Los registradores presentan una guía para que las micropymes canarias se autoevalúen

Tenerife acoge hasta el viernes, y por primera vez en las Islas, la séptima edición del congreso nacional del Colegio de Registradores

Sebastián del Rey, director del congreso nacional del Colegio de Registradores de España que se celebra en Tenerife.

Sebastián del Rey, director del congreso nacional del Colegio de Registradores de España que se celebra en Tenerife. / Jorge G. Miralles

El Colegio de Registradores de España celebra esta semana en Tenerife, y por primera vez en Canarias, su congreso nacional, que va ya por la séptima edición. Con la seguridad jurídica y la sostenibilidad –la sostenibilidad en sentido amplio, es decir, no solo la medioambiental, sino también, por ejemplo, la empresarial– como las dos grandes cuestiones que se abordarán durante las tres jornadas del congreso, los registradores presentarán en una de las mesas de la conferencia una herramienta de autoevaluación o autodiagnóstico que les servirá a las pymes para conocer su situación. Se trata de una especie de guía que de algún modo ayudará a las pequeñas empresas, que son la grandísima mayoría del tejido productivo del Archipiélago, a hacerse un examen a sí mismas cuyos resultados les permitirán reorientar aquellos aspectos en los que no salgan del todo bien paradas.

Así lo avanzó este martes Sebastián del Rey, vocal de la junta de gobierno del Colegio de Registradores y director del congreso, un macroencuentro profesional que se inaugura este miércoles a las siete y media de la tarde y que se clausurará a eso de las nueve de la noche de este próximo viernes. Del Rey explicó que los registradores tratan de que su conferencia nacional no se centre, no al menos en exclusiva, en cuestiones específicas de la profesión, sino que su intención es que sirva a la sociedad en su conjunto. De hecho, el vicedecano del colegio, José Miguel Tabarés, y la vicedecana territorial en Canarias, Azucena Morales, presentan este miércoles en el Parlamento autonómico un prolijo informe sobre la situación de los sectores inmobiliario y empresarial de las Islas elaborado a partir de los datos de los registros Mercantil y de la Propiedad.

Es habitual que en la previa de los congresos los registradores compartan información, estudios o análisis específicos sobre el lugar donde se celebre la conferencia, lo que también ayuda a ese objetivo de que el debate redunde en beneficio de la sociedad. En este sentido, una aportación de especial relevancia para las empresas isleñas, caracterizadas por su pequeña dimensión –más que pymes son micropymes–, es esa herramienta de autodiagnóstico. Muchos de estos pequeños negocios no cuentan con recursos ni conocimientos para evaluar su mejor o peor rumbo, de ahí que la guía que se dará a conocer estos días en el Meliá Palacio de Isora –el hotel de Adeje donde se celebra el congreso– puede convertirse en una herramienta de cabecera.

Además, los profesionales también presentarán el portal registral de emergencias, un instrumento que cruza datos de los registros con los de Copernicus y que permite seguir casi en tiempo real las consecuencias de crisis como la vivida en La Palma en el patrimonio e inmuebles públicos y privados. El objetivo es dar algo de certidumbre a los ciudadanos sobre, por ejemplo, el estado de sus viviendas en momentos de emergencia.