La dirección deportiva del SPAR Gran Canaria trabaja a marchas forzadas para poner en manos de José Carlos Ramos una plantilla equilibrada y con opciones de no pasar apuros en una Liga Femenina Endesa más exigente. El máximo representativo del baloncesto femenino grancanario oficializó las incorporaciones de la pívot canadiense Christina Ann Morra y el retorno de una de sus canteranas, la ala-pívot grancanaria Carla Ojeda, que recalan en la entidad amarilla para reforzar su pintura.

Con la incorporación de ambas jugadoras son ya cuatro los fichajes confirmados por el Islas Canarias, tras el anuncio de la escolta norteamericana Juliunn Redmond y de la jovencísima alero ucraniana Vira Hrymaliuk.

Christina Ann Morra, natural de Toronto (Canadá, 21 años y 1,88 metros), se formó en su país natal en las filas del Colegio de Reyes Cristianos, antes de comenzar su formación universitaria en EEUU en la Universidad Wake Forest, en Carolina del Norte, donde la pasada temporada presentó una tarjeta de visita de 9,4 puntos y 5,2 rebotes de promedio por partido.

La nueva incorporación del SPAR Gran Canaria aportará dureza y garra a la pintura amarilla, además de su efectividad en el tiro libre, que le permite rentabilizar las numerosas faltas que provoca en cada partido.

En palabras de José Carlos Ramos, "por su fisonomía se adaptará muy bien a la base de nuestro estilo, que es correr después de rebote o de un robo de balón”, si bien el preparador grancanario advierte que "se tendrá que adaptar rápido a la liga para no pasarlo mal ante sus oponentes", añadiendo en este sentido que la nueva interior del Islas Canarias debe ser "capaz de aportar en los dos lados del campo, tanto en ataque como en defensa”.

El regreso de la hija pródiga

Laura Ojeda (izquierda), Pepe Herrera (centro) y Carla Ojeda (derecha), posan en la cancha de La Paterna

Carla Ojeda a sus 20 años retorna a su casa, tras jugar los últimos dos años en la Primera División Autonómica de Canarias defendiendo los colores del Tenerife Central.

El SPAR Gran Canaria recupera a una ala-pívot que en su paso por las categorías inferiores del conjunto amarillo fue una de sus referentes.

Durante su primera temporada con el conjunto blanquiazul fue subcampeona de Canarias, donde promedió 7,7 puntos, seis rebotes y 11,5 puntos de valoración en los doce partidos que disputó. Y en el curso pasado alcanzó una media de 11 tantos en los duelos que afrontó con el bloque santacrucero.

Pepe Herrera, delegado y técnico ayudante del conjunto de La Paterna considera que Carla “es una jugadora muy ofensiva, que empezó desde muy pequeña con nosotros y ha ido creciendo y mejorando año a año”, destacando que es una jugadora que "aprovecha muy bien su condición de zurda a la hora de jugar cerca del aro y en sus penetraciones".