Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ACTIVOS

Tejidos antimanchas a prueba de covid

El grupo Aquaclean produce telas para el hogar en las que los lamparones desaparecen solo con agua y que, además, repelen los virus

Planta de tratamientos de hilado del grupo Aquaclean en Muro.

¿Quién no ha pasado por el mal trago que supone manchar el sofá o las sillas de casa? ¿Cuántos de estos muebles han acabado cubiertos por una manta o una tela para disimular los lamparones? Pues bien, hay un grupo empresarial que ha dado con la tecla para evitar estos desagradables incidentes, y que ha conquistado los mercados internacionales más exigentes con su innovadora propuesta. Se trata del grupo textil Aquaclean, con empresas en los municipios alicantinos de Alcoy, Cocentaina y Muro, que ha desarrollado un tejido de alto componente técnico en el que las machas desaparecen como por arte de magia simplemente con agua. Por si esto fuera poco, la tela en cuestión también cuenta con la singularidad de que repele los ácaros e incluso los virus, algo a tener muy en cuenta en los tiempos que corren con el covid.

Fue hace justo 60 años cuando la firma empezó a dar sus primeros pasos de la mano del empresario alcoyano Rafael Pascual Albero. Desde el principio, la compañía se centró en dos tecnologías, como son la tejeduría y el flocado, que continúan siendo su santo y seña en la actualidad. La evolución, eso sí, ha sido vertiginosa a lo largo de todo este tiempo, en una trayectoria de éxito apoyada en la innovación y los altos estándares de calidad.

Según explica el hijo del fundador, Rafael Pascual Bernabeu, actualmente al frente de la empresa, "nuestra filosofía ha sido siempre la de apostar por la diferenciación del producto, en lugar de competir a través de los precios".

Fruto de ese espíritu nació en los años 90 el courtisane, un tejido para tapizados con facilidad para la limpieza, que marcó un antes y un después para la compañía, hasta el punto de que le permitió lanzarse a la conquista de los mercados internacionales y estar presente en más de 80 países.

En la actualidad, el grupo textil continúa triunfando, en este caso con otro tejido que se podría considerar heredero del courtisane, pero con el que la compañía ha dado varios pasos más hacia adelante. Se trata, en concreto, del aquaclean, una tela en la que cualquier tipo de mancha, incluso algunas tan complicadas como las de bolígrafo, desaparecen de un plumazo simplemente al aplicárseles agua y frotar suavemente. ¿Y cuál es la fórmula que ha permitido concebir un producto tan revolucionario? Rafael Pascual Bernabeu explica que "lo que hacemos es superponer un repelente de líquidos ligero, así como un detergente microencapsulado que se activa cuando se le vierte el agua. Hablamos de una química no invasiva que ofrece excelentes resultados".

Por si esto fuera poco, el tejido en cuestión también ha ido incorporando otras propiedades, como es un sistema de protección antiácaros, para evitar las alergias, así como otro virucida, todo ello debidamente certificado. El aquaclean también se comercializa en otras versiones superiores e incluso más resistentes, como la diseñada para facilitar la convivencia con mascotas, o la que incorpora un retardante para el fuego, especialmente concebida para el mercado del contract.

"De lo que se trata -señala el gerente- es de aportar la máxima tranquilidad a los consumidores. Si una persona realiza una inversión notable en un sofá, lo que pretendemos es que no se tenga que preocupar por las manchas, ni que deba recurrir a tapar el mueble con una manta para protegerlo".

La compañía, además, está apostando por la sostenibilidad, hasta el punto de que está desarrollando actualmente una línea de tejidos totalmente reciclados a partir de botellas de plástico. En cualquier caso, Rafael Pascual Bernabeu huye de la imagen de contaminante y gran consumidor de agua que rodea al sector textil. "Eso -destaca- puede suceder en la ropa de usar y tirar, pero no en tejidos como los nuestros, concebidos para tapizar sofás, sillas o cabeceras de cama, que duran una media como mínimo de diez años. La huella de CO² es muy baja".

El Grupo Aquaclean está liderado por la empresa Interfabrics, centrada en telas para tapizar, y sus fábricas proveedoras Antecuir, Textiles Pascual y Pascual & Bernabeu. A ellas hay que añadir Destiny Decor, que fabrica cortinas técnicas y tradicionales, y Serpiscolor, que ofrece servicios de estampación y acabados para textiles de terceros clientes. Además, el grupo suma una almacén comercial en Polonia.

En conjunto, aglutinan a 450 trabajadores, en una clara filosofía Made in Spain. El responsable empresarial señala a este respecto que, "aparte del negocio, nosotros tenemos un claro compromiso social con el territorio. Y no hablamos sólo de nuestra propia compañía, sino que también generamos grupos de interés con proveedores, empresas de servicios y las familias que dependen de ellas. Tenemos una responsabilidad con nuestra gente, que consideramos un deber".

La facturación en el año que acaba de finalizar se situó en 60 millones de euros, después de la ligera caída experimentada en 2020. "La demanda no bajó, pero el confinamiento nos impidió alcanzar la producción deseada", destaca Pascual Bernabeu, quien añade que la firma fabrica siete millones de metros de tela al año.

Su presencia en los mercados internacionales, además, le permitió elaborar la tapicería de la película coreana Parásitos, de gran éxito en las taquillas de todo el mundo. Una anécdota, pero que refleja la vocación internacional de esta compañía arraigada a la tierra que la vio nacer.

Compartir el artículo

stats