Más hoteles, plazas e ingresos que nunca en el inicio de la temporada alta en Canarias

Los alojamientos facturan en octubre 104 euros por habitación, la mayor cifra de la historia en el mes que inaugura en las Islas el período culmen del año turístico

Turistas a las puertas de un hotel.

Turistas a las puertas de un hotel. / Europa Press

M. Á. Montero

Canarias inauguró el 1 de octubre la temporada turística de invierno 2023-2024, ese período que se prolonga hasta el 31 de marzo y en el que las Islas se sitúan como el destino líder en Europa y uno de los principales del mundo junto con el Caribe, la dupla Turquía-Egipto y, en menor medida, Asia. Transcurrido así el primer mes del período de mayor facturación del año turístico, casi todas las grandes cifras del sector hotelero –el termómetro de la primera industria regional– están en máximos históricos.

Hay más establecimientos abiertos que nunca; hay ofertadas más habitaciones y camas que nunca; hay más personas trabajando en los hoteles que nunca; y hay más ingresos que nunca. El único lunar que puede encontrarse entre las grandes cifras del sector, al menos entre las publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el informe de Coyuntura turística hotelera correspondiente a octubre, es la estancia media, es decir, el número de días que los visitantes permanecen alojados en los establecimientos.

Los 6,36 días que los turistas pasan, de media, en los hoteles del Archipiélago –poco menos de una semana– no son una mala cantidad en sí misma, pero no es menos cierto que son la cifra más baja en un décimo mes de año desde los 6,25 de octubre de 2007 –no se incluyen ni 2020 ni 2021 porque la pandemia distorsiona la comparación–.

Los precios también están en máximos históricos y los hoteles ya emplean a 54.813 personas

En el primer mes de la temporada alta abrió sus puertas un total de 588 establecimientos hoteleros, algunos de los cuales son en realidad complejos que albergan más de un hotel. Se trata del mayor número registrado hasta la fecha en un mes de octubre. No extraña así que también la cantidad de habitaciones ofertadas, la friolera de 113.119, esté en máximos históricos.

Y por supuesto las plazas –camas–, que llegaron a 261.339. No obstante, lo más importante no es tanto el volumen de la oferta turística hotelera como la demanda de la misma, y esta se comportó el mes pasado de forma positiva. El grado de ocupación por plazas, esto es, el porcentaje de camas con inquilinos, alcanzó en octubre el 75%, lo que significa que tres de cada cuatro plazas ofertadas por los hoteles de las Islas estuvieron efectivamente ocupadas. En este caso no se trata de un nuevo récord –el grado de ocupación se fue en octubre de 2016 por encima del 81%–, pero sí de una tasa sensiblemente superior a la de 2019, el último año antes de la doble crisis de la covid y la inflación, cuando no llegó al 72%.

[object Object][object Object]
  • Los turistas que se alojaron el mes pasado en los hoteles de Canarias permanecieron en los establecimientos una media de 6,36 días, la cifra más baja en octubre desde 2007.
[object Object][object Object]
  • El mes pasado, el primero de la temporada alta turística, abrió sus puertas un total de 588 establecimientos, algunos de los cuales son complejos que albergan más de un hotel.
[object Object][object Object]
  • La ‘industria’ hotelera puso en el mercado en el primer mes de la temporada invernal un total de, exactamente, 113.119 habitaciones, el máximo registrado en un mes de octubre.
[object Object][object Object]
  • Los establecimientos de la Comunidad Autónoma facturaron en octubre una media de 104 euros por habitación, un 29% más que en el mismo mes de 2019.

Es más, ese 75% convierte a Canarias en el destino nacional con más camas hoteleras vendidas el pasado mes, y a mucha distancia del segundo, lugar que ocupa Baleares con menos del 66% de sus plazas turísticas sin el cartel de vacante. Además, el grado de ocupación en fin de semana alcanzó el 77%, también tres puntos por encima del registrado en el último octubre precrisis. Y si se toman como referencia las habitaciones, entonces el nivel de ocupación se dispara hasta superar ligeramente el 84%, cinco puntos por encima del 79% de octubre de 2019. En otras palabras: de cada cien habitaciones ofertadas en el mes inaugural de la temporada alta, 84 tuvieron inquilinos.

Empleo

Todo lo anterior se refleja, claro, en el empleo y los ingresos. Los hoteles del Archipiélago abrieron la temporada invernal con hasta 54.813 asalariados en nómina –no están incluidos todos esos puestos de trabajo que el negocio del alojamiento genera de forma indirecta–. Son 3.952 empleados más que en octubre de 2022 y, una vez más, el particular récord histórico en un décimo mes de ejercicio.

El único lunar en el arranque de la temporada invernal es la reducción de la estancia media

En cuanto al negocio propiamente dicho, es decir, a la facturación, la apertura de la temporada alta turística ha resultado igualmente positiva. Los hoteles de España ingresaron el mes pasado una media de 110 euros por cada una de las habitaciones ocupadas, una cuantía que en el caso de los alojamientos de la Comunidad Autónoma se fue hasta los 123 euros, casi un 12% por encima de la media nacional y cerca de un 22% superior a los 101 euros de 2019.

Con todo, el mejor indicador de rentabilidad no es tanto la tarifa por habitación ocupada como la tarifa por habitación disponible, que tiene en cuenta las estancias ofertadas pero no vendidas. Pues bien, los hoteles de las Islas facturaron en octubre 104 euros de media por cada una de sus habitaciones –todas–, la friolera de un 29% más que en el mismo mes de 2019 y, de hecho, la mayor cantidad de la historia, de nuevo, en el mes en cuestión. No en vano, los precios están también en máximos.