Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Hannan Carmeli

"El sector privado isleño aún no abraza el riesgo de invertir en innovación"

"Si se dan las condiciones precisas, en cuestión de semanas pueden llegar dos o tres 'startups", indica el CEO y fundador de The Dock Innovation

Hannan Carmeli, en la sede de Palet Express.

Hannan Carmeli, en la sede de Palet Express. TONY HERNÁNDEZ

¿Qué debe tener un hub de innovación marítimo para llegar a ser productivo?

Por un lado, startups y emprendedores interesados en el desarrollo de productos, de soluciones. A ellos deben sumarse corporaciones globales que operan en el sector y buscan innovación. Por último, por supuesto, hace falta dinero, inversores que apuesten por esos negocios incipientes.

Se ha reunido con responsables portuarios. De esos tres factores que enumera, ¿cuáles hay y cuáles faltan?

El sector privado no está abrazando el riesgo que supone apostar por la innovación. Desde el ámbito público sí se están tomando medidas para facilitar el salto, pero falta esa cultura de inversión de riesgo.

A pesar de esta carencia, ¿hay caldo de cultivo en Canaria como para poder pensar en un pronto despegue tecnológico?

Absolutamente. Las administraciones y entidades como Emerge están tomando la iniciativa para abrir discusiones aquí con algunos de los principales expertos mundiales. Además, la experiencia y el desarrollo en algunos ámbitos específicos es notable: reparación naval, transporte de pasajeros , terminales de contenedores..., son áreas en las que se desarrolla una actividad notable y que podrían potenciarse con más innovación. Y una tercera cuestión que no podemos olvidar es el atractivo turístico que tienen las Islas, la gente quiere venir y también los emprendedores.

¿Nómadas digitales?

No, hablo de emprendedores que traen un proyecto para desarrollar e implantar en Canarias.

¿El despegue se puede acotar en el tiempo? ¿Falta mucho?

Yo crecí en el sector privado y ahí se mueve todo muy rápidamente. En los últimos días hemos tenido algunos intercambios de opiniones con la Autoridad Portuaria de Las Palmas, con el Gobierno de Canarias y con la Sociedad Económica de Promoción de Gran Canaria (Spegc) que podrían acelerar el proceso. Hay ideas que pueden acortar los plazos para iniciar el camino con rapidez.

¿Qué ideas?

Por ejemplo, que startups internacionales puedan venir a probar sus productos, a testar los prototipos en que desembocan sus ideas. Si eso se produce, facilitaría el intercambio con las universidades y los emprendedores locales, es decir, el ecosistema canario podría aprender de cerca todo el proceso. Al mismo tiempo que se promueve este acercamiento, también hay que intentar hacer crecer la masa crítica local de emprendedores.

¿No supone eso esperar a que la solución venga de fuera?

Me preguntaba por el tiempo que sería necesario esperar hasta que se produzca el despegue y, sin duda, el efecto contagio que acarrea trabajar con gente experta es un acelerante. Pero fíjese que igual que le aporto la llegada de startups foráneas como solución, le apunto la necesidad de que crezca el número de emprendedores aquí. La solución pasa por conjugar ambos factores. Es más, ya puedo decirle que una startup israelí está interesada en desarrollar su modelo de negocio en Canarias. Hay un puerto muy dinámico y con gran conocimiento, seguro que hay muchas personas pensando en cómo mejorar las cosas, pero hoy no existe el ecosistema necesario para esa generación de soluciones y para tirarse a la piscina con un riesgo calculado. La llegada de startups que están acostumbradas a moverse en ese ámbito traerá el asesoramiento propicio.

¿Qué es The Dock Innovation?

Un programa de aceleración y de microinversión, hasta 100.000 dólares. Nos centramos en el desarrollo de innovación tecnológica en el sector marítimo y logístico.

¿Es interesante el Archipiélago para The Dock Innovation?

Sí, pero necesitamos motivos para convencer a nuestros socios de que venir aquí forma parte de una estrategia que se alinea con nuestros objetivos. En concreto, que las empresas de nuestro porfolio puedan prototipar aquí. Por supuesto, estarían interesadas en startups canarias en las que invertir.

¿Tiene entonces motivos para regresar?

Si somos capaces de materializar los planes que hemos estado discutiendo aquí, estoy deseando volver a seguir el trabajo.

¿Hay una agenda?

Sobre la mesa hay un proyecto piloto concreto que ha sido bien recibido. No es momento todavía de desvelar más.

¿Algún otro factor que juegue a favor de Canarias?

Lo fundamental es la calidad de las infraestructuras con las que cuenta. El Puerto de la Luz presta servicios para el tráfico de mercancías y pasajeros, bunkering... Para las startups esto representa una oportunidad de acceso al mercado. Pero insisto en que estamos en un momento inicial. Para nosotros es necesario tener constancia de que el puerto y las autoridades locales facilitan el acceso a nuestras startups. Si se dan esas condiciones, en cuestión de semanas podría haber aquí dos o tres startups.

¿Qué condiciones?

De puro funcionamiento. Saber que cuando lleguen no van a tocar en una puerta y nadie va a escuchar. Estoy ilusionado, veo en tres meses a startups israelíes aquí proponiendo su solución, incorporando profesionales locales que aprendan el proceso y que todos ganemos con la generación de esas sinergias.

Compartir el artículo

stats