Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian a una agencia de viajes por presunta estafa a decenas de personas

Los usuarios pagaron a la empresa 'elquenocorrevuela.com', en Las Palmas de Gran Canaria, viajes que no existían

La agencia, cerrada. JUAN CARLOS CASTRO

Decenas de personas han denunciado por presunta estafa a la agencia de viajes elquenocorrevuela.com, especializada en la venta de paquetes vacacionales y ubicada en la calle Presidente Alvear en Las Palmas de Gran Canaria, que ayer estaba cerrada por "motivos ajenos" a la voluntad de la dirección, según rezaba en un escueto cartel colgado en la puerta del establecimiento. Las causas no eran otras que las denuncias en las dependencias policiales de personas que, en algunos casos, habían pagado paquetes vacacionales que no existían. En otros, se fueron de viaje creyendo que todo estaba en regla, pero sólo tenían el billete de ida abonado, por lo que al llegar se encontraron sin hotel ni la vuelta contratada.

Los afectados han creado rápidamente una plataforma, que centraliza el despacho Navarro Abogados, ubicado en Vegueta, cuyo socio fundador, Álvaro Navarro, es precisamente uno de los presuntos estafados. Ayer ya habían contactado con él trece personas, aunque sabe que son muchas más, "mínimo unas sesenta", calcula, así como estima que el presunto timo podría rondar los 300.000 euros.

Como abogado, "y afectado", ofrece los servicios de su despacho a "un precio estrella" para las personas que aún no hayan denunciado. A su juicio, "lo importante es estar unidos" a fin de ejercer la máxima presión. En la comisaría de Juan Rejón se habían formulado, al parecer, unas 30 denuncias contra esta agencia propiedad de dos hermanas residentes en la capital grancanaria, según fuentes consultadas. En las redes sociales corría la voz de que las propietarias habían sido detenidas al objeto de esclarecer los hechos.

Redes sociales

Todo estalló el pasado miércoles cuando un grupo de usuarios se personó en la agencia porque llegaba el día de su partida y no habían recibido la documentación del viaje. A algunos, como a Navarro, les decían que las líneas estaban colgadas y no podían acceder a internet. Pero a otras personas, como a Carolina Hernández, que fue una de las primeras en alertar a través de Facebook sobre la situación, y que debía viajar a Nueva York, el personal de la oficina le confirmaba la imposibilidad de la devolución de los gastos generados por un servicio que no le ofrecieron. "No tienen dinero para devolver las compras efectuadas de viajes, y hay mucha gente colgada en diferentes países que ahora no puede volver a España porque no pagaron su vuelta, o que han llegado a destino y sus hoteles no han sido pagados por la agencia", narraba en su post, que movilizó a numerosas personas.

En la puerta de la agencia se generó una gran tensión y tuvieron que intervenir efectivos policiales, cuentan los vecinos. Ayer jueves, la oficina estaba cerrada y los afectados se iban acercando a cuentagotas para comprobar si lo que se decía en las redes sociales era cierto. Como Sergio, un joven estudiante que se iba a ir con cuatro amigos a Ibiza el próximo miércoles y había contratado el apartamento y el coche de alquiler.

Cuando le mandaron un wasap con lo que estaba ocurriendo telefoneó a los apartamentos y le confirmaron que no había nada a su nombre. Lo mismo ocurrió con el vehículo de alquiler. A la agencia le habían abonado previamente 790 euros por el apartamento y 160 euros por el coche.

Álvaro Navarro: "El tipo de estafa sería engaño con ánimo de lucro"

El abogado Álvaro Navarro, que ha formado una plataforma de afectados, se iba a Nueva York el próximo martes en compañía de su pareja. Le ofrecieron un paquete de 3.220 euros, con seguros de cancelación de billetes, estancia, todo. "Me insistieron que pagara ya, y eso me extrañó, pero como había contratado con ellos en otras ocasiones, lo hice, por teléfono con la tarjeta, y me dieron justificante", indica. Como la documentación no llegaba se puso en contacto con la agencia y todo estalló. "El tipo de estafa se podría encuadrar claramente: engaño con ánimo de lucro, porque pasaban las facturas pero no compraron nada", sostiene. Rápidamente empezó a buscar afectados. "Unos chicos, trece en concreto, se quedaron tirados en Tailandia. Ya están aquí y contactaron conmigo. Todos han puesto denuncia. Ellos pudieron volver, por suerte", explica. En su caso, el viaje le va a salir caro. Son sus únicas vacaciones, tenía excursiones programadas y se ha comprado otra vez dos billetes y abonado un hotel. En total, unos 5.000 euros más. "Pero todo esto se lo voy a repercutir a ellos", indica.

Pablo Barroso: "Mi esposa y yo nos íbamos a Nueva York en Semana Santa"

Pablo Barroso está recién jubilado y tenía programado un viaje a Nueva York con su esposa para Semana Santa. Desembolsaron 1.500 euros el 1 de septiembre. Como vive cerca de la agencia, el miércoles por casualidad vio las dotaciones policiales. Sospechó y se acercó a la oficina. "Nos dijeron que era una posible estafa y que fuéramos a la comisaría del distrito de La Isleta a denunciar. Allí nos encontramos con un grupo de gente que estaban denunciado y nos comentaron que habían pasado como sesenta personas", cuenta. Pablo efectuó la denuncia y, además, fue a la Dirección General de Consumo para reclamar. Su hija, que reside en Tenerife, tenía contratado un viaje a la Riviera Maya, pero como lo estaba financiando con el Banco Popular espera que puedan recuperar lo invertido a través del seguro de la entidad.

Adel: "Cuando llegué al Algarve no tenía reserva en el hotel"

Adel está ya en el Algarve con su novia. Se fueron el martes. Tenía pagado un paquete por 500 euros por persona, que incluía vuelos a Sevilla de ida y vuelta, coche de alquiler para ir a Portugal y hotel. Del 15 al 20 de septiembre. El lunes pasaron por la agencia para coger las tarjetas de embarque y les dieron solo las de ida. "Nos dijeron que las de vuelta nos las mandaban al hotel", expone. Así que partieron. Cuando llegaron al aeropuerto sevillano se encontraron con que no tenían reserva del coche de alquiler a su nombre. Adel llamó a la agencia, que le puso una serie de excusas, pero al final lograron que les dieran el vehículo. Cuando arribaron al hotel ocurrió lo mismo: no había reserva. Volvió a llamar y una de las dueñas de la agencia le dijo que tenían un problema con el turoperador y con un empleado suyo, que abonara los gastos y ya se los reembolsaría. "He tenido que pagar 800 euros de hotel, cinco noches todo incluido, y el billete de vuelta de Sevilla a Gran Canaria, 175 euros dos personas", indica. Se quedan en Portugal hasta el domingo, y cuando vuelvan, si la situación se confirma, denunciarán como el resto de afectados.

Laura García: "Ya he denunciado; pagué 1.200 euros para Ámsterdam"

Laura García formalizó el miércoles su denuncia. Había comprado un viaje para dos personas a Ámsterdam y Bruselas que incluía billetes de avión y tren, alojamiento y traslados al aeropuerto. Adquirió su paquete vacacional a principios de mes y en el momento de la compra le indicaron que debía abonar 1.200 euros en un único pago por "problemas técnicos". Quedaron en confirmarle el viaje el 15 de septiembre. "Cuando acudí a la agencia al ver que no nos habían contactado la oficina ya estaba cerrada", expone, por lo que rápidamente fue a denunciar los hechos.

Compartir el artículo

stats