Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las viviendas vacacionales disparan la rentabilidad del alquiler en Las Palmas

La capital grancanaria protagoniza la mayor revalorización del arrendamiento de casas en 2016

Las viviendas vacacionales disparan la rentabilidad del alquiler en Las Palmas

El alquiler de viviendas alcanzó durante el pasado año en Las Palmas de Gran Canaria (7,1%) la mayor revalorización de toda España, superando en ocho décimas la media estatal (6,3%). Este incremento de la rentabilidad responde, según los expertos, a una reducción de la oferta provocada por la retirada del mercado residencial de un alto número de inmuebles que pasan a convertirse en alojamientos turísticos. Por su parte, Santa Cruz de Tenerife se situó como la segunda capital de provincia del Estado donde más aumentó el beneficio obtenido por el arrendamiento de locales comerciales (9,4%) y oficinas (7,1%).

Sirva como ejemplo una comparación. Durante el pasado ejercicio, el beneficio por tener una casa alquilada en Las Palmas de Gran Canaria mejoró en cinco veces el que arrojaron los bonos del tesoro a diez años (1,4%).

El estudio realizado por Idealista analiza la evolución registrada a lo largo de 2016 por el mercado del alquiler inmobiliario en las cincuenta capitales de provincia españolas. Para ello, toma el precio de venta y el del alquiler. De la conjugación de ambas variables obtiene la rentabilidad que arroja un inmueble adquirido con el fin último de ser arrendado.

La capital grancanaria -igualada con Lleida- se sitúa al frente en el capítulo de casas. "El tirón se produce por el auge de las viviendas vacacionales como negocio", diagnosticó el secretario general de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (Acegi), José Saavedra.

El sector confirma la marcha al alquiler turístico de un alto número de inmuebles situados en zonas costeras de la capital como Las Canteras, Guanarteme o Alcaravaneras. En un momento en que el arrendamiento desplaza a grandes pasos a la compra como forma de relación con la vivienda, ese recorte de la oferta se traslada a los precios y de estos, al beneficio. Menos oportunidades y más demandantes permiten a los propietarios elevar sus márgenes.

Crecen más los precios

El precio del metro cuadrado de las casas en alquiler de Las Palmas de Gran Canaria se situó en los 8,6 euros al terminar el año, para un avance relativo del 10,9%, superior en casi cuatro puntos al registrado por los márgenes.

Debate distinto, en el que no entra el estudio, es si pasar del mercado residencial al turístico arroja un resultado global positivo. "No es oro todo lo que reluce", advirtió Saavedra, para exponer las exigencias que se derivan de ese negocio; desde las legales hasta las más sencillas, como atender horas de llegada que en algunos casos son intempestivas. "El alquiler para residir te puede otorgar largos periodos sin tener siquiera contacto con el inquilino, mientras que en el vacacional la rotación es altísima", explicó el secretario general de la Acegi.

El aumento del beneficio en Santa Cruz de Tenerife (5,9%) por este capítulo fue el noveno del país. La capital tinerfeña no logró traducir en beneficios sino poco más de la mitad del 11,1% que se elevaron los precios, un incremento superior al registrado en Las Palmas de Gran Canaria a pesar de que estuvieron lastrados en el último trimestre (-3,2%). Eso sí, el metro cuadrado de la vivienda destinada al alquiler en Santa Cruz (6,5 euros) es bastante inferior al de la capital grancanaria.

Sin embargo, la capital tinerfeña sí destacó en el ranking donde se más se elevó la rentabilidad cuando la base del negocio la constituyó el arrendamiento de oficinas y locales. Se situó en ambos casos en el segundo lugar de entre las cincuenta capitales españolas, de nuevo con una demanda superior a la oferta como inductor del impulso.

Solo Córdoba (7,9%), en el caso de las oficinas, y Málaga (11,1%), en el de los locales, lograron adelantar a la capital tinerfeña.

Compartir el artículo

stats