Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas - El rival

El despertar del más humilde

La Llagostera suma tres victorias en los últimos cinco partidos y encuentra la receta para convertirse en un equipo competitivo

Un instante del encuentro de la primera vuelta

Un instante del encuentro de la primera vuelta Quique Curbelo

De mostrar una imagen triste y pecar de novato en el Estadio de Gran Canaria a sorprender al poderoso Real Valladolid. La UE Llagostera ha crecido en una primera vuelta en la que ha cumplido con nota. El equipo con menos presupuesto de Segunda División está muy vivo en la batalla por la permanencia y de hecho, aunque está en puestos de descenso, empata a puntos con la zona de la salvación.

Después de cambiar de entrenador en la novena jornada -Lluis Carrillo sustitutó a Santi Castillejo, por lo que regresaba así el técnico del ascenso-, el cuadro gerundense ha ido dando pasos cortos pero seguros hacia adelante hasta encontrar el gen competitivo necesario. Han realizado hasta 18 fichajes -incluyendo los de enero-, por lo que necesitaban tiempo para que los jugadores se fueran conociendo y adaptando a la categoría, ya que muchos de ellos no habían pisado Segunda División.

Fiables en defensa

Con un 4-4-2 en el que Ruymán y Pitu, ambos ex de la UD, tienen un rol protagonista en la zona central, la Llagostera se ha convertido en un equipo rocoso, con las líneas muy juntas y al que es muy difícil marcarle goles. De hecho, en las últimas cinco jornadas solo ha encajado cuatro goles, y eso que se ha medido a equipos como Valladolid, Girona, Ponferradina, Mirandés y Albacete, el único de 'su' Liga.

En ataque, en cambio, es donde tienen más problemas ya que solo han anotado 17 goles, cifra que les convierte en el menos realizador de la categoría junto con el Tenerife. No hay un referente claro en ataque, donde el máximo artillero es Sergio León con cuatro dianas.

Tres ausencias

Carrillo cuenta para este encuentrao con las bajas de Vallho, Jorge y Tarradellas. Los dos primeros son defensas, pero el equipo catalán no les echó de menos la semana pasada, pues con una línea formada por Jordi Masó, Tito, Ruymán y Enric Pi dejaron secos al Valladolid. Con interiores muy solidarios, un doble pivote combativo y delanteros potentes físicamente la Llagostera promete mucha guerra.

Compartir el artículo

stats