Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pesca

Oslo y Bruselas fijan la cuota de bacalao e incendian al sector: "La UE se somete"

Acuerdan 19.636 toneladas para Svalbard, pero “se quedan en el limbo” las casi 5.000 que Noruega restó en 2021 de forma unilateral | Los buques gallegos tienen 9.688 toneladas para este año

Un bacaladero vigués en aguas del archipiélago Svalbard.

Bruselas y Oslo ponen punto final a las negociaciones. Tras tener que fijar una cuota provisional de bacalao para aguas de Svalbard (en el Mar de Barents) para el primer trimestre del año y tras una prórroga más para todo abril, la Comisión Europea y Noruega llegaron finalmente a un acuerdo sobre las posibilidades de pesca. Los buques comunitarios dispondrán del porcentaje total histórico que les corresponde en esas aguas, lo que para este año suponen 19.636 toneladas. Sin embargo, la flota española, la principal beneficiada al disponer de 9.688 toneladas, sigue sin saber qué va a pasar con las casi 5.000 toneladas que el Gobierno escandinavo decidió reducir de forma unilateral el pasado año y que no se pudieron pescar. “La UE se somete, porque después 16 meses de negociaciones ha conseguido volver al escenario de diciembre de 2020 con una indeterminación total sobre si se va a recuperar o no”, explica el presidente de la asociación de bacaladeros Agarba, Iván López.

Según ha podido saber Faro de Vigo, los negociadores comunitarios “han concluido las conversaciones formales con Noruega sobre un acuerdo político” tras varios meses atascados. Tal y como figura en un documento remitido al Consejo de la UE para adoptar los cambios pertinentes en las cuotas fijadas para este año, el cupo final de bacalao del que dispondrá la UE es de esas 19.636 toneladas, siendo 9.688 para los cuatro barcos españoles, 4.028 para Alemania, 2.019 para Portugal, 1.829 para Polonia y 1.775 de Francia (además de 297 para “otros”).

La cantidad, inferior a la de otros años, responde al recorte del 20% establecido en el total admisible de capturas (TAC) para este año y al reparto acordado entre Noruega y Rusia, que se reparten la inmensa mayoría del cupo de 708.480 toneladas.

Aunque supone el total del que dispone la Unión Europea históricamente de acuerdo al Tratado de Svalbard (firmado hace más de 100 años y por el que Noruega, que gobierna de las islas, está obligada a garantizar un acceso equitativo a sus recursos), el acuerdo deja fuera las casi 5.000 toneladas que Oslo “expolió” en 2021 a los buques que ondean el pabellón comunitario.

El Gobierno noruego, aprovechando la incertidumbre generada por el Brexit, decidió en diciembre de 2020 recortar de forma unilateral la cuota de bacalao comunitaria para esas aguas de cara a 2021, provocando la ira de la flota y amenazando con apresamientos en caso de que algún buque fuese sorprendido pescando cuando el límite se superase. El rifirrafe, que se saldó con una demanda conjunta por parte de la flota de la UE contra el país nórdico, continúa activo al no establecer qué pasará con esas casi 5.000 toneladas.

Estabilidad

Con la dilación de las negociaciones y los escasos resultados, tanto la patronal europea Europêche como la Asociación Europea de Pesca del Atlántico Norte (Enafa) llegó a reclamar que Bruselas tomase cartas en el asunto y estableciese una cuota unilateral para este curso de acuerdo a los derechos históricos y al cupo restado en el año previo, como medida de presión.

“Hasta ahora aguantamos porque los objetivos de la Comisión en teoría eran los nuestros, que era una estabilidad indiscutible y con horizonte temporal largo. Y no lo hay. No hay ninguna referencia temporal en el acuerdo al que han llegado”, apunta López.

El pacto alcanzado entre ambas partes establecería también que Noruega se compromete a un alza de la cuota de cara al próximo año, algo entendido por parte de Bruselas como una promesa para devolver las toneladas “expoliadas”. Una visión que, como apunta el presidente de Agarba y a tenor de los precedentes, no es segura ni entendida por parte de los armadores.

Compartir el artículo

stats