Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Candidata por UPyD a la Alcaldía de San Bartolomé de Tirajana

Heidi Álamo: "Siendo lesbiana, llegar a ser alcaldesa es un gran paso"

"La bandera LGTB es un símbolo de tolerancia y sería interesante visibilizarla en los puntos de información turísticas", afirma la aspirante

Heidi Álamo.

Heidi Álamo. LP / DLP

¿Qué hace una mujer como usted en un partido que no goza de buena salud?

Creo en mi partido y en que estamos haciendo las cosas bien. Cuando una formación es democrática cada uno puede pensar y dar su opinión. Reconozco que estamos pasando por un momento complicado, pero es precisamente por hacer las cosas bien, por no pactar con cualquiera a cualquier precio; por no intercambiar sillones con nadie y por tener las manos bien limpias y los bolsillos vacíos de habernos gastado el dinero en defender a la gente.

Usted no duda en mostrarse como lesbiana visible casada con otra candidata del partido. ¿Es UPyD un partido rosa, qué propuestas lleva en su programa dirigidas al colectivo LGTB [lesbianas, gays, transexuales y bisexuales]?

Prefiero identificar a UPyD como un partido magenta que lleva la bandera del arcoíris con orgullo y que tiene un fuerte compromiso con la comunidad LGTB. Estamos dispuestos a apoyarlos de verdad y no solo a prometer. Para ello hemos venido presentado propuestas en todas las instituciones que tenemos representación. Desde medidas para acabar con el acoso homofóbico y transfóbico en centros educativos hasta propuestas de leyes nacionales que protejan los derechos de las personas transexuales. Y en esta línea quisiera trabajar en San Bartolomé de Tirajana.

¿Cuáles serían sus cinco medidas urgentes si llegara a ser la alcaldesa?

Para empezar ser una alcaldesa lesbiana visible ya es un paso hacia la igualdad del colectivo. Hasta ahora son muy pocas las mujeres con poder que se atreven a visibilizarse y creo que mostrarme tal como soy puede ayudar muchísimo. Centrándome en las medidas urgentes que usted pregunta, creo que hablar del Sur es hablar en primer término de turismo, incentivar a los empresarios para que inviertan, controlar la actividad ilegal, animar a renovar las zonas comerciales, además de apostar por eventos o espacios que puedan activar la economía... El colectivo LGTB de un centro comercial como el Yumbo es sin lugar a dudas quien ha movilizado buena parte del sector económico de la zona y es necesario coordinarse con ellos para que puedan seguir haciéndolo e incluso mejorarlo. Creo que actualmente el Ayuntamiento está demasiado al margen y no es capaz ni de saber la cantidad de euros que genera un evento que lleva su nombre, me refiero al Pride de Maspalomas, y cuánto verdaderamente se revierte en el municipio o se acaba yendo al extranjero.

¿Colocaría usted una bandera gay en el Ayuntamiento?

Claro, por qué no. La bandera LGTB es un símbolo de tolerancia y sería interesante visibilizarla en los puntos de información turísticas. Somos el primer destino LGTB de sol y playa del mundo, ¿por qué no aprovechar este liderazgo?

Usted trabaja en la Administración, ¿alguna vez ha sufrido discriminación por ser su orientación?

Afortunadamente nunca me he sentido discriminada en mi entorno laboral. Siempre he tenido el aprecio de mis compañeros. En mi boda me sentí muy arropada por mi familia y amigos. Me siento una afortunada por ello.

¿Cree usted en la paridad? ¿Cuántas mujeres le acompañan en la lista?

Desde luego que sí. Es otra de nuestras luchas. El machismo sigue patente en muchos sectores y por ello desde nuestro partido seguiremos luchando para conseguir la igualdad real. Casi la mitad de mi lista somos mujeres pero sigue resultando muy complicado la participación de la mujer en la política porque se trata de un aspecto cultural. La mujer sigue estando fuera de la esfera pública y la política es el mayor espacio de lo público que sigue estando copado por los hombres.

Como municipio turístico es usted consciente de la importancia de dominar idiomas. ¿Habla usted inglés o alemán?

Desde luego en un municipio como San Bartolomé de Tirajana es indispensable hablar al menos inglés. Hay que intentar que en el Ayuntamiento ese sea el segundo idioma para que los turistas y residentes no se sientan, como es en estos momentos, abandonados, descuidados, porque no hay personal que los pueda atender, sino en su idioma, al menos en inglés. Aunque no nos hemos repartido ninguna concejalía contamos con un equipo de gente preparada que se maneja bien con los idiomas y que son profesionales de diferentes sectores que pueden aportar muchísimo a la concejalía de Turismo y al Ayuntamiento en su conjunto.

Compartir el artículo

stats