Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El experto en fiscalidad internacional Pablo Hernández presidirá la ZEC

Profesor de Icade desde los 23 años, apunta a la generación de un ecosistema de conocimiento como gran baza del Archipiélago para atraer la inversión extranjera

El nuevo presidente de la ZEC, Pablo Hernández González-Barreda.

El nuevo presidente de la ZEC, Pablo Hernández González-Barreda.

“No voy a descubrir la rueda, pero está claro que es necesario diversificar la economía canaria, y la Zona Especial de Canarias (ZEC) debe de ser la punta de lanza de la recuperación económica”. Así se expresó ayer Pablo Hernández González-Barreda tras su nombramiento como presidente del área de baja tributación con la que las Islas pretenden seducir a los inversores extranjeros. Nacido en 1987 en la localidad de La Orotava es doctor en Derecho y máster en Tributación y Fiscalidad Internacional por el Icade (Universidad Pontificia de Comillas).

Un experto en impuestos al que le cabe el calificativo de precoz. Con solo 23 años ya era profesor de Derecho Financiero y Tributario en el mencionado centro universitario. Sin embargo, ese puesto, que hoy tiene aparcado vía excedencia, no le impidió viajar por medio mundo para observar la aplicación en la práctica de los conocimientos adquiridos.

Trae “muchas ideas”, pero todas confluyen en una: generar el ecosistema innovador y de conocimiento que pueda propiciar el salto que necesita la economía del Archipiélago. La distancia impide competir en costes cuando se trata de producción concreta, material. Evidentemente, el ahorro fiscal que supone adscribirse a la ZEC –siempre que la inversión supere los 100.000 euros y se generen al menos cinco puestos de trabajo– es atractivo, pero no tanto como para que una multinacional se decante por el desembarco en Canarias si luego queda en manos de la logística y sus costes para llegar a los puntos de venta.

Ha sido profesor visitante en universidades como Oxford, Harvard o Lovaina

decoration

Por tanto, el nuevo presidente de la ZEC, afiliado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) desde 2007, sostiene que hay que decantarse “por el valor añadido”. Solo si el Archipiélago es capaz de crear ese caldo de cultivo al modo en que lo han hecho lugares como, por ejemplo, Israel, los grandes empresarios internacionales considerarán que tienen cubierto otro flanco de vital importancia para el funcionamiento de sus negocios: el de los proveedores.

Oxford y Harvard

Alcanzar la docencia y la maestría a temprana edad le propiciaron sendas estancias en las universidades de Harvard y Oxford en calidad de académico visitante. Como profesor visitante ha pasado por Lovaina, Pekín, Viena, la Complutense de Madrid y el Esade. El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, le tenía echado el ojo y en el momento en que Ángel Víctor Torres le comunicó que contaba con él para integrar el Ejecutivo autonómico, descolgó el teléfono para convencer a ese joven que colaboró en ocasiones con el Grupo Socialista del Ayuntamiento de Madrid de que tenía una misión que afrontar en su tierra.

Aceptó y hasta ahora ejercía el cargo de director general de Modernización y Calidad de los Servicios en la Administración autonómica. Un departamento en el que, de nuevo, el rey es el valor añadido. El 18 de diciembre el Gobierno canario trasladó al Ministerio de Hacienda, del que depende la ZEC, su interés por que fuera Pablo Hernández quien tomara el relevo del ahora viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera.

Estaba afincado en Madrid cuando lo reclamó Julio Pérez para integrarse en el Ejecutivo regional

decoration

Entre este y el recién nombrado la sintonía fue máxima desde el primer momento. Los dos comparten la idea de que la ZEC es “la herramienta más potente para la atracción de empresas” y la de que es necesario sacar más brillo al Régimen Económico y Fiscal (REF) para colocar al Archipiélago en el mapamundi de la inversión

Ambos tienen un profundo conocimiento de la realidad económica canaria dentro del contexto internacional. Ambos sabían que era necesario incentivar el crecimiento de otras actividades para reducir la dependencia del turismo. “Lo sabemos nosotros y lo sabe todo el mundo, lo que ocurre es que esto”, señala Hernández en relación a la crisis desatada por la pandemia, “ha hecho que la realidad nos estalle en la cara”.

En una nota hecha pública ayer mismo, el Ejecutivo autonómico destacó que Pablo Hernández posee una “experiencia jurídica internacional y fiscal que lo convierten en el perfil ideal para dar cumplimiento a los objetivos en un momento en el que la crisis sanitaria y la económica copan la agenda política y administrativa tanto del Gobierno de Canarias como del estatal”.

María José Miranda, vicepresidenta


María José Miranda Martel acompañará a Pablo Hernández tras ser nombrada también ayer vicepresidenta de la ZEC. Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas, especialidad de Dirección de Marketing, por la ULPGC, donde también se diplomó en Ciencias Empresariales. Doctora en Economía y Gestión y máster en Dirección de Negocios Internacionales e International Business, ejercía en la actualidad como profesora e investigadora en el ámbito de los negocios internacionales, la inversión extranjera directa, el emprendimiento internacional y la migración. Hasta marzo del año pasado fue directora de Relaciones Externas de la Institución Ferial de Canarias (Infecar). En la Cámara de Comercio de Fuerteventura dirigió el Departamento de Comercio Exterior entre 2011 y 2016. | LP

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats