Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Mario Otero

"AENA no decide medidas sanitarias, se limita a ayudar en lo que se le pide"

"Si la autoridad decide que se implanten los test PCR, pues habrá que ver cómo llevarlo a la práctica", explica el director de Aeropuertos del Grupo Canarias en AENA

Mario Otero. MARÍA PISACA

¿Han terminado la instalación de las cámaras termográficas?

Sí sí, en cada uno de los cuatro aeropuertos habilitados para el tráfico internacional hay ya instaladas dos cámaras termográficas, una fija y otra portátil.

¿Están listos los aeropuertos para la nueva normalidad

De hecho hemos estado preparados durante todo este tiempo, porque los aeropuertos no se cerraron en ningún momento, se han mantenido operativos. En Canarias son fundamentales y lo han sido también en estos meses para la llegada de material sanitario, para el desplazamiento mínimo entre islas, para los desplazamientos a la Península... En definitiva, hemos estado activos. Pero sí es verdad que, al mismo tiempo, hemos aprovechado este período para prepararnos para lo que iba a venir. Creamos un grupo de recuperación operativa y fuimos adelantando medidas que, al final, coinciden con las que la Unión Europea ha recomendado y España ha trasladado a su normativa.

En esto hay polémica. El senador Fernando Clavijo ha criticado las medidas por insuficientes, y el Gobierno de Madrid dice que Barajas es "un coladero".

Aquí hay dos cosas. Por un lado están las medidas aeroportuarias, que hemos elaborado a partir de las recomendaciones de la Unión Europea y del Centro Europeo de Control de Enfermedades. Estas son las medidas que pueden verse en cualquier aeropuerto que vaya a utilizarse, es decir, el uso de mascarillas, la señalización sobre las distancias sociales, la renovación del aire, hidrogeles por todas las zonas del aeropuerto y otras muchas medidas operativas y de gestión que no se ven. Esto en cuanto a las medidas que efectivamente le corresponde a AENA implantar. Por otro lado, nosotros somos un gestor aeroportuario, no decidimos las medidas sanitarias que hay que implantar. Las medidas sanitarias las deciden las autoridades sanitarias, esto es, el Ministerio de Sanidad. Y en el caso de Canarias, y también de Baleares, el Gobierno dio potestades a las comunidades autónomas para que si consideraban implantar algún tipo de medida sanitaria, pues que se hiciese. En resumen, las medidas sanitarias corresponden al Ministerio de Sanidad, y nosotros, en todo aquello para lo que se nos ha pedido ayuda, apoyamos con medios técnicos y también con medios humanos, y de hecho a partir del 1 de julio tendremos muchos equipos desplegados por los aeropuertos.

Si finalmente Canarias hiciera test PCR a los turistas en sus aeropuertos, ¿dificultaría la operatividad? ¿Puede hacerse sin mayores trastornos? ¿Qué dice AENA al respecto?

AENA tiene la misma postura que ha tenido respecto de las medidas implantadas hasta ahora: la de ayudar en todo lo que esté en nuestra mano, como se ha hecho tanto en la toma de temperatura y el control documental, que ya se están haciendo por parte del Gobierno de Canarias en vuelos con la Península y en vuelos interinsulares, como con Sanidad Exterior, apoyando el trabajo que se está haciendo en el caso de los vuelos internacionales. ¿Nuevas medidas? Pues bueno, si la autoridad sanitaria decide que se implanten, pues habría que ver la forma de llevarlas a la práctica. Todo va a depender de los tiempos de proceso, del tiempo necesario para realizar esa prueba en relación con el flujo de pasajeros, y eso puede dar lugar a unos tiempos de proceso asumibles o no asumibles. Pero hay que saber exactamente en qué consistiría esa prueba y cuál sería el tiempo de proceso, y en función de eso, hacer el análisis. En todo caso, la colaboración por nuestra parte será siempre total.

Teniendo en cuenta el enorme volumen de turistas que recibe Canarias, ¿ese tiempo de proceso del que usted habla sería asumible en el caso de los test PCR?

No soy experto en este asunto y no sé si la tecnología permitirá o no hacer los test más rápidamente, por ejemplo, pero cuestiones como esa son las que hay que ver. Ahora mismo tenemos muy pocos pasajeros, pero claro, en el futuro el flujo crecerá... También confiamos, y yo particularmente tengo mucha fe, en que haya una vacuna o una medicina que acabe con la mayor parte del problema, que al fin y al cabo reside en eso, en no tener un remedio para esta enfermedad.

Entonces, lo que las autoridades sanitarias han dicho que hay que hacer ya se está haciendo en los aeropuertos isleños. En este sentido, los canarios pueden estar tranquilos, ¿no?

