Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El empleo público devuelve el mercado laboral canario a niveles prepandemia

El número de parados retorna en las Islas a cifras de 2019 por primera vez tras la crisis sanitaria

Vacunación en el terrero de Pedro Hidalgo de la capital grancanaria.

El número de afiliados (empleo) y el de parados registrados en las oficinas del Archipiélago ya están en los niveles que tenían antes de la pandemia. Durante el mes de noviembre, la Seguridad Social registró 12.021 altas de trabajadores, con el comercio y la hostelería en los roles principales a lo largo de esos 30 días, pero con el empleo público sosteniendo el mercado laboral en comparación con la situación previa a la irrupción de la crisis sanitaria. En el undécimo mes de este año, un total de 1.885 canarios (-0,9%) abandonaron las listas del desempleo, pero aún son 206.431 los que buscan trabajo.

Séptimo mes consecutivo de buenas noticias en las Islas y noveno en el conjunto del Estado. En toda España, la nómina de desempleados se redujo en 74.381 efectivos (-2,28%) y la integran ahora 3.182.687 personas. Durante los últimos doce meses, la mejoría ha alcanzado a 668.625 españoles (-17,36%) y, en términos relativos, a más isleños, con una caída del paro del 23,07%, la tercera más intensa de todo el país, y 61.888 desempleados menos desde noviembre del año pasado.

La reducción del desempleo fue mucho más intensa en la provincia de Las Palmas

decoration

Volviendo a lo sucedido el mes pasado, hostelería (5.044) y comercio (2.207) concentraron más de la mitad de los 12.021 empleos creados. Una recuperación lógica la registrada por esas dos ramas de actividad al calor de la mejoría de la actividad turística con la llegada de la temporada alta. Sin embargo, no son las responsables, al menos por el momento, del retorno a los registros previos a la pandemia. De hecho, en el ámbito hotelero y de la restauración se echa de menos aún a 8.147 trabajadores en comparación con febrero de 2020, y en las tiendas, a 4.577.

¿Quién sustenta entonces la mejoría con respecto a la fecha en que todo cambió? El hito llega «gracias en su mayor parte al impulso del empleo público», señaló ayer la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) en referencia a los 15.592 afiliados más con que cuenta la Administración desde entonces. Por ejemplo, en educación hay 4.069 más y en sanidad, el más contratador por motivos obvios, 10.781.

Despidos en sanidad

Sin embargo, el contexto en que se desencadenó esa necesidad de reforzar las actividades sanitarias y los servicios sociales va remitiendo, al menos sobre el papel y en función de la evolución que presenten la sexta ola y la variante ómicron del coronavirus. Los hospitales y centros de atención sociosanitaria destruyeron 1.277 puestos de trabajo en noviembre, movimiento que anuncia el proceso que se desarrollará durante los próximos meses.

Vistos todos los datos, la patronal CEOE-Tenerife calificó como «positiva» la evolución, «aunque aún queda camino por recorrer». El primer obstáculo a salvar será el lastre que pueda suponer para la recuperación el contexto sanitario. El viceconsejero de Empleo del Gobierno de Canarias, Gustavo Santana, avanzó ayer que en ningún caso debe suponer un problema para el empleo, ya que podrá recurrirse a los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) de limitación o impedimento. Con independencia de lo que ocurra con la sexta ola y la variante ómicron, la Dirección General de Trabajo ha recibido ya 3.547 solicitudes de prórrogas de ERTE hasta el próximo 28 de febrero de 2022, fecha tope fijada por Madrid en la última prórroga.

Más allá del desconocido nuevo terreno que deparará la pandemia, durante los próximos meses es previsible que se produzcan pérdidas de afiliados en las ramas de actividad de mayoría pública. Eso sí debería traducirse en un incremento del paro registrado, a menos que, como Santana explicó, se genere «un nuevo marco de oportunidades» de la mano de los fondos de la Unión Europea (UE) para la recuperación económica.

Presentados en La Palma 356 ERTE que afectan a un total de 1.774 trabajadores

decoration

Por provincias, Las Palmas fue la que mayor rédito obtuvo en noviembre, con la salida del paro de 1.281 ciudadanos (-1,19%), mientras que en Santa Cruz de Tenerife la mejoría frenó en las 604 personas (-0,60%). La primera sí se sitúa ya por debajo (-1,58% y 1.703 menos) del volumen de desempleados que existía justo antes del primer estado de alarma, la segunda aún está a un 0,30% de lograrlo, con 297 parados más que en febrero de 2020.

La evolución por sexos sonrió más a las mujeres en el undécimo mes del ejercicio. Fueron 1.407 las que lograron borrar su nombre de los registros de las oficinas del paro. Entre los hombres lo consiguieron 478. A pesar de esa diferencia en la intensidad de las respectivas mejorías, son 117.101 las canarias que buscan trabajo, cifra que supera la de varones, 89.330. El margen para estrechar esa indicativa brecha de género es amplio.

Por sectores, los servicios fueron principales y casi únicos responsables del descenso del número de parados, con 2.297 menos. El sector industrial, con 20, también aportó a la caída, mientras que tanto el colectivo de quienes buscan su primer empleo (233), como la construcción (172) y la agricultura (27) se movieron en el sentido contrario.

En cuanto a la cantidad de trabajadores que continúan afectados por ERTE, un reciente cambio de normativa impidió a Gustavo Santana ofrecer la cifra. Habrá que esperar hasta final de año para volver a contar con datos sobre este capítulo desde los poco más de 21.000 que estaban en esta situación al terminar octubre. Sí dio a conocer que hasta ayer eran 356 los ERTE solicitados en La Palma, con 1.774 trabajadores afectados. Del total, 108 (695 empleados) corresponden al sector de hostelería y otros 44 (148) a la agricultura.

Más indefinidos

El 14,06% de los 77.766 contratos firmados en el Archipiélago durante el mes pasado –10.193 más que en octubre y el 92.27% más que hace un año– fueron indefinidos. Continúan siendo una mínima parte, pero el avance es de cuatro puntos frente al 10% que se había instalado como tónica habitual durante muchos meses. Precisamente la «alta temporalidad» fue uno de los problemas destacados por el secretario de Organización de UGT-Canarias, Héctor Fajardo. El sindicalista alertó de que ese es uno de los factores que cimentan «la precariedad estructural» que, en su opinión, padece el mercado laboral canario y basó en su existencia la intención de los sindicatos de poner coto a los contratos de corta duración en la reforma laboral que se está negociando. A pesar del avance de la contratación indefinida, todavía la superaron las relaciones laborales que no pasaron de los tres días (14,60%). Por su parte, CCOO va a realizar una campaña de denuncia de la precariedad laboral y las cargas de trabajo extremas en el comercio de Canarias, informa Efe. El sindicato recalcó que el sector afronta la campaña de Navidad con menos personal que antes de la pandemia, con una temporalidad del 24% y la parcialidad en el 16%, con la femenina (26,16%) multiplicando por seis a la masculina (4,07%). Por otro lado, CEOE-Tenerife abogó por tomar «con cautela» los datos y pedir «confianza entre los agentes sociales». La patronal de la provincia occidental alertó, además, de los problemas que puede traer el actual escenario inflacionista, que mina rentas familiares y beneficio empresarial. | J. G. H.

Compartir el artículo

stats