Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Diana Navarro Cantante y actriz

"El teatro y la música son una vía de escape para el alma, como un bálsamo para la piel"

Bajo la dirección de Juan Carlos Rubio, Diana Navarro interpreta a la gran Concha Piquer, quien protagoniza un encuentro muy esperado con Federico García Lorca - La artista, feliz por estar en Málaga, reconoce que echa mucho de menos su ciudad y que cada vez que viene es "un triunfo en sí"

Diana Navarro. Álex Zea

Diana Navarro está en Málaga para presentar su obra ‘En tierra extraña’. Esta vez, su interpretación de la gran Concha Piquer llegará a las tablas del Teatro del Soho Caixabank de su ciudad.

¿Cómo se siente al estar en Málaga?

Estoy muy contenta de estar aquí porque venir a Málaga siempre es una alegría, como persona y como artista. Porque todo va unido cuando se trata de Málaga, cada vez que vengo aquí es un triunfo en sí.

¿Y la echa de menos?

Muchísimo. Además, cuanto más vengo, más me doy cuenta de que la necesito y de que quiero estar aquí. Es una ciudad que no cansa.

"Venir a Málaga siempre es una alegría, como persona y como artista. Es una ciudad que no cansa"

decoration

Y venir al Teatro del Soho a representar ‘En tierra extraña, ¿qué significa para usted?

Es un orgullo. Este teatro significa mucho para los malagueños y para la cultura. Que una persona como Antonio Banderas haya querido invertir toda su trayectoria, todo su éxito lo ha traído aquí y ha puesto a Málaga culturalmente en el mapa del mundo.

¿Cómo definiría con sus palabras esta obra de teatro?

‘En tierra extraña’ es una obra que entre copla, poesía, datos ficticios y reales, se cuenta una historia de tres seres humanos impresionantes, no solo por la calidad artística, sino por la calidad humana. Y siendo tan diferentes ideológicamente, priman las personas porque ponen por delante el sentido común y el ser humano.

¿Le gustaría haber sido testigo de ese encuentro ficticio?

Me habría encantado. Cada noche lo vivo como si hubiese sido real. Y cada noche modificamos la realidad y la historia para que la gente crea que eso ocurrió. Mucha gente sale preguntándose si ha ocurrido o no de verdad. Y esto es muy emocionante.

¿Quién diría usted que fue Concha Piquer en su época?

Concha Piquer fue una de las primeras feministas defensoras, precursoras y creadoras de lo que conocemos como canción española o copla. Los autores de esa generación eran impecables.

¿Cree entonces que esta obra es necesaria para reivindicar la figura de Piquer?

Esta obra es muy necesaria para reivindicar la figura de los tres. Mostramos una parte más humana. Es una obra necesaria por lo que cuenta y por cómo lo cuenta.

¿Es cierto que le une un vínculo personal con Piquer?

Es que Doña Concha me persigue. Esto es algo místico porque hace 17 años cuando salí con ‘Sola’, la canción que me dio a conocer, su hija Concha Márquez Piquer me llamó para felicitarme y me la cantó por teléfono. Entonces para mí era como si Doña Concha me la estuviera cantando porque eran muy parecidas. Yo todas las noches las invoco, antes de salir cuando estamos en oscuro, cierro los ojos y veo la cara de las dos. Me da mucha energía y mucha ‘Concha powers’.

"Yo miro a la niña de Huelin y veo que ha sido un camino muy difícil, pero estoy aquí, además, en mi mejor momento"

decoration

¿Cómo ha sido su primera vez en el teatro?

Muy emocionante y nada traumático. Además, Avelino Piedad, que interpreta a Rafael de León, y Alejandro Vera, que interpreta a Lorca, son los mejores compañeros que se pueden tener, aparte de ser unos actores inmensos. Son extraordinarios.

¿Hasta qué punto están relacionados el teatro y la copla?

Muchísimo. Digamos que la copla es un punto más del flamenco, en el sentido de que el flamenco se siente y se transmite desde el sentimiento, pero la copla, además del sentimiento, es la transmisión desde la interpretación

¿Existe alguna reacción común en el público?

Al final todo el mundo acaba emocionado y con la misma reflexión, coincidiendo en este texto que Juan Carlos Rubio nos pone: "que tenemos que anteponer las personas a la ideología".

Para terminar, ¿qué le diría a la Diana Navarro que estaba empezando en 2005?

(Se emociona). Yo la abrazaría, pobrecita. Hice lo que pude. Cuando eres una niña de barrio crees que las cosas son muy fáciles y este mundo es muy loco. Le hubiese dicho que estudiase y se formase más.

¿Cree que era consciente de todo lo que vendría?

En absoluto. Pero sí que pienso que esa bendita inconsciencia me ha hecho llegar hasta aquí. Porque yo ahora miro a la niña de Huelin y veo que ha sido un camino difícil, pero estoy aquí y, además, en mi mejor momento.

Compartir el artículo

stats