Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tenis

A Carla ‘siempre le queda París’

La tenista grancanaria regresa a las pistas de Roland Garros después de 461 días de su último partido como profesional tras sufrir un linfoma de Hodgkin, al que ya le ganó el set

Carla Suárez, durante el entrenamiento ayer en una de las pistas de Roland Garros. | |

Carla Suárez va a volver a disputar un partido de tenis como profesional tras 16 meses de inactividad, en los que a la tenista grancanaria se le diagnosticó un linfoma de Hodgkin que ya ha superado. Mañana, ante la norteamericana Sloane Stephens, en Roland Garros, Carla sentirá de nuevo el rimo de competición en unas pistas que la catapultaron a la élite en 2008, al llegar a los cuartos de final en su debut en París.

Una de las escenas míticas en la historia del cine la protagonizan Humphrey Bogard e Ingrid Bergman en el celuloide Casablanca (1942) en el que el actor, a los pies de un avión le pronuncia a la actriz sueca la frase: «Siempre nos quedará París». Esas mismas palabras le valen a Carla Suárez en su amor con el tenis. La grancanaria regresa 461 días después a empuñar una raqueta, en las pistas de Roland Garros.

Mañana es el día –si el calendario no acumula partidos– en el que Carla va a volver a degustar el olor a tierra batida de las pistas parisinas. De su último encuentro como profesional disputado el 25 de febrero de 2020 en los dieciseisavos del Torneo de Doha, cuando cayó ante la octava cabeza de serie Petra Kvitova, a la ovación atronadora que se espera que reciba mañana cuando su nombre suena por la megafonía en la presentación de su partido ante la norteamericana Sloane Stephens (58 de la clasificación WTA).

En este periodo, Carla ha tenido que ganar el partido más importante de su carrera. El cuadro de la vida le emparejó con un rival bastante temible, un linfoma de Hodking al que la jugadora forjada en el Real Club de Tenis de Las Palmas de Gran Canaria le miró a los ojos y le vapuleó de forma definitiva el 22 de abril, cuando comunicó que ya el cáncer era historia.

«Estoy trabajando para estar al cien por cien, intentando dejar todas las emociones a un lado y disfrutar», reconoció ayer Suárez en una entrevista concedida a Eurosports a modo de previa antes de que arranque la 125ª edición del Grand Slam parisino, que se desarrollará entre hoy, cuando se efectúe el primer raquetazo del torneo, y se prolongará hasta el próximo 13 de junio.

Un trabajo que lleva realizando Carla desde el pasado 1 de septiembre, cuando conmocionó a medio planeta al comunicar que se le había diagnosticado el linfoma, y que mañana va a completar en todo el impass que ha vivido sin estar pegada a la raque, esa herramienta que tantas emociones le ha dado en sus 32 años.

Redebut en Francia

Se puede decir que Carla Suárez va a vivir un nuevo debut en las pistas de arcilla de Roland Garros 13 años después. Aquel estreno que la elevó a los altares del tenis internacional al alcanzar los cuartos de final de la cita de las mosqueteras en la ciudad de las luces..

En 2008, la grancanaria ganó siete partidos, desde los tres de las rondas previas clasificatorias, hasta los cinco que afrontó en las eliminatorias, donde inclusó llegó a dejar en el camino a la leyenda local, Amélie Mauresmo, un terremoto directo al corazón del tenis parisino.

«Cuando llegas a un lugar en el que has disfrutado mucho y que has vivido muy buenos momentos siempre es algo especial. Mi primera edición en 2008 no la olvidaré nunca por lo que eso significó para mí. En otras ediciones también he tenido partidos muy emocionantes, pero es cierto que Roland-Garros siempre ha sido para mí un torneo muy importante y estoy muy feliz de volver a competir en París», añadió Carla en la entrevista que le realizó Antonio Arenas ayer.

En cuanto al torrente de emociones que está viviendo la tenista en el último mes, en el que ya daba pistas de su posible regreso cuando realizó un par de entrenamientos en el Masters 1.000 de Madrid, la grancanaria está asimilando todo este proceso de la mejor manera posible. ’Todo está siendo muy emotivo. A algunas de las rivales ya las vi en Madrid y ahora compartir entrenamientos y tiempo juntas es muy positivo. Lo disfruto de otra manera porque sé que será la última vez que venga a este torneo, pero disfruto mucho estos días», sentenció.

Badosa, hoy; Garbiñe, mañana


Campeona en 2016, Garbiñe Muguruza figura entre las principales candidatas al título en Roland Garros en un torneo que vuelve a estar muy abierto en la carrera hacia el título. La española, que ha sido finalista este año en Melbourne, el Abierto de Australia, Qatar y ganó el título en Dubai, quiere sumar un nuevo título en París a su palmarés. «No me considero, de ninguna manera, entre las candidatas al título. Desde que he empezado la gira de tierra, digamos que mi cuerpo no ha estado al 100%. Ha sido difícil rehabilitar, entrenar e intentar llegar a la competición. Es un poco frustrante», ha valorado Muguruza, número 12 mundial, antes de debutar mañana en el torno contra la bielorrusa Marta Kostyuk 81 mundial. Paula Badosa, por su parte,arranca hoy, ante la estadounidense Lauren Davis (87 mundial). | Jaume Pujol

Compartir el artículo

stats