Entrevista | Alejandro Cabrera Director deportivo del RC Náutico

Alejandro Cabrera: «La Semana Olímpica nos promociona como destino»

Alejandro Cabrera, director deportivo del RC Náutico de Gran Canaria, es responsable de la Semana Olímpica Canaria, que celebra su 25º aniversario desde hoy. El grancanario destaca la apuesta de la entidad y de este evento por la vela adaptada.

Alejandro Cabrera posa en las instalaciones del RC Náutico de Gran Canaria.

Alejandro Cabrera posa en las instalaciones del RC Náutico de Gran Canaria. / LP/DLP

M. O.

¿En qué estado de forma llega la Semana Olímpica Canaria de Vela a su edición número 25?

Ya se ha convertido en un evento tradicional del RC Náutico de Gran Canaria. Nació por iniciativa de los regatistas de la época, entre ellos Fernando León, que pertenecían al equipo olímpico. Viendo las buenas condiciones climatológicas de la Isla, decidieron pedir apoyo a la entidad y a las instituciones para entrenar aquí. Obtuvieron ese respaldo desde el primer minuto. Así empezaron a venir todos los regatistas del norte de Europa, dando lugar a la organización de esta prueba. Hoy en día es cierto que mantener el nivel de participación supone un desafío mayor cada año, porque han surgido ofertas cercanas a Canarias, como Portugal o Palma de Mallorca, y los retos de llegar a las Islas para los deportistas son mayores. Pero nosotros seguimos apostando por mantener un evento que sin duda aporta beneficios no solo al club, ya que es una oportunidad para nuestros regatistas de mejorar su técnica compitiendo con los mejores, sino a la ciudad y a Gran Canaria en general, que se promociona como destino para deportes acuáticos.

Este año se celebra, en paralelo, el Campeonato de España de vela adaptada de la clase 2.4mR. ¿Qué supone?

Para el club supone un orgullo continuar con el desafío de organizar cada año eventos de relevancia como esta Semana Olímpica Canaria, en la que albergamos 180 regatistas de distintas nacionalidades, y compaginarlo con la vela adaptada, que requiere otras atenciones. Este año el Campeonato de España de la clase 2.4mR no tenía club organizador y hace dos meses contactaron con nosotros porque saben que siempre hemos apoyado esta clase, y decidimos integrarla en el programa. Porque enriquece el evento y el espectáculo, sin duda. De hecho, los últimos cuatro años siempre hemos organizado copas o campeonatos de España de Hansa o de 2.4 coincidiendo con la celebración de la Semana Olímpica.

¿Qué regatistas destacan este año en la Semana Olímpica?

Entre los extranjeros destaca la participación de Viktorija Andrulytė, de Lituania, que ya ha ganado dos veces este evento en la clase ILCA 6, y el Trofeo Manolo Pazos el último año. También resaltar la presencia en la clase olímpica ILCA 7 de Joaquín Blanco, regatista del equipo olímpico y del club; y otros como Samuel Beneyto, también en ILCA 6, o Viktor Kateliev, tercero del mundo este año en categoría juvenil de ILCA 7, o Isabel Hernández, también de la clase ILCA. La clase ILCA es la que más tradición tiene en Canarias, y desde 2008 siempre hemos tenido algún representante en el equipo olímpico. Concretamente del club, hubo en Río y en Tokio. El próximo año tendremos seguro también un representante en la clase ILCA 7, además de Andrés Barrio en Nacra 17.

Hablemos de la apuesta del club por la vela adaptada.

Fue una decisión que se tomó en 2017 en el Real Club Náutico de Gran Canaria, y en la que ha sido vital el apoyo de las instituciones públicas, a través del programa Ciudad de Mar, o privadas como la Fundación Disa o La Caixa. Básicamente, el objetivo desde el principio es popularizar la idea de que este deporte no tiene barreras, que es accesible a cualquier persona con independencia de la discapacidad que pueda tener. Los regatistas nacionales siempre lo han valorado y mantienen mucha cercanía con el club, de hecho, algunos como el catalán Jordi Cargol o los regatistas de la Comunidad de Madrid tienen sus barcos en nuestras instalaciones todo el año, porque encuentran todas las facilidades y el apoyo que requieren, para organizar un entrenamiento o lo que haga falta.

Este año, además, habrá regatistas de Optimist en la clase adaptada Hansa 303. ¿En qué consiste esta iniciativa?

Desde el equipo técnico y directivo teníamos ganas de hacer algo diferente, y como durante la Semana Olímpica tenemos que cancelar la actividad de la clase Optimist –de 9 a 13 años– porque necesitamos las lanchas y la explanada, se nos ocurrió dar a los regatistas que tenían que parar la posibilidad de sumarse a la clase Hansa, en la que se puede navegar tanto individual como en dobles, y que compartieran experiencias los tres días de regata y adquirieran conocimientos de trabajo en equipo y de competición. Creo que va a ser una experiencia muy enriquecedora para ambos. Los niños van a aprender de estos regatistas con discapacidad no solo que no hay barreras, sino muchas cuestiones técnicas. Y los regatistas están encantados de compartir la experiencia.