Efectivamente, en todos los vuelos internacionales que están llegando a Canarias, que es lo que corresponde a Sanidad Exterior con AENA apoyando, se pasan los controles que ha establecido el Ministerio de Sanidad. El control documental, que es la entrega de un documento con el historial médico y las respuestas a una serie de preguntas médicas, y donde, además, el pasajero deja constancia de los datos de contacto, fundamentales para su posterior rastreo; el control de temperatura, con unas cámaras térmicas que permiten que el flujo sea continuo; y el control visual por parte de especialistas si se detecta algún síntoma externo. Esto es lo que ahora mismo está haciéndose en toda Europa, e incluso diría que en España con más intensidad que en otros países del continente. Y, además, en Canarias hay un plus adicional del Gobierno de Canarias, que hace esto también en los controles en los vuelos con la Península y en los vuelos interinsulares.

En resumen, que AENA ni pincha ni corta en las medidas, sino que se limita a colaborar.

Es lo mismo que en las medidas de seguridad cuando se va a coger un avión: la Unión Europea decide qué medidas hay que poner en práctica; España las traslada al Plan Nacional de Seguridad; y nosotros, en apoyo siempre a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ponemos los recursos. Pero no decidimos qué medidas hay que adoptar, sino que aplicamos las que las autoridades nos dicen que hay que poner en marcha.

Las aerolíneas piden rebajar más las tasas aeroportuarias.

Vamos a ver, AENA es una empresa que se autofinancia con sus propios ingresos, por un lado con las tarifas aeroportuarias y por otro lado con los ingresos comerciales, y llevamos unos meses con los ingresos prácticamente a cero. Aun así, no hemos tenido que recurrir a un ERTE y todos nuestros trabajadores han permanecido prestando sus servicios. Ahora toca recuperarnos, y somos los primeros interesados en que las aerolíneas vuelvan a programar vuelos. Las tarifas de AENA son de las más baratas de Europa, y, además, había un plan de incentivos que hemos visto que en estos momentos no tiene sentido, porque probablemente ninguna compañía podría beneficiarse, y lo que hemos hecho es elaborar un nuevo plan de incentivos para esta situación en el que se bonifica la tarifa de aterrizaje. Y se bonifica con independencia de que el avión traiga más o menos pasajeros, porque se calcula a partir del peso del avión, con lo cual se reduce mucho el riesgo de la compañía. Es una medida que sin duda ayudará a recuperar el sector.

Ha habido mucha polémica por la paralización de las obras en los aeropuertos. La patronal de la construcción de Tenerife, Fepeco, incluso habló de un "trato colonialista" de AENA.

El objetivo fue preservar la seguridad de los trabajadores por encima de cualquier otra cosa y evitar contagios. Es verdad que dentro del estado de alarma hubo unos días de paralización prácticamente total, pero se paralizaron las obras no solamente en Tenerife o en Canarias, sino en todos los aeropuertos de España, y ya digo, para evitar que los contagios fueran a más y sabiendo que sería algo temporal. En cualquier caso, ahora mismo ya están reactivadas todas las inversiones, absolutamente todas. Unas están en fase de preparar el papeleo, por ejemplo los nuevos planes de seguridad y salud, pero la instrucción de que todas las obras se reinicien está dada desde hace dos semanas, y las empresas están preparándose para volver. De hecho ya me han dicho que en el caso de la gran obra de Tenerife Sur, el lunes empezará a verse maquinaria. Pero le digo más: tenemos un compromiso de inversión en las Islas que queremos recuperar y cumplir. Finaliza en diciembre de 2021, y queremos este año intentar recuperar los tres meses que hemos parado para cumplir al final del período toda la inversión prevista. Vamos a hacer un esfuerzo extraordinario para cumplir todas las inversiones tanto en 2020 como en 2021.

En unos días se producirá el primer crecimiento notable en el tráfico aeroportuario, ¿no?

Confiamos en que sea así, en que el próximo mes haya más tráfico, fundamentalmente de operaciones. Ahora mismo trabajamos con mucha incertidumbre, porque las compañías programan pero también van desprogramando. Estamos trabajando con las previsiones más a corto plazo de nuestra historia, o al menos de los veintitantos años que llevo trabajando en AENA. Son previsiones muy variables. Pero nuestra gran duda no está en las operaciones, porque las compañías quieren, lógicamente, volar, quieren poner vuelos, sino en el grado de ocupación de esos vuelos. En si el pasajero está o no con ánimo. No obstante, por la situación que hemos pasado, con caídas del tráfico del 99% en abril y del 97% en mayo, pues esperamos que en junio sea un poco menos y que en julio efectivamente empecemos a ver el ascenso. En todo caso, lo importante es que estemos preparados, y lo estamos. Si todos cumplimos en lo que nos toca, y lo que nos toca son las medidas recomendadas, pues todo irá mejor y podremos tener una vida lo más normal posible. Por eso quiero agradecer a los trabajadores, tanto a los que han estado a pie de los aeropuertos como a los que han estado teletrabajando, porque nunca tan pocos pasajeros nos habían dado tanto trabajo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats