Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Foro Prensa Ibérica en Canarias | Fondos Next Generation, una oportunidad para el Archipiélago

Canarias quiere exprimir al máximo los plazos para gastar los fondos europeos

El Gobierno de Sánchez establece como límite 2023 para ejecutar las ayudas de Bruselas a pesar de que la Comisión Europea permite hasta tres años más

Un momento del debate del foro económico entre el presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco; el viceconsejero Fermín Delgado, el director territorial de CaixaBank, Juan Ramón Fuertes y el moderador Moisés Álvarez. | | CARSTEN W. LAURITSEN

Canarias quiere ampliar el plazo para gastar los fondos Next Generation EU y reclama al Gobierno central poder exprimir al máximo el margen otorgado por Bruselas, que abarca hasta 2026, en lugar de reducirlo a 2023 como quiere el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Así lo pusieron de manifiesto ayer los participantes en el foro Fondos Next Generation, una oportunidad para Canarias, organizado por Prensa Ibérica, empresa editora de LA PROVINCIA y que contó con la colaboración de CaixaBank, JTI y Daltre.

El director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, junto al director general del Grupo Daltre, Manuel Dharanas. | | CARSTEN W. LAURITSEN

Tanto el viceconsejero de Hacienda, Planificación y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Fermín Delgado, como el presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco y el director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, mostraron sus dudas acerca de que con el plazo actual el Archipiélago pueda repartir los 1.800 millones de euros que se calcula que gestionará de manera directa la administración canaria.

El empresario Amid Achi pregunta tras el coloquio. | | C.W. LAURITSEN

«Me parece un error». Así de concreto se mostró Fermín Delgado acerca de la limitación del plazo que quiere realizar el Gobierno de España y aboga por «estirar la ejecución presupuestaria de estos fondos», algo que considera se «terminará haciendo» ante la imposibilidad de lograr gastarlos en apenas dos años, ya que «se trata de un periodo bastante escaso».

Alineado con esta opinión se mostró también el presidente de la patronal tinerfeña, José Carlos Francisco, quien admitió que cuando el Ejecutivo central transmitió a los empresarios que era «irrenunciable» la ejecución antes de 2023 él mismo preguntó si estaban hablando en serio, ya que considera muy complicado poder ejecutarlos solo en lo que queda de 2021 y en 2022 y 2023. «Es una exigencia del Gobierno que no tiene lógica», valoró.

Si tanto Canarias como el resto del Estado no logran invertir en plazo esta lluvia de millones europeos se corre el riesgo de que no cumplan su objetivo de ser el revulsivo necesario para la economía tras la crisis provocada por la pandemia. Tal y como detalló Juan Ramón Fuertes si se gestionan bien pueden «generar en cuatro años casi diez puntos más de Producto Interior Bruto (PIB) en España», mientras que si se hace mal «el aumento será solo de la mitad». Por eso, insistió en la necesidad de que se pongan en marcha todos los mecanismos pertinentes para agilizar su tramitación, ya que si no «será un parche para la economía pero no generará la transformación que necesitamos en las Islas».

El foro, que se celebró en el Real Casino de Tenerife, reunió a representantes del sector público y privado para escuchar el análisis de tres voces expertas acerca de la contribución que estos fondos pueden tener para el Archipiélago.

El viceconsejero regional de Hacienda recalcó que la administración pública se ha estado preparando para hacer frente al reto de tramitar todos estos fondos en tiempo y forma. «Nos hemos dotado de una serie de instrumentos legales para planificar la gestión, ejecución y control de los fondos europeos», detalló, con el objetivo de «agilizar los procedimientos administrativos». Unos mecanismos que incluyen también la contratación de más personal, aunque tal y como detalló Delgado, se tratará solo de incorporaciones temporales.

Sin embargo, a pesar del tiempo que se lleva hablando del Fondo de Recuperación Next Generation todavía existen muchas lagunas acerca de cómo se va a repartir y de qué manera podrán acceder las empresas a él.

