El 36,6% de los empleos que se ofertan en Canarias requieren una titulación de Formación Profesional (FP). En el 12,3% de las ocasiones basta con un grado medio, mientras que en el restante 24,3% se exige un grado superior. Los datos, correspondientes a 2020 y contenidos en el último informe anual del Observatorio de la FP de CaixaBank Dualiza y Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad, revelan que en los últimos cuatro años la demanda de estudiantes de FP por parte de las empresas se ha incrementado en 7,6 puntos.

El estudio sostiene que esta opción educativa va a jugar un papel protagonista de cara a cubrir los 10 millones de oportunidades de empleo que surgirán en España en esta década. No porque se vayan a crear grandes bolsas de trabajo, solo el 10% corresponderán a nuevos puestos, sino por el reemplazo de quienes hoy están en situación de ocupados.

Según el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, durante los próximos años se van a disparar las «prejubilaciones y para su sustitución», la de los trabajadores, «se van a necesitar grandes dosis de formación a personas ya empleadas que tendrán que adquirir nuevas habilidades». Para ello, Gorigolzarri consideró esencial la FP.

En lo que respecta al Archipiélago, el Observatorio de la FP también destaca el aumento de posibilidades que tiene un joven que se ha formado en esta rama de la educación frente a quienes tienen un nivel educativo inferior. La tasa de ocupación de los primeros supera en 15,4 puntos a la de quienes abandonan sus estudios. El porcentaje de canarios de entre 15 y 24 años que ni estudia ni trabaja (ninis) es del 19,7%, muy por encima del 13,9% del conjunto del Estado. Casi la quinta parte de la población de las Islas que se encuentra dentro de ese rango de edad está en esta situación, con mayor tendencia a ella de los hombres (21,8%) que de las mujeres (17,5%).

Precisamente, el estudio incluye una reflexión en torno a la necesidad de reducir el abandono escolar temprano, que se encuentra entre los más altos de la UE. Esta consideración la realiza tomando el dato de toda España, con lo que el de Canarias se revela todavía más preocupante. Lo mismo ocurre cuando pone el foco sobre la tasa de desempleo de los menores de 25 años, otra de las cuestiones que dan idea de la urgencia con que debe abordarse la incorporación de los más jóvenes. Si grave es el porcentaje estatal (31,15%), el de las Islas (56,24%) resulta dramático.

El parón de la actividad provocado por la pandemia no ha sido buena noticia para la formación dentro de las empresas. Entre la descapitalización de estas y la presencia parcial de los trabajadores en sus puestos, la inversión en este capítulo volvió a descender y, lo peor, no ha dejado de hacerlo durante los últimos cuatro años.

Por cada trabajador, las empresas canarias gastan al año 25,5 euros, menos de la mitad que los 55,6 euros de los negocios de todo el país. Lo peor es que en 2016 fueron 61,6 euros en el Archipiélago y 92,6 euros en el conjunto del Estado. Contra este descenso también alerta el Observatorio, que insta al sector privado a revertir la tendencia, sobre todo las pymes. 

Mucho tendrá que ver de cara al futuro la reforma laboral que el Gobierno y los agentes sociales vienen negociando durante los últimos meses. En ella, el Ejecutivo quiere incluir los contratos remunerados para los trabajadores en prácticas. El objetivo declarado es doble, por un lado reducir el paro juvenil y, por el otro, completar la formación de quienes se incorporan al mercado laboral.

Datos

  • 7,6 puntos

La oferta de puestos de trabajo que requieren contar con un título, medio o superior, de Formación Profesional (FP) en las Islas ha crecido en 7,6 puntos desde 2016.

  • 19,7% de ‘ninis’

Casi la quinta parte (19,7%) de los jóvenes de entre 15 y 24 años del Archipiélago ni estudia ni trabaja. La tasa supera con creces a la registrada en el conjunto del Estado (13,9%).

  • 25,5 euros

Cada empresa canaria invierte en formación 25,5 euros por trabajador y año. La suma ha descendido desde los 61,8 euros de 2016 y está lejos de los 55,6 euros de media estatal. 

  • 56,2% paro juvenil

La tasa de paro de la población menor de 25 años en las Islas es del 56,2%. La media de España es del 31,1% y esa cifra ya es de las más elevada de toda la Unión Europea.