Agricultura acusa a Vanoostende de ocultar la devolución de ayudas por el volcán

La Consejería estudia como compensar a los productores que deben reintegrar 3,5 millones

Asprocan afirma que "se sabía que había que devolver" pero que se dejó sobre la mesa una solución

Un trabajador carga una piña de plátanos.

Un trabajador carga una piña de plátanos. / Andrés Gutiérrez

Salvador Lachica

Salvador Lachica

La Consejería de Agricultura no cuestiona cómo se concedieron en 2021 las subvenciones a los agricultores palmeros afectados por el volcán, ni siquiera tampoco que la computación final en diciembre del pasado año, incluyendo los precios reales de explotación, incluyera fincas fuera de La Palma.

El «problema político» que denuncia el director general de Agricultura, Javier Gutiérrez Taño, es que la ex consejera, Alicia Vanoostende, «ocultó deliberadamente» en diciembre de 2022 el número de agricultores afectados por las devoluciones de las ayudas a cuenta «y la cuantía que debería devolver cada uno».

«En diciembre de 2022 se publicó la resolución sobre las compensaciones de explotación ocultándose los reintegros, los agricultores avisaron a la Consejería de ese hecho y, posteriormente, se publicó una segunda resolución en la que tampoco se puso la cuantía», afirma Gutiérrez Taño.

En definitiva, el actual equipo de Agricultura considera que el anterior, con Vanoostende al frente, «no fue transparente».

El montante que se debe devolver solo supone el 12,5% del total de 28’6 millones de las subvenciones

Una acusación que es rebatida por la ex titular de Agricultura y actual diputada por La Palma: «no ocultamos nada, el decreto incluyó a todos los que tenían derecho de abono y, a petición del sector, en una resolución posterior contabilizamos a 0 los que no tenían derecho a subvención».

«Estos ataques son gratuitos, y no solo van dirigidos a mí, sino que cuestionan el trabajo del equipo técnico de la Consejería y a las asociaciones y organizaciones agrarias, que trabajaron codo con codo con la Consejería», insiste Vanostende.

Por su parte, Gutiérrez Taño incide en que «lo ocultaron porque en campaña electoral no querían que los agricultores afectados protestaran y es un problema heredado que podrían haber dejado resuelto en su momento, porque el nuevo equipo no sabía nada de esto».

En este punto, la ex consejera afirmó que «no pensábamos en las elecciones pero otros, quizá, sí, pues para ellos la campaña electoral empezó con el volcán».

«La secretaria general técnica de Narvay Quintero es la anterior jefa de los servicios jurídicos y es quien revisó toda la documentación, además el anterior director general de Agricultura informó a Gutiérrez Taño de todo», contrarrestó Vanoostende.

Esta guerra política entre el anterior equipo de Agricultura y el actual pilla en medio a los productores y afecta al 36% de los 3.600 que se acogieron a las subvenciones por el volcán, que ascendieron a un total de 28,6 millones de euros. La cifra a devolver, 3,5 millones, representa el 12,5% del dinero repartido a cuenta.

Desde la  Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan) se asegura que «no hubo ocultación», aunque sí reconoce que «la solución al problema quedó como tarea pendiente a resolver», tal y como aseguró su presidente, Domingo Martín.

Para Martín, «si en la resolución final se computa 0, se intuía que era porque habría que proceder a una devolución, además se habló porque todos los afectados estábamos en las reuniones».

«La consejera se esforzó mucho para dar muy pronto las subvenciones, adelantándose al precio real de mercado porque ese dinero se necesitaba de forma urgente», afirmó Martín.

El problema es que «los precios ese año fueron impensables», pues triplicaron las previsiones, motivo por el que varios agricultores deben devolver lo recibido.

«Cualquier consejero, de cualquier color político, se habría equivocado en esa situación», insistió.

Según los datos que obran en poder de los responsables de la política agraria del Archipiélago, 24 beneficiarios deben reintegrar más de 20.000 euros;, 29 tendrán que devolver entre 10.000 y 20.000 y 107 agricultores entre 5.000 y 10.000 euros. El grueso de los productores agrícolas que debe reembolsar parte de las ayudas por pérdida se concentra entre los 542 que abonarán entre 1.000 y 5.000 euros y los 532 beneficiarios con cuantías que oscilan entre los 100 y 1.000 euros devolver. Únicamente 60 productores tendrán que reintegrar menos de 100 euros.

Para solventar el problema, Gutiérrez afirma que se está estudiando tanto «aceptar el fraccionamiento del pago» de las cantidades a devolver como otro tipo de compensaciones.

Las subvenciones para compensar la comercialización de la fruta incluían los supuestos de que el terreno estuviera sepultado por la lava, no se pudiera acceder al mismo o que el producto estuviera afectado por la ceniza, y es en este punto donde Asprocan incide en que puede estar la solución al problema.

«Limpiar los productos de ceniza para poder ser comercializados conllevó unos sobrecostes que se pueden compensar, porque esa linea de subvenciones no se agotó, pero no solo a los 1.296 agricultores afectados por las devoluciones, sino a todos los productores en su totalidad», concluyó el presidente de Asprocan.