Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas Atasco en la zona alta

El ascenso más caro

Girona, Sporting, Betis y Valladolid se resisten a dejar marchar a Las Palmas - El equipo amarillo mantiene un ritmo regular pero no logra despegarse en la tabla

Araujo protege el balón ante Luis Hernández en el UD-Sporting.

Araujo protege el balón ante Luis Hernández en el UD-Sporting. QUIQUE CURBELO

La UD Las Palmas suma, suma y suma, pero no se queda sola. La Segunda División de la temporada pasada y la del curso actual son dos mundos totalmente diferentes. Mientras el año pasado a estas alturas Deportivo y Sporting de Gijón mandaban con 39 y 37 puntos, respectivamente, el conjunto de Paco Herrera comanda la tabla en la actualidad con 47 puntos, seguido de cerca por el trío que forman Girona, Sporting y Betis con 44. Incluso el quinto, el Valladolid, suma más puntos que el líder del curso anterior con 42. Pero la UD resiste ante semejante acoso. A los de Herrera no les tiembla el pulso.

La diferencia de nivel es evidente. Esta es otra Liga. Y el ascenso directo, salvo sorpresa mayúscula, ha quedado reducido a cinco equipos. La distancia entre el segundo y el sexto -la Ponferradina- se dispara a los diez puntos. La victoria del Sporting este fin de semana en El Toralín (0-2) es la prueba del peldaño que hay entre el quinto y el resto de aspirantes a la promoción que, esa pelea sí, está tan abierta como siempre.

Proyección muy alta

Eso provoca que las cuentas para garantizar el ascenso directo se vayan más allá de los 85 puntos, como en la 11/12, cuando el Valladolid se quedó tercero con 82 y tuvo que recurrir a la promoción para subir. Mientras, en la 12/13 quien se quedó a las puertas fue el Almería con 74, y en el curso pasado el Real Murcia, tercero, sumó solo 65. Esa línea descendente va a repuntar este curso salvo debacle de todos los candidatos. Así, ante semejante nivel, la UD Las Palmas debe repetir o mejorar su primera vuelta para enmarcar, en la que sumó 43 puntos, para cumplir con las matemáticas.

La ciencia, sin embargo, suele servir de poco en el fútbol. Es por ello que en el club insular prefieren no hacer cuentas ni establecer una cifra de puntos como objetivo. Aunque Toni Cruz, director general deportivo, sí admite una diferencia con respecto a años anteriores: "No hay que descartar a nadie para el ascenso directo, pero es verdad que este año parece que hay una criba entre los cinco primeros y el resto", comenta. Aunque, luego, "en una categoría tan igualada es muy difícil de mostrar en cada partido las diferencias clasificatorias", advierte. Prueba de ello es el reciente desliz, el pasado domingo, del Valladolid en casa ante el Lugo, próximo rival de la UD.

Pese a ello, la inercia de los cuatro perseguidores de Las Palmas es abrumadora. De hecho, ninguno de ellos ha perdido en las dos últimas jornadas, en las que el conjunto insular ha sumado cuatro puntos, los mismos que Valladolid y Betis, mientras que Girona y Sporting han hecho un pleno. Son precisamente éstos últimos los dos clubes con plantillas más cortas entre los cinco candidatos, lo que ha hecho pensar a muchos analistas que caerán con el paso de las jornadas. Son los que menos rotaciones han realizado. De hecho, los de Abelardo son el equipo que menos jugadores ha usado con 18. Y tres de sus cuatro defensas han jugado todos los minutos.

Toni Cruz, director general deportivo, asegura que a estas alturas de temporada ya nada de lo que registre la clasificación debería suponer una sorpresa: "Antes de que comenzara la competición cada uno podía tener sus favoritos en función de los jugadores. Pero en este momento hay argumentos suficientes entre los que están más arriba para justificar su posición", asegura.

Con ninguno de ellos se cruza la UD Las Palmas hasta dentro de un mes, cuando en dos jornadas consecutivas (28ª y 29ª) se medirá a Sporting y Betis. Más adelante, ya en abril, visitan el Gran Canaria el Girona primero (33ª jornada) y el Valladolid después (35ª jornada). Los duelos directos serán fundamentales para marcar las diferencias, que visto lo visto serán muy pocas.

Compartir el artículo

stats