Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regional y Base

El cabreo de los ‘antimascarillas’

Directivos y entrenadores tildan la medida de competir con la prenda de “disparate y atentado a la salud” l “No pondré en peligro la vida de mis jugadores por un partido”

Primer plano de cuatro futbolistas del Unión Viera Femenino C, durante el entrenamiento de ayer, con mascarilla, en el césped artificial del Alfonso Silva.   | | UNIÓN VIERA

Primer plano de cuatro futbolistas del Unión Viera Femenino C, durante el entrenamiento de ayer, con mascarilla, en el césped artificial del Alfonso Silva. | | UNIÓN VIERA

El sentir de los críticos. Los rostros del no. Discursos contra la mascarilla en el universo del fútbol Regional y Base. Desde este fin de semana -comienza en Fuerteventura y desde el 6 de marzo en Gran Canaria-, los futbolistas federados no profesionales deben lucir la novedad más polémica. Por indicación del Gobierno autonómico - el apartado 3.14.2 de la resolución del 28 de enero-, los partidos y entrenamientos son con mascarilla.

Mario Martín Cruz, vicepresidente del CD Becerril, ejerce de portavoz de una cadena de 120 futbolistas -siete equipos y el Regional Preferente-. “Las normas cambian; hay que jugar con mascarilla y sin público. No queremos ser responsables de una desgracia con el handicap de jugar a elevadas temperaturas. Competir con esa prenda con un calor que raja las piedras es un sacrilegio. Dependemos de una entrada de dinero. No hay público, no hay capital. Como club, vamos al carajo. Pido volver a la normativa de noviembre [entraban los aficionados con la toma de temperatura y gel] o no competimos. ¿Descenso por incomparecencia del Regional Preferente? Me quedo en casa. No vamos a cambiar de opinión”, asevera el dirigente norteño.

Martín pone dos casos prácticos. “Prefiero descender que poner en peligro la vida de mis jugadores. Esto es puñeta. Me han venido dos padres, uno que su hijo es asmático y el otro, que es obeso. ¿Jugarán a 34 grados?”.

Critica el talante de la Federación Interinsular y tilda de “abusivas” las cuotas arbitrales. “Es un si te gusta, bien, y si no, también. La Mutualidad bajó un 15%, porque se renunció al importe de lo que no se jugó en la pasada campaña por el virus. Luego está la suspicacia de apurar hasta el 50% del caldenario. Alcanzar ese ecuador sea como sea. Así tendría validez la clasificación, se puede dar por finalizada y no te devuelven el dinero de la Mutualidad (...) Un arbitraje de Regional vale más de 200 euros, ya me dirá usted cómo subsistimos. Somos críticos y alzamos la voz, seremos el que se coma el marrón. Pero el Becerril no está solo, hay más cadenas y valoramos las medidas judiciales”.

Los señores de los despachos

Luis Fernando González lleva las riendas del Valleseco -undécimo con 8 puntos en el Grupo 2 de la Regional Preferente-. El técnico tilda de “disparate” la lluvia de 22 mascarillas en el verde. “Aquí se trata de mantener el chiringuito, hay que jugar como sea. Tenemos el ejemplo de Madrid, con las mascarillas colgando del cuello. Debemos ser más serios. ¿Quién vela por los lesionados? Parece que lo único que prima son los beneficios de la Federación Interinsular. Hay que agarrarse a la vida, no que me la quiten. Yo me pongo la mascarilla cuando los señores que están sentaditos en los despachos se la pongan y completen varias carreras a las 12.00 horas. El deporte es salud, en este caso, lo mejor es ser responsables. Y recurrir al consenso. Solo soy entrenador, no puedo determinar si debemos abandonar la competición. Simplemente reclamo cordura”.

En la isla que abrazó a Unamuno en el destierro, hay un rebelde con causa. Andrés de León Franquis, preparador y hombre orquesta del Cotillo, tiene un señor cabreo. El domingo se mide a Las Playitas tras dos meses de parón -Fuerteventura está en la fase 1-.

“Somos personas, no un número. No formaré parte de este tenderete”, avisa Franquis

decoration

“No somos marionetas, hoy [ayer para el lector] nos enteramos de la celebración del partido. Se nos falta el respeto (...) El uso de las mascarilla es perjudicial, lo dicen los expertos. Somos personas, no un número. ¿Cuánto vale la Mutualidad? Nos sacrificamos para qué, no hemos entrenado. Los futbolistas se niegan [a lucir la prenda en la competición] y no pondré a nadie en peligro para ganar un partido de mierda. Jugándose la vida por un iluminado que está sentado en una mesa”, denuncia en El Deportivo de Fuerteventura de Radio Sintonía.

