Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Romeo Santos: "Rosalía es como un unicornio"

El Rey de la bachata publica 'Fórmula Vol. 3', un disco que cuenta con la poderosa presencia de la artista catalana. El cantante neoyorquino se mantiene fiel al género que le convirtió en icono mundial desde que empezara con el mítico grupo Aventura.

Romeo Santos reflexiona sobre su colaboración con Rosalía.

¿Cómo fue crecer y criarse en el Bronx de los años 80 y 90?

¡Uf! Yo diría que fue lo que empezó a formar mis influencias musicales sin yo saberlo. Me crie escuchando en una esquina bachata, en la otra escuchaba salsa, merengue, hip-hop… Cosas que empiezan a hacerte inclinar no solo hacia un género sino hacia un ámbito. Cuando decido hacer bachata tenía diferentes influencias, y es por eso que mis compañeros de Aventura y yo teníamos esa mezcla bien neoyorquina.

¿El rap nunca fue una opción?

Como seguidor del género, sí. Pero como yo mismo, rapear y hacer ese tipo de música... Sí que he hecho canciones con esencia hip-hop, pero no tan fuerte como la bachata. 

¿Cómo le condicionó el hecho de ser hijo de inmigrantes en Nueva York y a la hora de abrirse paso en la industria musical?

Yo lo entiendo como una responsabilidad. Se convierte en un reto, el querer superarse... Y también representar a tus padres. Superarse representándolos a ellos, a los sueños que quizá ellos no lograron alcanzar. Mi madre, por ejemplo, sí quiso ser cantante en una etapa de su vida y quizá no tuvo recursos…Así que sí, pudo servir como motivación.

Su éxito se cimenta sobre sus composiciones y su muy singular voz. ¿Recuerda cómo llegó a ese registro?

Lo único que he hecho es descansar bastante y beber mucha agua. No te puedo dar una buena definición de cómo uso mi diafragma… Hay cantantes que, obviamente, tienen cierta destreza. Mi fuerte es más la composición. Uno trata de hacer cosas que conecten con un público. Pero con lo de cantar he sido bastante dichoso, si te soy completamente sincero. Que mi voz haya caído en gracia y que a la gente le agrade. No es una técnica específica. 

¿La gran responsabilidad de su vida es la de ser embajador y 'Rey de la bachata'?

Más que una responsabilidad, mi objetivo siempre es reinventarme, sorprender. Sea en bachata o sea en el género que sea. Trato de crear ese tipo de emociones, aunque sean críticas no muy agradables. Creo que eso es muy importante cuando uno está haciendo música, el que pueda sorprender con algunas temáticas. En este disco tengo una canción que se llama 'Suegra' que, de una forma u otra, fue ofensiva para algunas personas porque entienden que estoy 'tirándole' a la suegra y que estoy promocionando la violencia. Y para nada, es como 'una jocosidad'. Cuanta gente ha dicho 'ay esta suegra mía que mucho fastidia que se vaya al diablo', por ejemplo, y no es algo literal, lo dices porque estás agobiado. Tengo más canciones así. A veces hay personas que se sienten un poco incómodas con el contenido. 

Le escribe al amor, al desamor, a las mujeres... ¿Cómo ha cambiado su percepción de todo ello con el paso del tiempo?

Son cosas que uno vive, uno puede presenciar, que hacen que uno pueda madurar y ver la vida… La vida es evolución, cambiar su manera de pensar. Y creo que, de un modo u otro, a veces eso puede sonar contradictivo, pero uno puede cambiar su filosofía de un año al otro. Y tiene que ver con vivir, conocer personas que te cambian la forma de pensar. También en el negocio de la música, donde todo ha ido evolucionando y diría que más para bien que para mal.

Muchos artistas no dominicanos se han acercado a la bachata últimamente. ¿Qué le parece eso?

Me parece genial, es una buena señal de que nuestro género y nuestra cultura causa una bonita emoción en cantantes de otras nacionalidades. Es un halago más que otra cosa. Y cuando han dicho que quizá yo y mis compañeros de Aventura hemos sido inspiración es algo que me llena de mucha moral.

¿Por qué cree que la República Dominicana está tan presente en la música actual?

