El sueño de Sayna Mbengue debe esperar

La grancanaria del Gloria Bistrita rumano se pierde su primera gran cita con las Guerreras del lanzaroteño Ambros Martín al sufrir una pequeña lesión a las puertas del Mundial

Sayna Mbengue se dispone a ejecutar un lanzamiento en un partido del Gloria Bistrita ante dos defensoras rivales.

Sayna Mbengue se dispone a ejecutar un lanzamiento en un partido del Gloria Bistrita ante dos defensoras rivales. / Gloria Bistrita

Santiago Icígar

Santiago Icígar

Las lesiones vuelven a cruzarse en el camino de Sayna Mbengue. La lateral grancanaria se ha visto obligada a aplazar su sueño de representar a España en una gran cita tras colgarse el oro en los Juegos Mediterráneos. Un problema en el ligamento colateral externo de su codo izquierdo durante un partido con su club rumano la deja fuera del Mundial de Dinamarca, Suecia y Noruega, que arranca el 29 de noviembre.

La mala suerte con las lesiones se ha vuelto a cebar con la grancanaria Sayna Mbengue. La jugadora del Gloria Bistrita rumano regresaba a la selección absoluta de la mano del anterior seleccionador, José Ignacio Prades, siendo todavía jugadora del Rocasa. Con el cambio de jefe en el banquillo de las Guerreras, y la llegada del lanzaroteño Ambros Martín, se convertía en la única canaria presente en la convocatoria para la disputa del Mundial de Dinamarca, Suecia y Noruega que comienza el próximo miércoles.

La valentía de la lateral isleña de dar el paso de abandonar su isla para probar fortuna en una de las ligas más potentes del Viejo Continente era reconocido por el nuevo seleccionador, que no dudó en incluir el nombre de la jugadora formada en el Rocasa; esta venía promediando en su nuevo equipo, el Gloria Bistrita -cuarto clasificado de la Liga Florilor rumana-, 3,22 goles por partido, habiendo materializado un total de 29 dianas en lo que va de curso.

Una lesión en el ligamento colateral externo de su codo izquierdo jugando con su equipo, y de la que todavía no se ha recuperado, ha llevado al cuerpo técnico de las Guerreras, siguiendo el consejo de los servicios médicos federativos, a dar la baja de cara a la cita mundialista a Sayna Mbengue, para que pueda proseguir con su recuperación bajo la tutela de su club.

La grancanaria causa baja cuando faltaba poco más de una semana para la cita mundialista

Su sueño de poder representar a España en una gran cita se truncaba el pasado domingo por la tarde. A través de un comunicado de la Real Federación Española de Balonmano que ratificaba su baja junto con la de su compañera Jennifer Gutiérrez, quien sufrió un esguince en el codo de su brazo izquierdo, optando por reclutar en su lugar a la jugadora del Costa del Sol Málaga Sole López.

Sayna Mbengue pierde la oportunidad de recoger el testigo en las Guerreras de su excompañera y paisana Almudena Rodríguez, y más tras haberse colgado el oro al cuello durante los Juegos Mediterráneos, junto a dos de por entonces compañeras en el Rocasa: la tinerfeña Alba Spugnini y la roquetera María Gomes.

Las lesiones, sobre todo de rodilla y de tobillo, han mermado la progresión del mayor talento canario desde la irrupción de Marta Mangué. A sus 25 años, Sayna cuenta con uno de los lanzamientos exteriores más potentes de Europa. A ello se une su altura, 1,88 metros, y su zancada espectacular. Estas cualidades llevaron al conjunto rumano del Gloria Bistrita a realizar un decidida apuesta por la grancanaria.

Las Guerreras se encuentran concentradas desde el lunes en Cantabria, donde disputarán antes de viajar a Noruega el torneo internacional de España en el Palacio de Deportes de Santander. El viernes se miden a Japón (18.00 horas), el sábado a Argentina (16.00) y el domingo a Serbia (12.00).