Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reapertura social anima las ventas de ropa, complementos y vehículos

El consumo de las familias crecerá un 6,1% este año y alcanzará niveles prepandemia en 2022

Una mujer pasea con bolsas por la calle Castillo en Santa Cruz de Tenerife. | | MARÍA PISACA

Una mujer pasea con bolsas por la calle Castillo en Santa Cruz de Tenerife. | | MARÍA PISACA

El fin del estado de alarma el pasado 9 de mayo, la supresión del toque de queda y la progresiva reactivación de la vida social y el ocio comienza a notarse en las ventas de ropa, calzado y complementos en el comercio canario. Aunque de forma mucho más tímida que en otras comunidades del país, algunos empresarios del sector ya están empezando a constatar un cambio de tendencia en las compras de sus clientes más de un año y medio después de que el confinamiento, el teletrabajo y las restricciones para eventos y encuentros sociales hicieran caer en picado las ventas de artículos de vestir, para derivar el consumo hacia el equipamiento del hogar y la ropa más cómoda y deportiva.

«Sí se han ido recuperando las ventas de equipamiento personal, que ha sido lo más afectado por las restricciones de todos estos meses», asegura Abbas Moujir, presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), aunque recalca que todavía queda mucho para alcanzar los niveles de venta que había antes de la pandemia, sí considera que «se han ido compensando las ventas entre los diferentes subsectores», reduciéndose la comercialización de mobiliario y artículos del hogar y aumentando la de textil.

Moujir explica que a medida que se ha ido «abriendo la mano» y permitiéndose más celebraciones y reuniones «ha generado que se compren más artículos de uso personal» y apunta que además «se están notando los desplazamientos de fin de semana a las zonas turísticas», para los que también se adquieren «ropa de baño y complementos».

El gasto con tarjeta en los comercios se eleva de forma progresiva en el Archipiélago

decoration

El secretario general de la Asociación de Medianas y Grandes Empresas de Distribución Comercial en Canarias (Asodiscan), Alfredo Medina, se muestra más conservador respecto a la recuperación de este tipo de ventas en Canarias, pero sí confía en que en los próximos meses, y sobre todo a partir del inicio de las rebajas, que arrancan hoy con grandes descuentos en las principales superficies comerciales, sí se pueda consolidar este cambio de tendencia. «Tenemos puestas muchas esperanzas en que estas rebajas sirvan como revulsivo para que este tipo de mercancía que no había funcionado bien en estos primeros meses del año, mejore a partir de ahora», concretó.

Sin embargo, el sector comercial de Tenerife recibió esta semana un duro golpe tras la decisión del Gobierno de Canarias de posicionar a la Isla en nivel 3, una medida que reduce el aforo de los establecimientos comerciales al 33%. «Si se forman colas para acceder a las tiendas estas desincentivarán las compras», lamenta Moujir, mientras que Medina indica que las grandes superficies también se verán perjudicadas por el cierre de los establecimientos de restauración en los interiores. «Es un añadido a la venta y su cierre no transmite sensación de seguridad», determina.

Gasto con tarjeta

Los pagos efectuados con tarjeta en las Islas también están mostrando más dinamismo en los últimos meses. Según los datos aportados por BBVA Research, este tipo de compras se están recuperando de forma progresiva en el Archipiélago. Los datos de junio evidencian que los gastos en ocio ya están sólo un 3% por debajo del mismo periodo de 2019 y el de transporte crece un 10%.

En este mes también ha mejorado el gasto con tarjeta efectuado en bares y restaurantes, un 35% superior al observado en 2019 y en establecimientos alojativos, que aunque está todavía un 20% por debajo del nivel de hace dos años, también aumenta.

El gasto con tarjeta crece tanto en clientes nacionales como extranjeros. En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, durante las tres primeras semanas de mayo, las compras realizadas por los visitantes se acercaron ya al 70% del nivel alcanzado en la misma semana de 2019, y se han mantenido por encima del 60% hasta mitad de junio. En la provincia de Las Palmas la recuperación está llegando de forma más lenta si solo se tienen en cuenta los pagos realizados por extranjeros. El volumen de las compras se sitúa solo levemente por encima del 50% del observado hace dos años.

Según las estimaciones realizadas por el Servicio de Estudios de esta misma entidad, el consumo privado podría aumentar un 6,1% este año gracias al impulso de la demanda que supondrán los fondos europeos, el avance de la vacunación y la posibilidad de captar el ahorro acumulado por las familias el año pasado. Un ahorro de los hogares que a final de 2020 en Canarias superó por primera vez los 35.000 millones de euros.

Las previsiones apuntan que la matriculación de coches suba un 8% hasta diciembre

decoration

Este mismo estudio también prevé que el aumento del consumo en 2022 alcance el 6,8%, lo que permitiría recuperar en la segunda mitad del próximo año los niveles de consumo previos a la crisis provocada por el coronavirus, ya que a nivel nacional el consumo de las familias se redujo un 12,1% debido a la incertidumbre por la crisis sanitaria y a las medidas de distanciamiento social.

BBVA Research analiza como uno de los indicadores de consumo más significativo la compra de vehículos. En su informe indica que en los primeros cinco meses de 2021 se matricularon en toda España 360.000 turismos, lo que supone un crecimiento del 40% interanual respecto a 2020, aunque la cifra todavía está un 36% por debajo de la registrada en 2019. En Canarias, las matriculaciones de vehículos en los primeros cinco meses de este año crecen un 27,6% respecto a 2020, pero todavía son un 37% inferiores a las del mismo periodo de 2019.

La entidad pronostica que para los próximos trimestres de este año se produzca un repunte de las ventas de vehículos, un sector que espera captar también parte del ahorro acumulado por las familias. Las matriculaciones podrían crecer un 8% en 2021 hasta las 920.000 unidades en toda España y un 24% en 2022 hasta superar 1,1 millones.

Compartir el artículo

stats