Incógnitas del plan

Una de las dudas que más preocupa a los empresarios es conocer el porcentaje de financiación que estos fondos podrán aportar a los diferentes proyectos que presenten. «Todo el mundo tiene grandes dudas sobre cuánto se va a financiar y por ahora solo hay estimaciones», valoró el presidente de la patronal tinerfeña pero dudó que se pueda ir más allá de un 30% del coste total del proyecto. «Tendrán que ser iniciativas rentables y la mayor parte de la financiación la tendrá que poner el sector privado», por lo que el resultado final será muy diferente a lo que se pensó en un primer momento «cuando se planteó un 100% de subvención y no será tan sencillo».

Bajo su punto de vista, «quizá los fondos europeos han llegado demasiado pronto» porque, tras la crisis, el tejido productivo canario todavía se encuentra en fase de recuperación mientras que este dinero tiene el objetivo de transformar la economía. «Por eso me parece importante ampliar los plazos más allá de 2023 porque no cuadra el ciclo actual con los fondos Next Generation que buscan ya una transformación», opina.

El presidente de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, recalcó que aunque la subvención no cubra la totalidad de la inversión sí supondrá «una reducción de costes importante» lo que facilitará que puedan ver la luz proyectos enfocados en la sostenibilidad que de otra manera nunca se hubieran concretado.

Reconoció que el porcentaje es «todavía una incógnita» pero prevé que pueda alcanzar hasta un 50% en el caso de los proyectos más estratégicos. Por eso, insistió en que las empresas deben estar preparadas para optar a estos fondos, aunque recalcó que la administración debería rebajar el nivel de tramitación en función del volumen de cada una de ellas. «Tiene toda una serie de formalismos y no debería pedirle que fueran los mismos a una empresa que factura 150 millones que a un empresario que hace 500.000 euros», concretó.

Fuertes se mostró convencido de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) podrán acceder también a estos fondos y ratificó que el papel que tendrán las entidades bancarias será el de «ayudar a financiar aquella parte que no esté cubierta por las subvenciones públicas».

Fermín Delgado reconoció que en ningún documento está determinado el porcentaje máximo de la subvención para cada proyecto y apuntó que será un indicador que establecerá el Gobierno central en los decretos leyes que los regulen. La cogobernanza de Canarias en los fondos de resiliencia será «bastante escasa» por lo que «la intensidad de las ayudas y los objetivos donde se podrá invertir vendrán muy condicionados por el Estado», concluyó.

Otro de los aspectos que tampoco se ha concretado es si los empresarios podrán complementar la inversión acudiendo a otros mecanismos de financiación específicos para las Islas como la Reserva Canaria de Inversión (RIC) o si se autorizará que en el Archipiélago, por su condición de Región Ultraperiférica (RUP), el porcentaje de la subvención permitida sea mayor, ya que tal y como está conformado en estos momentos «la intensidad de la ayuda es la misma en Canarias que en Murcia».

Todos los participantes en el debate, que estuvo moderado por el periodista Moisés Álvarez, coincidieron en que Canarias no puede desaprovechar la oportunidad que ofrece este plan europeo puesto en marcha tras la pandemia. «Las empresas y las administraciones deben intentar mejorar los grandes problemas estructurales que tiene la economía canaria», señaló el viceconsejero de Hacienda, con el objetivo de tener una salida «totalmente diferente de la crisis del covid» que la que se tuvo en la anterior crisis financiera.

José Carlos Francisco comparó la envergadura de estos fondos con la que tuvo el Plan Marshall, el programa estadounidense para reflotar Europa tras la Segunda Guerra Mundial. «Es mucho dinero como para no estar atentos y poder sacarles provecho» y por lo tanto sería «una pena desperdiciarlo y hacer proyectos que de otra manera no podríamos hacer».

Pasa a la página siguiente >>

Compartir el artículo

stats