Creo que siempre ha pasado. Como estamos en estamos en esta era digital, la redes te permiten notar cosas. Puedes lograr ver que algo está en tendencias porque mucha gente lo está consumiendo. Yo, por ejemplo, recuerdo hacer giras en Europa y el 80% de los asistentes no eran latinos. Esa es una señal que siempre nuestra cultura dominicana ha sido de un modo u otro influencia para muchos otros cantantes.

Una de las grandes nuevas estrellas dominicanas es Tokischa, a veces criticada por su contenido explícito. Usted la defiende en 'Nirvana'.

Más que una defensa es aclarar lo que nosotros, los cantantes, no deberíamos ser señalados ni crucificados por el contenido explícito. Yo quizá no soy tan explícito como ella, pero sería doble moralista si le doy la razón a los que la atacan. Porque tu tienes una responsabilidad como padre, criar a tus hijos con una disciplina, una decencia, que ni la música ni las películas de violencia ni nada que sea fuerte debería cambiar lo que tu como padre le inculcas a tus hijos. Nosotros somos, en muchos casos, actores. Yo utilicé esa canción como un desahogo. Hay cosas mucho más preocupantes. Yo me preocupo más por lo que está pasando por el mundo, donde hay personas que no están bien mentalmente para tener acceso a armas, donde está la protección de nuestros hijos en las escuelas... Ese tipo de cosas me parecen mucho más peligrosas que lo que una cantante esté diciendo.

¿Qué piensa un artista con su trayectoria del boom latino actual?

Siempre tuve claro que ser latino es algo que uno lleva en la sangre y siempre debe representar. Siempre tuve la oportunidad de colaborar con artistas del mercado anglosajón y siempre hice música latina. Es decir, normalmente una situación como esa, que se utilizaba para capitalizar y hacer un crossover,  siempre tuve claro que lo que yo quería era ponerles a cantar bachata, cantar en español y bailar bachata. Y ver canciones y el éxito que está teniendo, por ejemplo, 'Despacito', y el fenómeno Bad Bunny, es como la certeza de que ¡caramba! yo no estaba equivocado.

Rosalía está en su disco con 'El pañuelo'. Usted, desde fuera y con el bagaje que tiene, ¿cómo la describe?

Ha sido magnífico. Creo que Rosalía yo la describo como un unicornio, en el buen sentido de la palabra. Una artista que tiene muy definido lo que quiere hacer, lo que no debe hacer. El artista tiene un valor cuando tiene algo auténtico, cuando sabe lo que quiere hacer, cuando entiende lo que no debe hacer. Y ella es muy meticulosa con su arte. Y eso es algo que yo respeto bastante porque es yo me identifico con eso. Colaborar con ella para mí fue algo muy importante ya que soy seguidor de la música flamenca, soy seguidor de su corta pero tan impresionante trayectoria, porque creo que esto es tan solo el comienzo para esta joven. Y de verdad que fue un privilegio trabajar con ella.

Usted ya había cantado con un español, Julio Iglesias. ¿Cree que hay algo que les une?

¡Wow! Qué pregunta tan interesante... Empezando por la nacionalidad… Creo que lo que nunca se debe de cuestionar son los resultados. Estamos hablando de dos artistas de dos épocas distintas y que ambos son campeones, ganadores... Lo que yo veo en común es que tienen muy definido su propuesta musical y que representan. Para mí fue un honor trabajar con ambos. 

¿Cómo define el 'Rey de la bachata' a Juan Luis Guerra?

El Rey de la música latina. Yo no encasillo a Juan Luis como bachatero. Te doy cátedra, respetuosamente. El bachatero normalmente suele hacer solo bachata. Cuando tu llamas a una persona bachatera es porque el 80-90% de su contenido es esencia bachatera, que es lo que hace Antony Santos, Luis Vargas, Raulín [Rodríguez]… Juan Luis es un genio, que tiene la capacidad de hacer todo en su máxima calidad. Tiene tantos éxitos en merengue como en bachata, y hasta salsa, son… Yo entiendo que la forma de describir al maestro es como maestro, genio y Rey de la música latina en sentido general.

Compartir el artículo

stats