“Si un ascenso vale más que la dignidad, conmigo no juegan. O hacemos el payaso como en Madrid. Igual sacan un comunicado para jugar ‘amarrao’ un jugador al otro por la pierna. Todo esto por cuatro duros, cuatro mutualidades y cuatro arbitrajes. Tengo sangre por las venas, pido respeto. No me pienso callar más”.

1.000 firmas en ‘Change.org’

José Manuel Ramírez, presidente del CD Tablero, es el sindicalista de las hordas de la rebelión. “En Change.org ya tenemos 1.000 firmas de apoyo para la petición ‘Queremos volver a jugar al fútbol sin mascarillas y con seguridad’. La descoordinación es alarmante con el calendario. Al final siempre pagan los más débiles. Vamos a respaldar las iniciativas del Becerril. Yo voy a la guerra con un tirachinas. Ya lo dijo Del Nido, expresidente del Sevilla, que jueguen Barça y Madrid. Que se queden los insolidarios y armen una liga”.

Las mascarillas se las costean los padres y futbolistas. Los árbitros no pueden amonestar a los que no la lleven. Es competencia de las fuerzas del orden.

Youtuber de la Regional con sus vídeos en ‘El Chiringuito de los llorones’, Martín pide una reunión entre los agentes del fútbol base. Reclama una rebaja en los costes federativos y propone el fin de la competición. “Se empezó con unas normas, ahora hay otras”.

El Becerril pide el cierre de la competición y el Tablero la ayuda de la clase política

decoration

El deporte como espejo de la vida. Luis Fernando González, estratega de 53 años, teme una cascada de lesiones musculares. “Hay que ser solidarios con Lanzarote [fase 4 y excluidos]. Hay que salvar los puestos de trabajo, miren el turismo. El fútbol humilde no cotiza”.

Este domingo, El Cotillo vuelve al ruedo. Andrés de León Franquis se enteró ayer de la celebración del partido. Critica que solo se juegue un partido. “¿Qué gana la liga con la disputa del Cotillo-Playitas? ¿Y el resto? No formaré parte de este tenderete. Ya está bien”.

La agrupación de la ira. José Manuel Ramírez argumenta que los ‘anti-mascarillas’ solo piden un escenario de cordura. “Deberían implicarse los políticos, ya hemos superado el millar de firmas. No me pondré a vigilar quién la lleva y quién no, no soy un sargento”.

Mario Martín // Vicepresidente del Becerril

“¿Y si tengo en la cadena un jugador asmático y otro con sobrepeso? Nos plantamos: no se juega” 

  • Youtuber de la Regional con sus vídeos en ‘El Chiringuito de los llorones’, Martín pide una reunión entre los agentes del fútbol base. Reclama una rebaja en los costes federativos y propone el fin de la competición. “Se empezó con unas normas, ahora hay otras”.


Luis Fernando // Entrenador del Valleseco

“Estamos ante un disparate mayúsculo, lo único que cuenta es mantener el chiringuito” 

  • El deporte como espejo de la vida.  Luis Fernando González, estratega de 53 años, teme una cascada de lesiones musculares. “Hay que ser solidarios con Lanzarote [fase 4 y excluidos]. Hay que salvar los puestos de trabajo, miren el turismo. El fútbol humilde no cotiza”.


De León Franquis // Entrenador del Cotillo 

“No somos marionetas y no participaré en este circo por cuatro duros y cuatro mutualidades” 

  • Este domingo, El Cotillo vuelve al ruedo. Andrés de León Franquis se enteró ayer de la celebración del partido. Critica que solo se juegue un partido. “¿Qué gana la liga con la disputa del Cotillo-Playitas? ¿Y el resto? No formaré parte de este tenderete. Ya está bien”. 


José Manuel Ramírez // Presidente del Tablero

“Yo voy a la guerra con un tirachinas, jugar así es una clara adulteración de la competición”  

  • La agrupación de la ira. José Manuel Ramírez argumenta que los ‘anti-mascarillas’ solo piden un escenario de cordura. “Deberían implicarse los políticos, ya hemos superado el millar de firmas. No me pondré a vigilar quién la lleva y quién no, no soy un sargento”. 

Compartir el artículo

stats