Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los aeropuertos isleños esquivan los retrasos a pesar de las huelgas

La operación retorno del final de agosto termina sin incidencias importantes en los aeródromos de Canarias pese a los paros

Turistas embarcando ayer en un vuelo en el aeropuerto de Gran Canaria. JUAN CARLOS CASTRO

Los aeropuertos canarios llegan al final del mes de agosto con una situación de normalidad, a pesar de las huelgas que están desarrollando de manera simultánea los trabajadores de tres compañías aéreas que cuentan con conexiones con el Archipiélago. Ayer no se produjeron retrasos ni cancelaciones como consecuencia de estos paros en los aeródromos isleños y la fase final de la operación retorno de las vacaciones estuvo exenta de incidencias reseñables en las terminales de las diferentes islas.

Los aeropuertos canarios están esquivando el caos aéreo que se está produciendo en otros destinos del país como consecuencia de las huelgas que están llevando a cabo los empleados de Iberia Express, Ryanair y EasyJet, para reclamar mejoras laborales. Las conexiones con las Islas se están viendo poco afectadas debido a que por, lo general, los servicios mínimos que se han impuesto a estas rutas son muy elevados, teniendo en cuenta que, a diferencia de lo que ocurre en otros lugares del país, no existe un transporte alternativo para viajar hasta el Archipiélago.

Los elevados servicios mínimos de los vuelos a las Islas reducen el impacto en el Archipiélago

decoration

La aerolínea española comenzó sus paros programados el pasado 28 de agosto y se extenderán hasta el próximo 6 de septiembre. Durante las dos primeras jornadas, se canceló una conexión entre Gran Canaria y Madrid, y también se produjeron retrasos en el aeropuerto de Gando y en el de Tenerife Norte y Tenerife Sur. Sin embargo, ayer ninguno de los vuelos de la compañía con origen o destino en las Islas fue suspendido.

La aerolínea informó de que la jornada a nivel nacional había transcurrido sin incidencias y que la puntualidad en la salida de los vuelos había sido del 94,1%, aunque se registraron tres retrasos de más de 15 minutos, que según argumenta Iberia Express, fueron causados por motivos operativos totalmente ajenos a la huelga convocada por USO.

De manera preventiva, la aerolínea había suspendido tres vuelos de ida y tres de vuelta a Mallorca, Santiago de Compostela y Sevilla. La empresa informó de que todos los pasajeros fueron notificados debidamente y fueron reubicados en otros vuelos o medios de transporte alternativos, o bien solicitaron un cambio, bono o reembolso.

Ryanair es la segunda compañía que se está viendo afectada por una huelga. Unos paros que se iniciaron el pasado 8 de agosto y que se extenderán, si nada cambia, hasta el 9 de enero del próximo año, todas las semanas de lunes a jueves, en sus diez bases españolas.

En la jornada de ayer esta huelga provocó 176 retrasos en todo el país: 41 en el aeropuerto de Palma de Mallorca, seguido del de Málaga con 39 (19 salidas y 20 llegadas), mientras que en Sevilla han sido diez (cinco despegues y otros tantos aterrizajes) y no ha habido ninguna cancelación.

El mes de agosto también se han visto sacudidos los aeropuertos españoles por la huelga de los pilotos de EasyJet, que el pasado día 29 vivió su última jornada. Unos paros motivados por el estancamiento de la negociación del convenio colectivo para el que los trabajadores reclaman que se les restituya las condiciones previas a la pandemia. Desde su inicio, estos paros han provocado 93 cancelaciones de vuelos.

A los paros de Iberia Express, Ryanair y EasyJet se puede sumar el de los pilotos de Lufthansa

decoration

Además, una nueva huelga podría sumarse en los próximos días, la de los pilotos de la aerolínea Lufthansa que votaron recientemente por una amplia mayoría convocar paros, aunque todavía no se han decidido fechas.

Diferentes movilizaciones que han creado un cóctel explosivo en el último mes en los diferentes aeropuertos del país que han tenido que enfrentarse en plena recuperación de la demanda por las vacaciones a un caos aéreo con retrasos y cancelaciones. Un caos del que por suerte Canarias parece haberse librado, al menos por ahora.

Compartir el artículo

stats