Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio y la relación empresarial con África resisten tras la pandemia

Las exportaciones al continente vecino desde las Islas cayeron la mitad de lo que lo hicieron las ventas globales al exterior durante lo peor de la pandemia

El presidente Torres, Antonio Garamendi (CEOE) y Agustín Manrique de Lara (CCE), en la firma para la constitución de la oficina iberoafricana. MAURICIO DEL POZO

La pandemia de coronavirus ha venido a mostrar la solidez de las relaciones comerciales y empresariales entre Canarias y África. La resistencia observada por el capítulo de las exportaciones al continente vecino desde el Archipiélago siembra la esperanza de cara a un futuro próximo en el que se espera que el completo desarrollo del Área de Libre Comercio Continental Africano (Afcfta, por sus siglas en inglés) multiplique las oportunidades.

En 2020, el volumen de negocio de las transacciones comerciales con origen en las Islas y destino en algún país africano alcanzó los 189 millones de euros. Dicha cantidad supuso un retroceso del 16% con respecto al ejercicio anterior. Sin embargo, aunque de dos dígitos, el tamaño de la caída fue de la mitad de la observada en el conjunto de la actividad exportadora canaria.

Ya en 2021, año también afectado en muchos de sus tramos por las restricciones sanitarias a las que obligaron diferentes olas de contagios, la curva se aplanó para dejar otro descenso mucho más tenue, del 4% en este caso para un total de 181 millones de euros; el último año antes de la pandemia la facturación se cerró en 228 millones de euros. 

En resumen, un retroceso que por sí solo presenta un muy importante tamaño, pero que colocado junto al batacazo registrado en otros mercados tiene hasta un cierto barniz de tenue. No obstante, la directora general de Asuntos Económicos con África del Gobierno de Canarias, Nasara Cabrera, advierte de que las relaciones comerciales con el continente vecino siempre han mostrado fluctuaciones de considerable tamaño, con la salud del «intercambio de combustibles» como principal factor de inestabilidad.

El Comité Empresarial Iberoafricano tendrá su sede en el Archipiélago

decoration

El impacto de la tormenta se ha encajado con relativa calma y en el recuento de daños se comprueba que las Islas se mantienen en todo lo alto como uno de los principales socios de los países de la cornisa noroccidental africana. «Seguimos siendo la primera comunidad autónoma española en relaciones comerciales con Mauritania y, combustibles aparte, también con Marruecos, Senegal y Cabo Verde».

Tanto es así que en países como el último de los enumerados tienen presencia hoy más empresas canarias que en 2018. Una situación que se repite en Mauritania, mientras que en el caso de Senegal la estabilidad ha sido la tónica en los últimos años. «Salir a un país desconocido y conseguir implantarse es un trabajo duro, con lo que dar marcha atrás no es una decisión sencilla de adoptar», explica Cabrera. Es decir, hasta que los obstáculos no resulten del todo insalvables, los empresarios siempre toman el camino de la huida hacia adelante. En este caso, como en el de cualquier escenario de dificultad económica, «son los más pequeños», señala la directora general, quienes antes se ven obligados a arrojar la toalla; el músculo financiero es el elemento diferencial.

La pasada semana se firmó en la capital grancanaria el documento para la implantación del Comité Empresarial Iberoafricano en el Archipiélago. La patronal CEOE lo anunció como un espacio en el que las organizaciones empresariales y empresas de España y Portugal, por un lado, y África, por otro, podrán disponer de un foro abierto y multilateral para, precisamente, potenciar las relaciones comerciales entre ambos territorios. Un paso más en la labor de colocar a Canarias como vértice de la actividad económica en la región.

En el presente hay más empresas isleñas que venden en África que antes de la pandemia

decoration

Mucho se ha hablado del papel de las Islas como actor principal en este escenario y los movimiento hacen pensar que en esta ocasión va en serio. La presencia de la principal organización de representación empresarial española «puede arrastrar a empresas canarias», opina Nasara Cabrera. 

La directora general de Asuntos Económicos con África del Gobierno autonómico apunta que tras la explosión con la crisis de 2008 del número de empresas canarias que se decidieron a exportar al continente vecino, a partir de 2015 se inició una tendencia descendente. Sin embargo, la curva vuelve a apuntar hacia arriba según los datos que ella misma maneja; «en 2021 fueron 818, una cifra que supera las 790 que había en 2019», detalla.

¿Y a partir de ahora qué ocurrirá? La tendencia explicada «y las perspectivas» hacen pensar a Cabrera que hay espacio para el optimismo. Sobre todo si se unen todos los datos a la apuesta por «la transformación y recuperación de las economías de los países de África», continúa la directora general, que se convierte en otro «factor de atracción». Además, Nasara Cabrera asegura que entre el empresariado ha calado la idea de que es «ahora o nunca».

Compartir el artículo

stats