Portugal

Lusorecursos, la minera que busca litio en la 'raia', ahora bajo sospecha

La compañía es la responsable del proyecto de explotación minera, a 15 km de la comarca ourensana de A Limia, que supuestamente recibiría trato de favor de miembros del gobierno portugués

La refinería proyectada por Lusorecursos.

La refinería proyectada por Lusorecursos. / LUSORECURSOS

Adrián Amoedo | @Adrian_Amoedo

La minera Savannah Resources recibió a finales de mayo el visto bueno de la Agencia Portuguesa de Ambiente (APA) para el desarrollo del proyecto de extracción de litio en Barroso (en la localidad de Boticas), a escasos 30 kilómetros de Ourense. Y a principios del pasado septiembre, Faro de Vigo, del grupo Prensa Ibérica, adelantaba que otra compañía, Lusorecursos, lograba también su “ok” para su mina, en este caso a solo 15 kilómetros de la frontera gallega y que, además, incluirá la construcción de una refinería. Las obras comenzarían en 2025 y el comienzo de la explotación tendría lugar dos años más tarde, según informaba entonces la empresa, ahora bajo la lupa judicial dentro de una macrocausa por presunta corrupación por la que nada más convertirse en investigado ha provocado la dimisión del primer ministro del país vecino, el socialista António Costa.

Tanto Savannah Resources como Lusorecursos son las dos empresas que dieron el acelerón en el norte de Portugal (ambas en el distrito de Vila Real,) para extraer litio, material clave para la fabricación de baterías para cubrir la necesidad de los coches eléctricos.

En el primer caso, la instalación se prevé levantar en la localidad de Boticas tras recibir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva. En el segundo, y algo más al norte, la explotación y refinería estarán en Montalegre, en un proyecto conocido como Mina do Romano.

“La APA ha hecho ambientalmente viable la explotación de litio en Mina do Romano, en el municipio de Montalegre, al emitir una Declaración de Impacto Ambiental favorable, sujeta al cumplimiento de una amplia serie de condiciones”, indicó la Agencia del Gobierno luso sobre la propuesta de Lusorecursos, que se verá obligada a modificar el emplazamiento de la refinería, que además “debe ser objeto de un procedimiento autónomo de Evaluación de Impacto Ambiental”.

Sea como sea, desde Lusorecursos celebraron el hito conseguido y lo consideran un importante avance para su proyecto, en el que cuentan con invertir 650 millones de euros. La concesión abarca una superficie total de 825,4 hectáreas, similar a la que tiene Savannah Resources.

A mayores, la APA avanzó que este proyecto “incluye un paquete de compensación socioeconómica, que incluye la asignación de 75% de los costes de operación (regalías) al municipio de Montalegre”. Además, la declaración favorable exige la definición de compensaciones a las comunidades locales y a los propietarios de los terrenos, así como medidas para mitigar o compensar el impacto en la fauna y flora del lugar, como el lobo ibérico.