El diputado del PP por la provincia de Las Palmas en el Congreso, Guillermo Mariscal, ha estimado que la factura de la luz se incrementará un 8 por ciento para una familia media por el cambio de las tarifas aplicada por el Gobierno de España.

Durante una rueda de prensa celebrada este lunes en la capital grancanaria, el popular explicó que el sistema aprobado es complejo y que no ha venido seguido de una campaña de comunicación lo suficientemente grande y espaciada en el tiempo como para que los consumidores se puedan adaptar, por lo que entendió que tendrá unas consecuencias "indeseables".

Mariscal apuntó que entre los afectados está el sector doméstico --sólo en las islas hay más de 1,15 millones de hogares con un contrato doméstico--. "Estas personas podrán cambiar en parte sus hábitos pero no podrán cambiar todos sus hábitos y no podrán encender la lavadora o cocinar de madrugada", observó.

Por lo tanto, apuntó que las familias podrían encontrarse un incremento "muy relevante" e "indeseable", que estimó en un 8%. "Todo esto mientras vemos como la vicepresidenta cuarta del Gobierno sonríe y le hacen gracia los 'memes' en referencia a esto", matizó.

También se acordó de los comerciantes, que no podrán cambiar las pautas de su consumo eléctrico; a las personas que teletrabajan; y a los 60.000 canarios acogidos al bono social --con una reducción de la factura de entre el 25 y el 40% sobre el total de la factura--. "Este incremento tan brutal --añadió-- también les afecta a ellos y no hay ninguna contramedida a ofrecer por parte del Gobierno".

"Si notamos que las ayudas no llegan, que el comercio no despega, que es difícil sacar un negocio adelante y que tenemos problemas con la llegada de turistas, encima encarecemos un coste fijo como es la energía eléctrica", insistió para tildar la iniciativa de "impresentable" puesto que el PP había presentado una medida para la bajada de la factura eléctrica entre 80 y 90 euros al año.

El popular recordó que cuando PSOE y Podemos llegaron al Gobierno hablaban de solidaridad energética y persecución al precio de la factura cuando el PP gobernaba y la factura subía un 4 o un 5%. "Entre enero y mayo de este año, la factura ha crecido un 78%", recordó.