Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

Cuesta, el nuevo técnico del Rocasa, confía en la cantera

El entrenador catalán pretende construir «un equipo duro y que compita todos los partidos», con presencia de gente de la casa

Robert Cuesta, nuevo entrenador del Rocasa Gran Canaria, durante un partido de su antiguo club, el Granollers. | | BM GRANOLLERS

Robert Cuesta, nuevo entrenador del Rocasa Gran Canaria, durante un partido de su antiguo club, el Granollers. | | BM GRANOLLERS

Robert Cuesta ha llegado con las ideas claras al banquillo del Rocasa Gran Canaria, su nuevo destino. El entrenador catalán tiene ya una idea clara del plantel que quiere formar. Una de ellas es que en el primer equipo haya una presencia importante de jugadoras de la cantera. Volver a tocar la gloria pasa por la gente de casa.

Asumido en la entidad teldense que se abre un nuevo ciclo. Después del adiós del dúo formado en el banquillo por Carlos Herrera y Roberto Santana, las nuevas vías de gestión están en mano de Cuesta, al igual que ocurriera durante su estancia en el BM Granollers.

«Debemos fomentar que las integrantes del primer equipo sean el espejo de las pequeñas», incide

decoration

Tras las despedidas también de cuatro jugadoras importantes en la rotación de la pasada temporada, como Tiddara Trojaola, Haridian Rodríguez, Paula Valdivia y Iara Grosso, ahora el técnico tiene el reto de recomponer la escuadra teldense con gente de la casa. «La cantera forma parte no sólo del club sino también del primer equipo, y en ese sentido tenemos que trabajar para conseguir que el mayor número de jóvenes puedan llegar a jugar en el primer equipo», explica Cuesta.

Una apuesta que no se trata de palabras de cara a la galería, sino que es el plan a largo plazo que tiene el nuevo jefe del Rocasa. «Debemos de fomentar que las jugadoras del primer equipo sean el espejo en el que las pequeñas se tienen que mirar y deben de sentir que el llegar a formar parte del primer equipo es algo que pueden llegar a conseguir si hay mucho trabajo detrás», incide.

Equipo de trabajo

En cuanto al esqueleto que Cuesta quiere tener en su laboratorio, una de las mejoras que quiere el Rocasa, con un entrenador dedicado a tiempo completo al trabajo con la plantilla, el de Montornés del Vallés descifró sus intenciones: «Mi equipo de trabajo para esta temporada lo tenemos ya bastante perfilado. Desde el primer momento desde el club se me han abierto las puertas y me ha puesto todas las facilidades del mundo. He mantenido una reunión con gran parte del cuerpo técnico, aunque no todos han podido venir, pero si que hemos tenido la ocasión de tener esa primera toma de contacto que creo que ha sido muy positiva».

Aun así, la de ayer se trató del primer acercamiento de Cuesta a la sede de su nueva casa en Las Remudas, por lo que ahora viene el periodo de vacaciones para tomar la próxima temporada con muchas más ganas.

«El club lleva tiempo trabajando en reforzar la plantilla de cara a la próxima temporada y sin duda alguna las jugadoras que se incorporen al equipo vienen a sumar. Vienen jugadoras expertas y jóvenes también, con la idea de sumar todas en este nuevo proyecto del Rocasa Gran Canaria», subrayó el técnico.

«Van a venir jugadoras expertas y jóvenes, todas con la idea de sumar al proyecto», explica

decoration

A pesar de ello, el catalán quiso dejar claro que ahora es tiempo de reflexión y de disfrutar trabajando con las competiciones internacionales de verano: «Todos tenemos muchas ganas de que el balón comience a rodar, siendo conscientes de que necesitamos desconectar y tomarnos unas merecidas vacaciones».

Justo un paréntesis antes de que arranque la pretemporada y que Cuesta vaya poniendo a punto a la nave teldense, con el reto de devolver el buen rendimiento a nivel nacional y europeo que tiene por costumbre el Rocasa Gran Canaria en los últimos años.

«Me planteo una pretemporada con mucho volumen de trabajo por delante, porque esteos periodos de preparación siempre vienen cargados de mucho volumen de entrenamientos para poder preparar al equipo para poder soportar cargas competitivas futuras», apuntaba el máximo responsable del banquillo isleño.

«Trabajar con una sonrisa»

A Robert Cuesta su apellido le vino a la perfección para que haga una radiografía de él mismo como entrenador: le cuesta. «No sé que decir de mí mismo, lo que sí que puedo es decir como vengo, porque lo hago con muchas ganas de trabajar y de sumar al nuevo proyecto del Rocasa Gran Canaria, de devolverle en forma de trabajo todas estas facilidades que me están dando desde el primer minuto en el que contactaron conmigo», expresó el nuevo técnico del conjunto amarillo ayer durante su primera toma de contacto con la que va a ser su casa para la próxima temporada. Eso sí, también tiene claro que quiere implantar felicidad en sus jugadoras. A mis equipos les pido que luchen, que estén ilusionadas y con ganas, que siempre tengamos una sonrisa de oreja a oreja a la hora de trabajar». sentenció. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats