20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

Javier Gago 'El Malaguita': "Siento tristeza porque se empañó la celebración de la victoria"

"Vino el vigilante y me sorprendió, me agarró por el brazo y me dijo: '¡fuera!' Si me dicen eso, pues me voy"

Javier Gago 'El Malaguita': "Siento tristeza porque se empañó la celebración de la victoria"

Javier Gago 'El Malaguita': "Siento tristeza porque se empañó la celebración de la victoria"

¿Cómo fue el día después del incidente con la seguridad?

De descanso. Me lo tuve que tomar libre, sin trabajar. De relaxing cup como diría la política Ana Botella (entre risas). Me hizo falta.

¿Entiende el revuelo que se ha formado en torno a esto?

Sí, porque creo que fue algo innecesario lo que pasó. Fue en un tiempo muerto, el partido no estaba en juego siquiera. No hice nada violento y era algo que había hecho en otras ocasiones. El ambiente me recordaba al del Centro Insular de Deportes y me salió de dentro intentar levantar a la gente.

¿Cree que volverán esos partidos con el ambiente del CID?

Eso espero. Varias personas nos hemos puesto en contacto con el club para intentar crear una zona de animación para que la gente que quiera participar más activamente lo haga de la forma más sana posible. Nos gustaría que fuese un fondo, aunque este año tienen unos precios más elevados. Yo ahora voy por libre, pero sueño con que podamos tener una zona de animación de este tipo.

Volviendo al suceso con la seguridad, ¿se ha visto sobrepasado con la repercusión que ha tomado el asunto?

Claro, a nadie le gusta salir en los medios por esto. Me quedo con las muestras de cariño de la gente. El móvil no me ha parado de sonar. Los comentarios de la gente en las redes sociales y en las noticias te llegan y las sientes. Pero repito, todo esto no tenía que haber pasado. Siento tristeza porque esto empañara la celebración de la victoria.

Explique su versión del percance con la seguridad.

El partido se animaba y la gente estaba animando. Necesitaba ese último empujón, por eso me decidí a dar la vuelta, no porque yo quiera ser un protagonista. Empecé a dar la vuelta e incluso las autoridades me chocaron la mano. Ese gesto fue uno de los más bonitos que me han pasado como aficionado del Gran Canaria. Después vino el vigilante y me sorprendió, me agarró por el brazo y me dijo: '¡fuera!'. Y eso fue lo que hice yo, si me dicen fuera, pues me voy.

¿Niega que usted se fuera por su voluntad como dice la versión de la seguridad del recinto?

Si me dicen que me vaya, me voy. Podía haberme puesto a discutir con ellos, pero no me salió. Me resigné y me marché. Tiré mi bandera y me fui. Creo que fue lo mejor que hice. Fue muy triste.

Entonces, el presidente Joaquín Costa sale a buscarle. Le llama y, ¿qué le dice?

"¿Dónde estás?", me preguntó. Yo le dije que estaba en el coche y que me iba para casa. Él me convenció para que volviera. En ese momento no pude hablar con él. Valoro mucho su gesto. Tanto él, como el consejero Lucas Bravo y como todos los presidentes que ha tenido el club, siempre se han portado bien conmigo. No creo que tuvieran la culpa de lo que pasó.

¿Le habían advertido que no podía dar la vuelta?

En los tiempos muertos, según me dijeron, sí podía. Me lo confirmaron los vigilantes en el partido contra el Real Madrid. Hay formas y formas de decir las cosas. Si por todo esto se arma y me lo prohíben hacer, pues no se hace y se acabó.

¿Cree que pasará eso?

Según me han comentado, igual cambie la situación un poco. El club valorará con la seguridad la posibilidad de que sean un poco más benevolentes.

¿Le ha quitado esto las ganas de seguir animando al equipo?

En absoluto. Quedan muchas cosas que hacer por el equipo. Esto lo hago yo porque me hace feliz, nunca buscando ser el foco ni el símbolo de nada, pero el cariño de la gente me ha ayudado mucho. Eso seguro que no lo olvidaré.

Compartir el artículo

stats