Los incentivos para atraer renovables traen otro conflicto a cuenta del REF

Los promotores con subvenciones del Feder no pueden aplicarse la deducción por inversiones ni dotar a la RIC

El Comisionado para la vigilancia del cumplimiento del fuero canario traslada el problema al IDAE

Parques eólicos en el Sureste de Gran Canaria.

Parques eólicos en el Sureste de Gran Canaria. / ANDRÉS CRUZ

Julio Gutiérrez

Julio Gutiérrez

Los incentivos dispuestos por Madrid para seducir a los promotores de renovables –eólica y fotovoltaica– se han convertido en un regalo envenenado. Los proyectos que obtuvieron subvenciones –del fondo Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional)– a la inversión en las convocatorias Eolcan, Eolcan 2 y Solcan se encuentran ahora con que no las reciben porque el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), padre de esos programas, las considera incompatibles con la aplicación de las deducciones contempladas en el Régimen Económico y Fiscal (REF).

La Asociación de Empresarios Eólicos de Canarias (Aeolican) detallas las dotaciones presupuestarias de cada convocatoria afectada: 80 millones en Eolcan, 54,4 millones en Eolcan2; otros 20 en Solcan, y 84,9 millones, en la primera convocatoria de ayudas procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). 

Por su parte, la Asociación Canaria de Energías Renovables (ACER) hace el cálculo de lo que supondría renunciar a la aplicación del REF, el otro modo de salvar la incompatibilidad señalada por el IDAE. La organización empresarial sitúa en el entorno de los 50 millones de euros lo que se esfumaría por la imposibilidad de aplicar la Deducción por Inversión en Canarias (DIC) y la Reserva para Inversiones de Canarias (RIC).

"El REF no es un incentivo ni un premio, se trata de la herramienta que nos pone en la línea de salida junto al resto del país"

Enrique Rodríguez de Azero

— Presidente de ACER

Nuevo capítulo en las dificultades que encuentra Canarias para que Madrid entienda el alcance y el sentido de su Régimen Económico y Fiscal (REF). «No es un incentivo ni un premio, se trata de la herramienta que nos pone en la línea de salida junto al resto del país», explica el presidente de ACER, Enrique Rodríguez de Azero. 

Por más que el fuero canario esté «en el Estatuto [de Autonomía de Canarias]» y tenga el reconocimiento «de Europa», añade, el desconocimiento del porqué de la existencia del REF por parte de la Administración central provoca numerosas colisiones entre el Archipiélago y el Estado.

«Mitigar el sobrecoste»

En la misma línea, Raúl Macías, presidente de Aeolican, relata que el IDAE «está interpretando que el REF cubre el mismo coste que la subvención, cuando sabemos que su finalidad es mitigar el sobrecoste de la ultraperiferia de las Islas».

El IDAE se pone «a disposición del Gobierno canario para seguir colaborando» en virtud del «compromiso firme con la descarbonización del Archipiélago» que asegura mantener. Con el director general de este organismo, Joan Groizard, mantuvo un encuentro informal el martes el Comisionado del REF del Gobierno autonómico, José Ramón Barrera, para explicarle la situación.

"Interpretan que el REF cubre el mismo coste que la subvención, cuandosu finalidad es mitigar el sobrecoste de la ultraperiferia"

Raúl Macías

— Presidente de Aeolican

Este último tiene la encomienda de, precisamente, vigilar aquellos rincones de las leyes españolas que obvian «la existencia de un territorio» como las Islas, donde existe un régimen económico y fiscal especial «y lo descafeínan». Según explicó el Comisionado, Groizard y él acordaron «evitar en el futuro» este problema y «analizar» las convocatorias pasadas en las que ya el problema se creó.

En opinión de Barrera, no debería existir problema para compatibilizar ambas figuras «si no se supera el tope máximo» al que pueden acceder las empresas que tiene establecido Bruselas. Y en ello trabajan, señaló, «el Gobierno de Canarias y el Ministerio para la Transición Ecológica», al que está adscrito el IDAE.

Las convocatorias afectadas incluyen un artículo que establece las incompatibilidades. Quienes las elaboraron aplicaron el Reglamento de desarrollo de la Ley de Modificación del REF de 1994. En dicho texto, «se recoge la naturaleza de ayudas de Estado de estas deducciones fiscales», explican fuentes del IDAE. Y continúan. Teniendo eso en cuenta «y siguiendo el Reglamento Feder, habría incompatibilidad siempre que las ayudas sean para la misma finalidad», la inversión en este caso.

Comunicación tardía

El organismo que dirige Groizard añade que el pasado 5 de junio puso la incompatibilidad en conocimiento de los empresarios. Tarde a juicio de estos últimos. «Lo preguntamos hace años, cuando vinieron a presentar la convocatoria y quedaron en dar respuesta; no lo hicieron, por lo que supusimos que el silencio era positivo», relata Macías.

¿Qué base existía para entenderlo así? El presidente de Aeolican subraya que ni es algo nuevo «el REF ni tampoco los fondos Feder. Llevamos muchos años trabajando con ellos en las Islas». De ahí que muestre su rechazo a que la planificación de las empresas se haya ido al traste por este problema. «Si cuando preguntamos nos dicen que son incompatibles, no nos presentamos», zanja Macías.

Esa afirmación siembra de dudas el futuro. Nadie discute la necesidad de conducir el modelo energético hacia su descarbonización, por lo que el hallazgo de caminos que eviten colisiones como esta se torna obligatorio. Barrera tiene ante sí uno de los primeros retos para los que se creó el Comisionado del REF.