Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viera: ‘KO’ por una fractura

El capitán tiene dañado el dedo pequeño del pie izquierdo | Tiempo de baja: de seis a ocho semanas | Voló a Lugo con molestias y ayer se le detectó la rotura con pruebas de rayos

Jonathan Viera Ramos, en una silla, antes de la sesión de trabajo en Barranco Seco, dialoga con Benito Ramírez (11) y el fisioterapeuta Raúl Quintana. | | JUAN CASTRO

El calvario del Mesías. Anxo Carro, el cementerio del artista. El capitán y mediapunta de la UD Las Palmas Jonathan Viera Ramos, según las pruebas radiológicas efectuadas ayer, tiene una fractura en el quinto dedo del pie izquierdo. El parte médico detalla que permanecerá de seis a ocho semanas lejos de los terrenos. Un señor drama. Todo explotó en Lugo, el pasado miércoles. Un día negro.

El percance físico provoca que se pierda, en el mejor de los casos, un total de ocho encuentros de Liga ante: Alcorcón (mañana en el Gran Canaria), Real Sociedad B (viernes 29 de octubre), Fuenlabrada (3 de noviembre), Oviedo (6 de noviembre), Zaragoza (14), Málaga (21), Leganés (28) y Sporting de Gijón (5 de diciembre). Otras fuentes del club no desechan la opción de los dos meses de baja y que regrese ante el Tenerife en el Heliodoro el 2 de enero del 2022.

El cuerpo médico de la entidad amarilla, que dirige Gerardo Garcés, valora en los próximos días si el ‘21’ debe pasar por el quirófano -una vía que no acorta el período de baja-. Viera sufrió un pisotón ante el CD Tenerife en Siete Palmas -sábado 16 de octubre- y ya presentaba molestias en la zona del pie. El domingo hubo jornada de descanso y el lunes la sesión fue regenerativa para los titulares.

El martes voló junto al resto de la expedición a Lugo. Durante el calentamiento en el Anxo Carro -miércoles-, el ‘21’ se dirige al vestuario y abandona quince minutos antes que el resto esta fase preparatoria. Se infiltra para jugar sin dolor. Duró quinte minutos en el verde y fue reemplazado por Óscar Clemente. En ese cuarto de hora y lo que provoca que reclame el cambio, es una rotura en el isquio derecho -parte posterior del muslo-. El percance muscular le deja ‘KO’ y abandona el campo.

El plantel regresó el jueves por la tarde y ayer es cuando fue examinado con pruebas de tipo radiológico. Seis días después del clásico ante el CD Tenerife y 48 horas después del Lugo-UD, es cuando se examina el quinto dedo del pie izquierdo del genio de La Feria. El plazo de baja por la rotura muscular es de unas tres semanas, pero es la fractura la que conforma un torpedo de uranio al corazón de la UD. ¿Se podía haber evitado? ¿Fue un cúmulo de fatalidades?

Dolor, pinchazo y radiología

Desde el entorno del ‘21’, confirman que el mediapunta «está abatido». Tras sumar tres tantos consecutivos -ante Cartagena, Almería y Tenerife-, ahora ve frenada su progresión. El genio de La Feria estaba a un «60%» de su nivel de forma. Ante el Ibiza inició su cuarto periplo -11 de septiembre- y ya sumaba 506 minutos de juego.

No hizo pretemporada y llegó del Beijing -club con el que jugó su último partido en mayo- tras superar una lesión de rodilla.

Gerardo Garcés descarta de forma enérgica que Viera viajase con un fractura en el dedo a Lugo. «No sube al avión si tiene un hueso roto, cabe aplicar la razón y el pisotón que recibió ante el Tenerife, es una acción más del juego. Tenemos centenares de episodios como ese cada semana. Fue examinado y se descartó cualquier tipo de complicación», determina.

Para el traumatólogo, con más de tres décadas de labor profesional, el hecho de infiltrarse no implica que se esté más cerca de provocarse una fractura. «La infiltración es para rebajar el dolor, es algo muy habitual. No es decisión del futbolista, se consulta con el cuerpo médico». Sobre el hecho de no examinar a Viera antes de volar a Lugo, tras el incidente en el derbi, insiste que no había parámetros ni indicios que lo justificasen. «Estaba apto».

Al contratiempo de Viera, cabe sumar la lesión muscular de Peñaranda -rotura fibrilar del bíceps femoral izquierdo-. El plazo de baja del atacante venezolano es de otras seis semanas. Además, cabe sumar la situación de Sergio Ruiz, que ya está en el tramo final de su recuperación -le quedan 14 días-.

La UD sin Viera se antoja un drama pero toca resurgir de forma urgente mañana ante el colista AD Alcorcón en el estadio de Gran Canaria (20.00 horas, Movistar LaLiga). El once inicial saltará con una camiseta de apoyo a su capitán, que fue presentado el 27 de agosto ante los aficionados -en la previa del duelo ante la SD Huesca-. La fatalidad diabólica del destino. El ímpetu ganador de Viera terminó en pesadilla. «Volverá más fuerte que nunca», inciden en el club.

Compartir el artículo

stats