.

El ingreso de estas piezas en la colección del Cabildo de Gran Canaria garantiza no solo su investigación, conservación y preservación -algunas han sido incluso restauradas-, sino, sobre todo, su puesta a disposición de los diversos públicos que acceden a los museos. Porque, como recordaron ayer los responsables de la política de adquisiciones artísticas de la Casa de Colón, el objetivo principal es revertir en la sociedad unos recursos públicos cuyo valor excede lo meramente económico para convertirse en un referente social y cultural para nuestro patrimonio.

Una parte de la colección permanente que exhibirá el futuro MUBEA, un museo inclusivo que apostará por un diálogo crítico en la narración y lectura del legado artístico del pasado en el contexto del futuro que atesore, ya puede admirarse y disfrutarse en la Casa de Colón.

La directora de la Casa de Colón , Elena Acosta, también quiso destacar la labor de los conservadores «porque hay que restaurar, investigar y catalogar las obras que tienen que tener una divulgación de su existencia».

Compartir el artículo

stats