Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El intento de récord Guinness de Mani Thawani fracasa ante un público entregado

7.000 personas llenaron el Wizink Center durante la celebración de Mundo Crypto

17

El intento de récord Guinness de Mani Thawani fracasa ante un público entregado Efe

«Esto es alucinante», clamó el canario Mani Thawani cuando compareció –cinco horas después de iniciado el evento– ante las 7.000 personas que logró meter ayer en el Wizink Center de Madrid para participar en Mundo Crypto «a pesar de todas las presiones». Se refirió de ese modo a las advertencias lanzadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Defensor del Pueblo y hasta organizaciones antisectas. En eso triunfó, pero no en su intento de batir el récord Guinness. Trataba de que todos los asistentes vieran simultáneamente a través de sus gafas de realidad virtual la explicación que daba del metaverso y del sentido filosófico-económico que halla en él.

Los haters se lo pasaron en grande con la caída de la exigida red. «A la mierda el récord» o «que se deje de lambos [por la marca de automóviles Lamborghini] y compre un giga» eran algunos de los comentarios que acompañaban la retransmisión del evento vía streaming. Y aunque las críticas ganaban por aplastante mayoría –es de suponer que los fieles estaban en el Wizink– de vez en cuando alguien discrepaba: «Es fácil criticar desde casa cuando nunca en su vida han construido algo de esta magnitud», les afeaban.

El intento de récord Guinness de Mani Thawani fracasa ante un público entregado

Era casi poner el dedo en la llaga del debate abierto. ¿Cómo de grande es la propuesta de Thawani? (29 años, natural de Las Palmas de Gran Canaria y crecido en Tenerife). Si hay que atenerse a lo que contó en el video cuya emisión en 2D anunció a través de su avatar –«la cabeza de Art Attack», «el FIFA tiene más calidad», «no puede ser, esto es delirante», seguían castigando desde Youtube–, cada cual puede darle el tamaño que quiera.

Mani no es buen comunicador, pero suple la pobreza de su léxico, y sus generales carencias oratorias generales con una puesta en escena que no ahorra en efectos. A la entrada los asistentes encontraron simulaciones de billetes de dólar con su cara, las pantallas eran ciclópeas, un aparato de realidad virtual permitía volar como Superman o Superlopez...

Cosas tangibles que sirven para salvar momentos como el del fiasco del récord o para tapar la escasa respuesta que obtenía el avatar de Mani –que era un dibujo 3D de Mani– cuando quería arrancar una respuesta enardecida. No fue así en el cien por cien de las ocasiones, que Thawani no brilla con un micro pero tampoco es ningún desastre. Hasta gracioso estuvo al confesar que la organización tuvo que improvisar porque «el de la ruleta» –Jorge Fernández era el presentador previsto, pero declinó tras saltar la polémica en días pasados– «al final no pudo venir». Danae Boronat, que ejerció como maestra de ceremonias acababa de pronunciar mal su nombre.

«Vivimos bajo el control financiero de entidades bancarias», señaló el ideólogo de Mundo Crypto, que sumó a este «yugo» el del uso de los datos que hacen las grandes corporaciones y las decisiones de los gobernantes. «Esto se traduce en el robo de nuestra libertad», añadió. Y contra ese malvivir propuso mucha criptomoneda, que «han llegado para cambiar el mundo para siempre», mucho NFT, «que escapan a la posibilidad de expropiación que tienen los gobiernos» y muchos «criptocontenidos educativos» .

A pesar de esas y otras propuestas pronosticó que hoy los medios publicarían «lo que quieran» y no todo «lo bueno» que sucedió en Madrid. Reconoció que la semana «ha sido muy difícil. Ayer lloré, por primera vez en diez años, cuando supe que el evento seguía», confesó. «¿En qué maldito país vivimos? (...) Un partido [político] ha llamado a la empresa que gestiona este recinto para que no se celebrara (...) ¿Hubo algún peligro? ¿Se mató a alguien?» se preguntó.

En contraposición, agradeció la presencia en Mundo Crypto de varios economistas, de su socio el ucranio Sasha Ivanov –inventor de Waves– y la participación de El Salvador, país que ha adoptado las criptos como monedas de curso legal. La CNMV avisó que nada de asesorar sobre inversiones y un mensaje en la pantalla recordó en varias ocasiones que el evento no iba de eso.

Arriba del todo, billetes de dólar simulados con la cara de Mani Thawani y con los que los asistentes jugaron para inmortalizar su presencia en el photocall de la entrada al evento. En el medio, aspecto general que presentaba el Wizink Center de Madrid durante la celebración, ayer, de Mundo Crypto. Junto a estas líneas, el emprendedor, inversor y firme defensor de las criptomonedas y el metaverso nacido en Gran Canaria y criado en Tenerife sonríe mientras consulta su teléfono móvil en un momento del acto. |

Compartir el artículo

stats